Hora de Córdoba
PARTES - E-mail - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS - AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS

Rayos cósmicos galácticos serían
los responsables del Agujero de Ozono

Por Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC
Marzo 27, 2009

Es la creencia popular que el Agujero de Ozono de la Antártida está causado únicamente por el cloro liberado de los CFC, según la teoría que mereció el Premio Nobel de Química de 1995. También le dieron a Al Gore un Premio Nobel por un fraude similar.

Acaba de ser publicado un estudio científico en el Physical Review Letters, titulado “Correlación entre Rayos Cósmicos y la Disminución del Ozono”, cuyo autor es Q.-B- Lu, del Departamento de Física y Astronomía de la Universidad de Waterloo, Ontario, Canadá. Su abstracto dice así:

Abstracto

Este estudio informa sobre confiable información durante el perído de 1980-2007 cubriendo dos ciclos completos de 11 años de rayos cósmicos (RC), mostrando claramente la correlación entre los RC y la disminución del ozono, especialmente la pérdida de ozono polar (agujero) en la Antártida. Los resultados proveen fuerte evidencia del mecanismo físico de la reacción inducida por electrones en las moléculas halogenadas juegan un rol dominante en la formación del agujero de ozono. Además, este mecanismo predice una de las pérdidas de ozono más severas en 2008-2009,y probablemente otro enrome agujero de ozono alrededor de 2019-2020, de acuerdo con el ciclo de 11 años de los rayos cósmicos.

Extractos del estudio de Q.-Lu:

Hay interés en el estudio de los efectos de los rayos cósmicos galácticos (RC) sobre el clima de la Tierra y el ambiente, particularmente sobre la cubierta de nubes global en la atmósfera baja (3 km) y en la disminución del ozono en la estratosfera. Lo primero ha llevado a un diferente escenario para el calentamiento global, mientras que lo segundo ha provisto de un no reconocido mecanismo para la formación del Agujero de O3.


Correlación inversa entre niveles de ozono y rayos cósmicos.
Los RC en línea magenta, y los niveles de ozno en verde y rojo,
de acuerdo con dos autores distintos.

Fuente: Q.-Lu

El descubrimiento de Svensmark y Friis-Christensen de la correlación entre RC y nubes ha motivado experimentos para investigar el mecanismo físico de la correlación. En contraste, el mecanismo de reacción promovido por electrones de los RC en la disminución del O3 fue inesperadamente revelado por primera vez a partir de mediciones de laboratorio por Lu y Madey. Entonces la evidencia de la correlación entre RC, disociación de clorofluorocarbonos (CFC), y la pérdida de O3 fue descubierto por información satelital por Lu y Sanche: el agujero de O3 está ubicado exactamente en la estratosfera del polo y a la altura de 18 kilómetros donde la ionización de los RC muestra su máximo.

Los rayos cósmicos son la única fuente de electrones en la estratosfera, mientras se sabe desde ha-ce mucho tiempo que las moléculas de halógenos (Cl, Br), tienen extremadamente grandes secciones transversales de adjuntos disociativos de electrones de baja energía. La última reacción será fuerte-mente aumentada cuando las moléculas halogenadas son absorbidas o embebidas en las superficies del hielo molecular polar, relevantes en las nubes estratosféricas polares (NEP) de hielo en la estra-tosfera polar invernal, como fue descubierto primero por Lu y Madey y subsiguientemente confirmado por otros en experimentos y cálculos teóricos.

Lea el estudio completo en este PDF.

Como se ha venido mostrando en este sitio de nuestros primeros artículos en 2001, la teoría del “dímero” de Molina y la destrucción del ozono, no pasaba la prueba ácida de la demostración en la realidad. Molina y Sherwood Rowland hablan de la destrucción de la molécula de CFC por la radiación UV y el comienzo del ciclo catalítico del cloro que haría que un solo átomo de cloro de los CFC destruyese hasta 100.000 molécu-las de ozono. El problema radica en que el ozono comienza a disminuir en la estratosfera del polo sur bastante antes de que los primeros rayos del sol llegase hasta ella. La reacción se estaba produciendo aun en la más completa oscuridad de la noche invernal, en cuanto se habían formado las nubes de cristales de hielo de diversos gases como ácido nítrico, CO2 y otros.

A medida de que la ciencia sigue avanzando en sus investigaciones, impulsadas por científicos que buscan la verdad y no la notoriedad o la difusión de agendas políticas, los mitos científicos que han llevado alarma innecesaria a la población irán cayendo uno a uno.

Ya ha sido destruido el mito de la peligrosidad del DDT, salvador de millones de vidas en el mundo, al haber sido reivindicado por la OMS, Organización Mundial de la Salud. El mito del calentamiento global catastrófico de Al Gore y James Hansen está siendo demolido ante nuestros ojos nada menos que por Madre Naturaleza, por la realidad de todos días y la acumulación diaria de evidencias sobre la disminución sin precedentes en más de 100 años de la actividad solar y su demostrada influencia sobre el clima.

Ahora cae el tambaleante mito del ozono y esperemos que otros mitos y otros fraudes científico-políticos que todavía perduran sigan el mismo camino arrollados por las evidencias que van aportando los científicos honestos.

Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC



Grabe este artículo como PDF



Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:

Volver a la página Capa de Ozono              Volver a la página Artículos

Vea el tiempo en Argentina

Usted es el visitante número

desde Noviembre 28, 2008
Vea aquí nuestras estadísticas



Vea desde donde nos leen
Locations of visitors to this page

Free counter and web stats
¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?