POLÍTICA | E-mail | CORREO RECIBIDO | EL LIBRO | ARTíCULOS | AMAZONAS | CLIMA | PESTICIDAS | CLIMA | ENERGÍA | Ondas EM | ENGLISH VERSION | PILOT NOTES | LINKS


Hora de Córdoba

Contador De Visitas

Suscríbase al
Newsletter de FAEC
Escriba su Email


Preview | FeedBlitz

Compre ahora el libro
Clima Feroz
de Eduardo Ferreyra


Click to get your own widget
CO2 vs. Temps



Estado Niño/Niña
Manchas Solares

Condiciones en el Sol

Sea Ice Extent
Hielo Marino


Temperatura Polo Norte


Pronósticos del Tiempo


Blogs: escépticos del clima en Inglés

William M. Briggs
Climate Audit
Climate Change Facts
Climate Change Fraud
Climate Police
Climate Resistance
Climate Scam
Climate Science
CO2 Science
CO2 Sceptics
Friends of Science
Global Climate Scam
Global Warming Heretic
Global Warming Hoax
Global Warming Skeptic
GlobalWarming.org
Greenie Watch
Bruce Hall
Warwick Hughes
Lucia Liljegren
Jennifer Marohasy
Warren Meyer
Maurizio Morabito
Luboš Motl
Tom Nelson
Newsbusters climate
Niche Modeling
Planet Gore
Really Real Climate
Roger Pielke Sr.
Fred Singer
David Stockwell
Philip Stott
Anthony Watts
World Climate Report

Videos de Interés
Penn and Teller -Genial!

El Gran Timo del Calentamiento Global

El Gran Timo...
en 8 partes breves
      ARTICULOS
RECOMENDADOS


Estudios Solares de Theodor Landscheidt



Cell phone video surveillance solution
La Hora de la Tierra: Una Disidencia

Por Ross McKitrick

WattsUpWithUp.com
Marzo 17, 2011

En 2009 un periodista me pidió mi opinión sobre la importancia de La Hora de la Tierra. Esta es mi respuesta.

Aborrezco a la Hora de la Tierra. La electricidad abundante y barata ha sido la fuente más grande de liberación humana en el siglo 20. Todos los avances sociales en el siglo 20 dependieron de la proliferación de elec-tricidad económica y confiable.

La libertad de las mujeres para trabajar fuera de sus hogares dependió de la disponibilidad de artículos eléctricos para liberar tiempo para las tareas domésticas. Sacar a los niños de trabajos menores y llevarlos a las escuelas dependió de la misma cosa, como también de la capacidad de proveer una segura iluminación interior para la lectura.

El desarrollo y la provisión de asistencia médica moderna sin electri-cidad es absolutamente imposible. La expansión de nuestro abaste-cimiento de alimentos, y la promoción de higiene y nutrición dependió de ser capaces de irrigar los campos, cocinar y refrigerar alimentos, y tener una constante provisión de agua caliente en los hogares.

Muchos de los pobres del mundo sufren condiciones ambientales brutales en sus propios hogares a causa de la necesidad de cocinar en su interior sobre fuegos que queman leña y guano de animales. Esto provoca defores-tación y la proliferación del humo -y enfermedades pulmonares relacionadas con los parásitos.

Cualquiera que desee ver el mejoramiento de las condiciones locales en el Tercer Mundo debería darse cuenta de la importancia del acceso a la electricidad barata generada por usinas que emplean combustibles fósiles. Después de todo, esa es la manera en la que se desarrolló Occidente.

Toda la mentalidad que rodea a la Hora de la Tierra demoniza a la electricidad. Yo no puedo hacerlo, en su lugar la celebro y todo lo que ha provisto a la humanidad.

La Hora de la Tierra celebra la ignorancia, pobreza y atraso. Al repudiar al gran motor de la liberación se convierte en una hora de devoto anti humanismo. Alienta al mojigato gesto de apagar triviales aparatos eléctricos durante un trivial período de tiempo, en aras de una mal definida abstracción llamada “la Tierra,” mientras que se retiene hipócritamente los verdaderos beneficios de una electricidad continua y confiable.

La gente que ve virtud en deshacerse de la electricidad debería desconectar sus heladeras, cocinas, microon-das, computadoras, calefones eléctricos, luces, TV y todos los demás artículos hogareños durante un mes, no una hora. Y presentarse en la unidad coronaria y pulmotores de los hospitales y desconectar allí también la electricidad.

No quiero volver a la Naturaleza. Viajar a zonas golpeadas por terremotos, inundaciones y huracanes para ver que tan lindo es volver a la naturaleza. Para los humanos, vivir en la “naturaleza” significa una vida más corta marcada por la violencia, enfermedad e ignorancia. Gente que trabaja para terminar con la pobreza y aliviar las enfermedades están luchando contra la naturaleza. Yo espero que llos dejen sus luces encendidas.

Aquí en Ontario, a través de las tecnologías de control de la polución e ingeniería de avanzada, nuestra calidad del aire ha mejorado desde los años 60, a pesar de la expansión de la industria y la provisión de electricidad.

Si, después de todo esto, vamos a tomar la visión de que las restantes emisiones al aire tienen más peso que todos los beneficios de la electricidad, y de que deberíamos estar avergonzados y tenemos que sentarnos en la oscuridad durante una hora, como niños malos que fueron sorprendidos haciendo algo malo, entonces estamos estableciendo que la naturaleza es un ideal trascendente, absoluto, que destruye todas las demás obligaciones éticas y humanas.

No gracias.

Me gusta visitar a la naturaleza pero no quiero vivir allí, y me rehúso a aceptar la idea de que la civilización, con todos sus inconvenientes, es algo de los que tenemos que avergonzarnos.

Ross McKitrick
Profesor de Economía
Universidad de Guelph
Canadá



Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:

Usted es el visitante No:
desde Diciembre 2006


Volver a la página Energía              Volver a la página Artículos

Click for Pilar Observatorio, Argentina Forecast

Locations of visitors to this page

Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

Speakeasy Speed Test

Free counter and web stats
¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?
Ranking entre sitios de la web


Usted es el visitante número

desde Noviembre 28, 2008
Vea aquí nuestras estadísticas


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?