Hora de Córdoba
PARTES - E-mail - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS - AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS

El Negocio de los mosquiteros

Por Marc Biver
Martelange, Luxemburgo

El clamor publicitario alrededor de los mosquiteros en la lucha contra el paludismo puede resultar sospe-choso sobre todo cuando los organismos mundiales con pesadas burocracias (OMS, Banco Mundial, y muchas filiales de las Naciones Unidas) crean una actividad líder, o cuando Bill Gates las utiliza para darse un barniz humanitario.

¿Cuáles son los resultados de este programa gigantesco? Hoy se venden 25 veces más mosquiteros que hace 8 años atrás. Y sin embargo el paludismo aumenta en todas partes del mundo, pero sobre todo en África: 2 millones de muertos anuales. El precio de fabricación es de unos 30 euros. Quienes los distribu-yen gratuitamente a los africanos están pagados con el dinero de los contribuyentes da aquí o de allá abajo. La Cooperación luxemburguesa contribuye cada año a las organizaciones mencionadas con 19 millones de euros.

Una evaluación hecha en Costa de Marfil muestra que los mosquiteros recogidos a la salida del dormitorio después de una noche, tienen muchos agujeros, tienen casi la misma cantidad de mosquitos llenos de sangre que los lechos sin mosquiteros. Y lo mismo es para los lechos equipados con mosquiteros nuevos de 11 m2 y sin agujeros, 24% de los mosquitos han conseguido picar al durmiente porque una parte de su cuerpo estaba en contacto con el mosquitero.

En otro ensayo hecho por un equipo universitario (Doanino et al., Medicinas tropicales, 59,349,1999) no se pudo observar ninguna reducción de la malaria en una ladea de 720 habitantes después de que todo el mundo fue obligado a dormir bajo un mosquitero. En Uganda (F. Nuwara, Health Services, Bashenyi) los mosquiteros fueron distribuidos a 346 hogares. No se pudo comprobar ningún impacto sobre la morbi-lidad.

Los mosquiteros provistos hoy sobre la marcha están impregnados con un insecticida. E único autorizado por la OMS es el piretroide. Los mosquitos se han habituado a este producto. Su resistencia alcanza al 50% como lo documentan numerosos estudios científicos. Además, este insecticida que se dice es biológico, que su origen proviene de una planta, es actualmente producido químicamente. Sus efectos cancerígenos, mutagénicos, neurotóxicos son perfectamente conocidos mientras que el DDT, que fue prohibido, no posee ninguna toxicidad para los humanos. Ninguna. Sin embargo desde hace 50 años se ha tratado de probar lo contrario. En vano. Pero el DDT es más de 10 veces más eficaz y 10 veces menos caro.

Lo que es peor es que los fabricantes de los mosquiteros impregnados con piretroides no respetan las normas. Un control de calidad hecho por la OMS en 2003 sobre 120 muestras de 4 marcas distintas mostró que en el 90% de las muestras la concentración de la sustancia activa estaba un 50% por debajo de la norma y raramente el 10% lo cumplía las normas. Por ello su eficacia sobre los mosquitos es muy débil. En la mayoría de los casos, sólo la tercera parte de los mosquitos son muertos por el contacto. Más aún, después de algunos lavados todo el producto impregnado desapareció. Los mosquiteros sucios y llenos de transpiración atraen a los mosquitos.

De acuerdo con la revista del africasciencenews.org, en las riberas del Lago Victoria la mayor parte de los mosquiteros distribuidos gratuitamente son empleados para la pesca o el secado de los peces. Un estudio hecho sobre 6 países africanos (C.Baume, Am J Trop Med, 77,963, 2007) muestra que menos del 50% de las personas duermen bajo mosquiteros en las familias que los poseen. La excusa embarazosa de los africanos es las noches son demasiado calientes para dormir bajo un mosquitero.

Pero la causa real no sería otra que ellos deben dar de comer a sus niños antes de cazar a los mosqui-tos. Mientras que los países del norte no favorezcan las soluciones casi gratis como la tisana de arte-misia annua o el rociado interior de las casas con DDT, sino que subsidiarán los medios de lucha mucho caros para los africanos pero muy redituables para los industriales y funcionarios de nuestros países (como los mosquiteros y las píldoras ACT), el paludismo seguirá con su genocidio. En Abuja, en 1998, el programa “Roll Back Malaria” había sin embargo prometido con grandilocuencia a los africanos reducir a la mitad las muertes debidas a la malaria.

Marc Biver
Martlange, Luxemburgo



Grabe este artículo como PDF



Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:

Volver a la página Químicos y Pesticidas              Volver a la página Artículos

Vea el tiempo en Argentina

Usted es el visitante número

desde Noviembre 28, 2008
Vea aquí nuestras estadísticas



Vea desde donde nos leen
Locations of visitors to this page

Free counter and web stats
¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?