Hora de Córdoba
PARTES - E-mail - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS - AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS

Una Puñalada por la espalda

Por Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC
Noviembre 23, 2008

Increíble, pero cierto, el Dr. James Hansen de la NASA, acaba de dejar muy mal parado a la organización Greenpeace. Se ha unido a los viejos desertores de Greenpeace como Patrick Moore y aboga fuertemente por la energía nuclear.

James Hansen, el semidiós del Olimpo del Calentamiento Global había viajado a Inglaterra para testificar a favor de los vándalos acróbatas y escaladores de Greenpeace acusados de causar daños en la torre de una estación generadora de electricidad que usa carbón. Greenpeace debe de haber sentido el terrible dolor de la puñalada “trapera” que significa una carta que para en unos días más Hansen le estará enviando al recientemente electo presidente Barack Obama aconsejándoles sobre la manera en que debe enfrentar el asunto del cambio climático.

En un mail que hemos recibido en FAEC, distribuido por Hansen a muchos científicos y grupos dedicados a estudio del clima, se solicita la opinión sobre el borrador de una carta que enviará al senador Obama y fu-turo presidente de los Estados Unidos donde le muestra “la verdad, toda la verdad” sobre el clima, pasado, presente y sobre todo, futuro.


Nota aparte: Entre otras cosas falta saber si el Senador Barack Obama será ungido como presidente el 10 de diciembre próximo, y eso depende de si su candidatura a la presidencia pasa la prueba de un análisis que está haciendo la Suprema Corte de Justicia de su país, sobre si realmente ha nacido en el país del norte (o en Hawai), o si en verdad ha nacido en Kenya como alegan las denuncias judiciales presentadas hace ya varios meses, y si tiene todavía la nacionalidad de Indonesia o la de su padre, la inglesa. Si las pruebas demuestran que ello es así, Obama no puede ser presidente porque no sería “norteamericano nativo”. Menudo órdago está por armarse.



El borrador de la carta puede obtenerse del mail que Hansen envía a todo el mundo, redactado como sigue:

----- Original Message -----
From: James Hansen [mailto:jeh1@columbia.edu]
To: funareco@gmail.com
Sent: November 21, 2008 6:32 PM
Subject: Tell Barack Obama the Truth -- The Whole Truth
….
A draft write-up, Tell Barack Obama the Truth -- The Whole truth, is at:

http://www.columbia.edu/~jeh1/mailings/20081121_Obama.pdf

Criticisms are welcomed -- it was written pretty quickly as I am leaving this weekend for a long trip.

Jim

El documento de unas siete páginas no es otra cosa que la vieja y remanida Letanía Verde, donde se dan como hechos comprobados las proyecciones de los modelos computados que él y sus amigos se divierten haciendo en sus horas de ocio. Su lectura resulta tan divertida como chupar un cucurucho de plomo. Pero después de cinco páginas de Letanía Verde y cánticos para el Coro del Tabernáculo del Cambio Climático, aparece un sorprendente subtítulo que parece caer como una Bomba H entre las filas de los acérrimos anti-nucleares activistas de Greenpeace. Al final de su exposición sobre los inmensos beneficios que la energía nuclear puede brindar a la humanidad, Hansen aconseja a Barack Obama algo que es una verdadera puñalada trapera para Greenpeace y el WWF:

La instalación de la energía nuclear de 4ª generación puede ser reforzada vía la cooperación con China, India y otros países. Es esencial que a los endurecidos “ecologistas” no les sea permitido demorar la Investigación y Desarrollo [R&D] sobre generación nuclear de 4ª generación.

De tal modo es deseable evitar nombrar en posiciones claves de la energía a personas con un historial de oposición al desarrollo de la energía nuclear. Por supuesto, la instalación de la energía nuclear es una opción local, y algunos países o regiones podrían confiar enteramente en otras fuentes de energía, pero a los oponentes de la energía nuclear no se les debería permitir negar esa opción a todos los demás.


Nos podemos imaginar la acidez de estómago que tienen que tener los dirigentes de Greenpeace y del WWF en estos momentos. No es algo que un Alka-Seltzer les podrá calmar. El informe de Hansen sobre la energía nuclear para un futuro mejor para el mundo dice así: ENERGÍA NUCLEAR

Es necesaria alguna discusión sobre la energía nuclear. La energía nuclear de 4ª generación tiene el potencial de proveer una carga base de energía eléctrica segura con despreciables emisiones de CO2.

Hay alrededor de un millón de veces más energía disponible en el núcleo, comparada con la energía química de las moléculas explotadas en el quemado de los combustibles fósiles. En los actuales reac-tores de fisión nuclear, los neutrones producen la fisión del núcleo liberando energía como también neutrones adicionales que mantienen a la reacción. Los neutrones adicionales nacen con una gran cantidad de energía y son llamados neutrones 'rápidos'. Más reacciones se producirán si esos neutro-nes son frenados mediante colisiones con materiales no absorbentes, convirtiéndose en neutrones 'térmicos' o lentos.

Todas las plantas en los Estados Unidos son hoy reactores de agua liviana [LWR: Light Water Reac-tors], que emplean agua ordinaria (en oposición al 'agua pesada') para frenar los neutrones y enfriar al reactor.

