PARTES de PRENSA - E-MAIL - QUIENES SOMOS - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS -
AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS








APOLOGIA DEL TERROR

Desde San Rafael, Mendoza, nos escribe muy preocupado Raul A. Roldán, sobre una campaña iniciada en la región y la provincia, para impedir la reapertura del yacimiento de uranio de Sierra Pintada. Nos parecen atinadas sus observaciones y las publicamos a continuación. Al final de su carta nos permitimos agregar nuestros comentarios, porque consideramos que el tema es de suma importancia.



Ciertos y determinados intereses, están “jugando” con el desconocimiento y dudas de los habitantes de San Rafael, Pcia. de Mendoza, al generar una psicosis colectiva ante la posible reactivación del Yacimiento de Uranio de Sierra Pintada.

Este yacimiento, por razones de tipo económico (convertibilidad), paraliza sus actividades en 1995 ante la imposición gubernamental de importación de concentrado de Uranio.

Con la actual devaluación y por problemas en el mercado internacional en lo referido a la compra de este tipo de combustible, la CNEA considera continuar con las tareas de extracción de mineral en Sierra Pintada, con la finalidad de alimentar a las 2 Centrales Nucleares generadoras del 10% de la electricidad que se consume en el país, y fabricación de radioisótopos, para proveer a todo el sistema Hospitalario Nacional e industrias que aplican estos elementos importantísimos en la salud humana y gran parte de estudios especiales que hacen al desarrollo económico de la Nación.

Por causa y propias razones de un movimiento que se dice “ecologista”, defensor de productos alimenticios de origen orgánico elaborados en la zona, algunos directivos de empresas comerciales relacionadas con la industria vitivinícola, políticos y referentes turísticos (según sus propias apreciaciones, se verían “afectados” por Sierra Pintada), se comenzó a difundir de un tiempo a esta parte, el temor sobre contaminación ambiental, con consecuencias que, de acuerdo a sus propias estadísticas y estudios, serían las causales de tantos enfermos de cáncer existentes en el medio, desconociendo o considerando como “condicionados”, los informes, estudios de Impacto Ambiental y controles disponibles al respecto efectuados por la Universidad Nacional de Cuyo, Hospital Regional Teodoro Schestakow, Centro Regional de Aguas Subterráneas, Dirección General de Irrigación, Universidad Tecnológica Nacional y cuanto ente regulatorio y de control exista, incluidos aportes de Universidades Europeas que han trabajado sobre el tema.

Esto es “jugar” con el desconocimiento de la población e inclinarla a “justificar” sus intereses sin medir las consecuencias que traerían aparejado, al cierre definitivo del Yacimiento de Uranio más importante del País, dependiente del Estado Nacional, los tremendos costos que originaría esta decisión al Departamento, a la Provincia y a la Nación, y la psicosis de hacer creer a la Población que está viviendo en un lugar de “alta peligrosidad”, al manifestar que entre las colas de la Minería del Uranio, dispuestas en el Yacimiento, se entierran tambores con “residuos de centrales nucleares”, gestión que en ninguna parte del Mundo se efectúa sin contar con instalaciones especiales para tal fin debido al peligro radioactivo de este tipo de residuos generados en dichas Centrales, que no tienen nada que ver con los residuos de una actividad minera como los de Sierra Pintada.

Suponemos como se deben sentir ante estas manifestaciones los científicos y profesionales de la U.N.C., U.T.N. y todo Académico cuando se desconfía de sus datos y actividades. Un científico, médico, ingeniero o profesional respaldado por una Institución Universitaria, ante estas manifestaciones, encuentra desautorizadas sus apreciaciones e informes por personas sin criterio ni idoneidad, (sería como hacer caso a un “curandero” y no a un médico profesional). Cuidado con esto.

Son muchos los intereses económicos y especialmente de origen foráneo que tratan de socavar las bases de adelantos científicos conseguidos desde hace tiempo por nuestro País que son de reconocimiento mundial.

Las causas generadoras de una enfermedad “maldita” como el Cáncer son varias y complejas.

