POLÍTICA | E-mail | CORREO RECIBIDO | EL LIBRO | ARTíCULOS | AMAZONAS | CLIMA | PESTICIDAS | CLIMA | ENERGÍA | Ondas EM | ENGLISH VERSION | PILOT NOTES | LINKS


Hora de Córdoba




Suscríbase al
Newsletter de FAEC
Escriba su Email


Preview | FeedBlitz

Compre ahora el libro
Clima Feroz
Por Eduardo Ferreyra
Apoye la edición independiente: compre este libro en Lulu.


EL NIÑO/NIÑA



  • Manchas Solares

    Condiciones en el Sol

    Sea Ice Extent
    Hielo Marino


    Temperatura Polo Norte


    Pronósticos del Tiempo


    Blogs: escépticos del clima en Inglés

    William M. Briggs
    Climate Audit
    Climate Change Facts
    Climate Change Fraud
    Climate Police
    Climate Resistance
    Climate Scam
    Climate Science
    CO2 Science
    CO2 Sceptics
    Friends of Science
    Global Climate Scam
    Global Warming Heretic
    Global Warming Hoax
    Global Warming Skeptic
    GlobalWarming.org
    Greenie Watch
    Bruce Hall
    Warwick Hughes
    Lucia Liljegren
    Jennifer Marohasy
    Warren Meyer
    Maurizio Morabito
    Luboš Motl
    Tom Nelson
    Newsbusters climate
    Niche Modeling
    Planet Gore
    Really Real Climate
    Roger Pielke Sr.
    Fred Singer
    David Stockwell
    Philip Stott
    Anthony Watts
    World Climate Report

    Videos de Interés
    Penn and Teller -Genial!

    El Gran Timo del Calentamiento Global

    El Gran Timo...
    en 8 partes breves
          ARTICULOS
    RECOMENDADOS


    Estudios Solares de Theodor Landscheidt



    El Mito de La radiación de
    Fukushima en el Océano Pacífico

    Por Eduardo Ferreyra
    Presidente de FAEC
    Enero 9, 2014

    Durante mucho tiempo hay una imagen de la organización NOAA, Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de los Estados Unidos que está siendo usada para impulsar el miedo o el pánico por el alcance del escape de radioactividad del reactor de Fukushima. Esta es la imagen que seguramente todos han visto y seguirán viendo durante mucho tiempo más.

    Se pretende hacer creer a la gente que las líneas violetas, rojas, y amarillas es la radioactividad que llega a las costas de América. Cualquier inocente persona que no tiene la preocupación de estar actualizado en términos científicos, es decir, algo así como el 98% de la población del mundo, con toda seguridad comenzará a preocu-parse y los más neuróticos elevarán sus niveles de estrés hasta la estratosfera, perjudicando seriamente a su sistema inmunológico. Si sus defensas disminuyen lo suficiente, como está más que comprobado por la ciencia, es probable que esa gente pase a engrosar las estadísticas del VIH/SIDA aunque ningún virus extraño haya ingresado a su organismo. Parafraseando a John Wayne, “La vida es dura. Pero es mucho más dura si uno es estúpido... o muy ignorante.” Y esto es así porque es muy estúpido mantenerse en un nivel peligroso de igno-rancia cuando hay medios para librarse de ella.

    Esta imagen fue hecha por NOAA, y ha sido retocada de manera conveniente para los fines perversos de que quienes impulsan el miedo a la radioactividad, a las centrales nucleares y a la minería del uranio, para dar la impresión de que la radioactividad de Fukushima está llegando en gran cantidad a las costas americanas. Por ejemplo, mantiene el logo de NOAA para sugerir que la información proviene de una institución científica bas-tante seria (aunque no tanto según mi pobre opinión), pero no tiene una escala de colores por la que podríamos saber los valores de la radioactividad superficial de las aguas del Pacífico. La NOAA no haría tal cosa. La escala fue borrada con fines muy perversos: desinformar a la gente.

    Esta es la portada de una revista donde hablan de “Una Pesadilla Radioactiva – A medida de que la radioacti-vidad de Fukushima se extiende hacia nosotros el gobierno hace la vista gorda.” La fecha es de Junio de 2012, dos años después del accidente. Sin embargo, el sitio web Deep Sea News contiene un artículo que desmiente cualquier peligro, con abundante información sobre lo que realmente sucede y la gran campaña de miedo que los activistas están impulsando, mostrando lo desatinado de la publicación de la revista VC Reporter.

    Ahora examinemos este otro mapa del NOAA, el original, por supuesto, y comprobamos que se trata de un mapa del Índice Predictivo de la Altura de la Ola del Tsunami antes de que el tsunami llegase a las costas del Japón.

    Los mapas son casi iguales, tienen el mismo patrón de colores, las mismas formas. También notará usted que el primer mapa alarmista tiene a la derecha una escala poco visible… en centímetros! ¿Acaso la radioactividad se mide en centímetros? ¿O se mide en becquereles, sieverts, curies, rems, roentgens, etc… Los mapas también contienen un título para que podamos comprender el contexto del mapa.

    O bien, alguien ha interpretado mal al mapa original, están publicándolo junto con desinformación bien redactada con la esperanza de impulsar su causa perversa de provocar el pánico. Aunque es verdad que la radiación se filtra de Fukushima y se dispersa por el Pacífico, la radioactividad no llegará tan lejos como la presentan los alarmistas. Cuando se tome a un mapa o a un gráfico como evidencia asegúrese de toda la información científica relevante en el mapa o el gráfico para comprender lo que nos está diciendo. ¿Usted cree que el mapa que circula por la internet muestran realmente la radiación nuclear de Fukushima que se expande por el pacífico?

    Mapa del Terror No. 2: Espaguetis radioactivos atacan a Hawaii!

    Este no es un mapa de la radiación de Fukushima extendiéndose por el Pacífico. Es un mapa de la máxima altura estimada del tsunami Tohuku hecho por los modeladores del NOAA. De hecho, los tsunamis no transportan horizontalmente las partículas radioactivas en la superficie o a pocos centímetros de ella! De manera que no hay forma que un tsunami podría nunca expandir la radioactividad, excepto localmente a escalas de varios kilómetros a medida de que las olas quiebran sobre la playa. Queridos VC Reporter, lamento informarles que la imagen de su tapa podría ser el símbolo para la importancia de chequear y revisar la información periodística en los próximos años antes de cometer errores de información imperdonables.

    Actualización : Otra gran fuente para aprender acerca de la ciencia de la radiación de Fukushima.

    Para profundizar el conocimiento sobre la radiación de Fukushima en el océano, usted debería comprobar algunos posts del químico marino Jay T. Cullen en el blog Daily Kos, un químico en la Universidad de Victoria, porque le llevarán de paseo por la investigación más actualizada sobre la radiación de Fukushima proveniente de múltiples fuentes. Le recomiendo especialmente el último post sobre Actualización de Radionúclidos de Fukushima en el Pacífico Norte y en la Costa Oeste de los Estados Unidos donde discute la reciente detección de radiación de Fukushima en las costas de Canadá. Las observaciones más recientes de Junio 23013 muestran que la extensión del Cesio-137 está a la par de las predicciones de Rossi et al., pero las concentraciones son seguras y más bajas que lo predicho.

    Fuentes de la información