Los miembros de la C.N.E.A. no son “dementes” ni desarrollan una actividad inhumana, todo lo contrario.

¿Alguien tuvo en cuenta que las Radiografías, Tomografías, Resonancias Magnéticas y muchos estudios especiales que se realizan en medicina son efectuados por medio de la Energía Nuclear?, y específicamente, ¿Qué enfermo de cáncer luego de una intervención quirúrgica no es “irradiado” con Cobalto 60 para que la “maldita enfermedad” no se propague por el resto del organismo?

El Cobalto 60 se produce en nuestro país en la Central Nuclear de Embalse en Río III, Córdoba, y dicha Central funciona con Uranio Natural extraído de Sierra Pintada. Las jeringas, agujas y materiales descartables utilizados en medicina en todo el País, son esterilizados por Irradiación antes de salir al mercado mediante material radioactivo del mismo origen en la Planta que dispone la C.N.E.A. en Ezeiza (Bs. As.)

En E.E.U.U. se irradian alimentos para consumo de su propio país, como el caso de las “famosas” hamburguesas de una conocida cadena de restaurantes. La misma exigencia se utiliza para productos alimenticios que les llegan del extranjero.

PENSEMOS
entonces antes de actuar por apresuramientos impuestos con otros fines.

La información, el estudio y la confianza puesta en Instituciones serias e idóneas, llevan al progreso y bienestar de los países desarrollados o de 1
er Mundo.

Cuando se habla de “cosas terribles”, muy común en el mundo actual y en nuestra sociedad, es peligroso.

Con intereses creados especialmente para tal fin, se “inflan” desacreditaciones. Esto ocurre a cada momento y en todos los niveles.

Ello está explicado en un proyecto científico presentado por un estudiante de sociología de Idaho, EEUU, que le valió una consideración especial al demostrar a que grado se puede llevar a la sociedad, condicionada a alarmarse con el Medio Ambiente con razones supuestas o falsas para generar el MIEDO con fines determinados.

Para su proyecto, pidió a cincuenta personas que firmaran una petición de control o directamente prohibir el uso de la sustancia química monóxido de dihidrógeno y para ello expuso las siguientes razones:

  1. Puede causar vómitos y sudoración excesiva.
  2. Es uno de los componentes de la lluvia ácida.
  3. En estado gaseoso puede causar serias quemaduras.
  4. Su inhalación accidental puede ser mortal.
  5. Contribuye a la erosión.
  6. Disminuye la efectividad de los frenos en los Automotores.
  7. Ha sido encontrado en tumores de cáncer terminal.

De las cincuenta personas, cuarenta y tres firmaron por la prohibición de esta sustancia. seis se mostraron indecisos y sólo uno sabía que el Monóxido de Dihidrógeno es el AGUA NATURAL, fundamental para la vida en el Planeta.

El título del proyecto del Estudiante era “¿QUE TAN MANIPULABLES SOMOS?”.

PIENSE

Raul A. Roldán
L.E. 4.972.101



OPINIÓN DE FAEC:

Actualmente, una de las religiones más poderosas en el mundo occidental es el ecologismo. Parece ser la religión elegida por los ateos urbanos. De manera creciente, en el tema "ecología", parece que los hechos comprobados no son necesarios, porque los argumentos ecologistas son acerca de creencias. De allí nace el nefasto Principio de la Precaución. No es necesario presentar las pruebas concluyentes para culpar a nadie: la mera sospecha es suficiente para condenar a cualquier inocente. La acusación es la condena.

Aunque esta idea resulte repugnante para el concepto básico de la Justicia entre los Humanos, es la Piedra Fundamental del Ecologismo, filosofía en donde los humanos ocupan el último lugar en la escala de valores de esta gente – muy por detrás de los sapos, las ballenas, los elefantes o los mosquitos.

Con tantos fracasos comprobados en temas de denuncias sobre inminentes catástrofes que jamás se hicieron realidad, y peligros más imaginarios que reales, uno creería que las denuncias ecologistas se harían más cautelosas. Pero no si se trata de una religión. Recordemos que el loco de la plaza que carga un cartel profetizando el fin del mundo, no se retira cuando el mundo no se acaba el día esperado por él. Simplemente cambia el cartel, le pone una nueva fecha para el Día del Juicio, y regresa a caminar por las calles. Una de las características que definen a las religiones es que sus creencias no tienen problemas con los hechos – porque ellas no tienen nada que ver con hechos.

Es el tema recurrente en las denuncias sobre los peligros de la radioactividad que los monjes de la religión ecologista nos regalan tan a menudo. Cuando esas denuncias se analizan y se contrastan con los hechos científicos se comprueba que el conflicto ciencia-religión es grave. O la una o la otra. Ambas, en el mundo de la ecología, no tienen cabida. Lo peor de todo es que la ciencia no puede hacer casi nada contra las afirmaciones religiosas: los Dogmas son impermeables a la Razón. Se tiene Fe o no se tiene Fe. Y la gente que carece de conocimientos técnicos es una presa muy fácil para quienes necesitan asustar a sus “clientes” para poder hacer su negocio.

No servirá de nada explicarles a los aterrados pobladores de San Rafael que la radioactividad que proviene del yacimiento de Sierra Pintada, lejos de ser perjudicial para la salud es altamente beneficiosa – tal como fue determinado por miles de estudios sobre el tema y anunciado públicamente por la organización de las Naciones Unidas que más sabe sobre el asunto radioactividad en el mundo: el UNSCEAR, o Comité Científico de las Naciones Unidas para el Estudio de Efectos de las Radiaciones Atómicas.

El UNSCEAR dejó establecido científicamente en marzo de 1994 que las radiaciones de bajo nivel – tal como la radiación natural de fondo de las regiones montañosas o cercanas a yacimientos de uranio – “son altamente benéficas para las salud de hombres y animales, porque potencian al sistema inmunológico y contribuyen a elevar las defensas contra enfermedades infecciosas y cánceres,” y confieren a las poblaciones cercanas mayor fertilidad, y mayor longevidad.

No servirá de nada que se le diga a la gente que las aguas termales tienen su poder curativo por la elevada radioactividad que contienen. La gente acude a las termas de todas partes del mundo para curarse, y de hecho muchos ven sus males curados o aliviados en gran medida – a pesar de que los niveles de radioactividad que contienen sobrepasan con creces cualquiera de los valores prohibidos por las regulaciones en la materia, y esas instalaciones de baños termales serían clausuradas si fuesen centros industriales.

Las mentes que han sido presas del miedo y del pánico pierden su capacidad de razonar con eficacia, y dejan a las personas a merced de la inescrupulosa prédica de los avivados de siempre que, por lo general, siguen directivas muy precisas de organizaciones multinacionales del ecologismo que se dedican a entorpecer y retrasar a toda costa el desarrollo de los países pobres, dejándolos a merced de las políticas diseñadas en los grandes centros de poder de Europa y los Estados Unidos.

¿Cuál es la solución al problema? Conocer, informarse, aprender, y ser capaz de darse cuenta cuando se les quiere cambiar oro por cuentas de colores. Los estudios realizados por Universidades y centros técnicos y científicos – no sólo provinciales o nacionales, sino a nivel mundial, son de incontrovertible e irrefutable seriedad y validez, mientras que las denuncias del ecologismo no resisten ni el más superficial de los análisis. No hay seriedad en las denuncias, porque su base no es científica ni se basa en los hechos comprobados. Son apenas parte de un evangelio de una religión que predica el miedo y el antihumanismo.

Y contra ello, poco puede hacer la Ciencia, aparte de mostrar la verdad de los hechos, y esperar que la gente pueda comprender la manera en que está siendo engañada – y no permita que se la siga estafando.

Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC

Vea el tiempo en Argentina




Volver a la página Energía Nuclear              Volver a la página Artículos

Usted es el visitante No.:

desde Enero de 2002
FastCounter by bCentral

Vea aquí otras interesantes
estadísticas de la página

¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?