El uranio es el combustible en estas plantas de energía. Un problema básico con este acercamiento [a la producción de energía] es que 99% del combustible de uranio termina sin ser quemado (no fisiona-do). Además de echar a la basura la mayor parte de la energía potencial, los residuos de larga vida (plutonio, americio, curio, etc.) requieren un aislamiento geológico en repositorios como el de Yucca Mountain.

Existen dos alternativas convincentes para enfrentar estos asuntos, y ambas serán necesarias en el futuro. La primera es construir reactores que mantengan a los neutrones 'rápidos' durante las reaccio-nes de fisión. Estos 'reactores rápidos' pueden quemar totalmente al uranio. Además, ellos pueden quemar los residuos nucleares de larga vida produciendo un pequeño volumen de residuos con vida media de apenas unas pocas décadas, solucionando enormemente así el problema de los residuos nucleares.

La otra alternativa convincente es el uso del torio como combustible en los reactores térmicos. El torio puede ser usado de una manera que prácticamente elimina la formación de residuos nucleares de larga vida.

Los Estados Unidos eligieron el camino de desarrollar a los LWR en 1950 para la nergía nuclear de uso civil porque la investigación y el desarrollo ya habían sido hechos por la Marina y por ello presentaba el concepto de reactor de tiempo más corto al mercado de los que estaban en consideración. Se le dio poco énfasis al tema de los residuos nucleares. La situación hoy es muy diferente.

Si se debe usar a la energía nuclear para reemplazar al carbón, en los Estados Unidos o en los países en desarrollo, el asunto de los residuos, seguridad y proliferación se hace de máxima importancia.

Las plantas de energía nuclear que se construyen hoy, o están en etapas avanzadas de diseño, en los Estados Unidos, Europa, Chinay otros lugares, son sólo LWR mejorados. Tienen operaciones simpli-ficadas y nuevas características de seguridad adicionales, pero fundamentalmente son del mismo tipo, producen copiosos residuos nucleares y siguen siendo costosos. Parece ser posible que ellos sólo permitirán a la energía nuclear seguir jugando un rol comparable al que juegan en la actualidad.

Tanto los reactores rápidos como los de torio fueron discutidos en nuestro taller del 3 de noviembre pasado. El concepto del Reactor Rápido Integral [IFR: Integral Fast Reactor] fue desarrollado en el Laboratorio Nacional Argonne y ha sido construido y probado en el Laboratorio National Idazo. El IFR mantiene a los neutrones 'rápidos' usando sodio metálico líquido como refrigerante en lugar de agua. También hace más fácil el procesado del combustible al usar la forma sólida metálica para el combus-tible. El IFR puede quemar a los residuos radioactivos actuales, produciendo electricidad durante el proceso. Todo el reprocesado se hace dentro las instalaciones del reactor (de allí el nombre de “integral”) y fueron incluidas y probadas muchas características de seguridad mejoradas, tales como la capacidad de apagarse con toda seguridad bajo severos escenarios de accidentes.

El Reactor de Flúor Líquido y Torio [LFTR: Liquid-Fluoride Thorium Reactor] es un concepto de reactor de torio que emplea la sal estable de flúor para el medio donde ocurre la reacción atómica. Esta forma de combustible provee de flexibilidad a la operación y elimina la necesidad de fabricar elementos combustibles.

Esta característica resuelve la mayor parte de las preocupaciones de que han impedido que el torio sea empleado en reactores alimentados con combustibles sólidos. El combustible líquido en el LFTR es también fácil de procesar y de separar sus productos de fisión útiles, tanto estables como radioacti-vos. También tiene el LFTR el potencial de destruir a la actuales residuos nucleares, aunque con una menor eficiencia que los reactores rápidos como el IFR.

Ambos reactores, el IFR y el LFTR operan a baja presión y altas temperaturas, a diferencia del los reactores LWR de hoy. La operación a baja presión alivia en mucho el riesgo de accidente de los LWR. Las altas temperaturas permiten que más calor del reactor sea convertido en electricidad (40% en el IFR, 50% en el LFTR versus 35% en los LWR). Tanto el IFR como el LFTR tienen el potencial de ser enfriados con aire y usar el calor remanente para desalinizar agua de mar.

Los IFR y LFTR son de 100 a 300 veces más eficientes en el uso del combustible que los LWR. Además de resolver el problema de los residuos nucleares, pueden operar durante varios siglos usando sola-mente el uranio y el torio que ya ha sido extraído de las minas. Detal modo eliminan las críticas de que la minería del combustible nuclear usará combustibles fósiles y contribuirá con el calentamiento global.

La campaña de Obama, muy apropiada en mi opinión, se opuso al repositorio de Yucca Mountain. Por cierto, hay formas mucho más efectivas de usar los $25.000 millones obtenidos de las plantas de electricidad durante los pasados 40 años para manejar la disposición final de los residuos. Estos fon-dos deben ser usados para desarrollar reactores rápidos que comen los residuos y los reactores de torio para impedir la creación de residuos nucleares de larga vida. Por medio de las leyes, el gobierno federal debe tomar la responsabilidad por el actual existente combustible gastado, de manera que la inacción no es una opción.

El desarrollo acelerado de los reactores rápidos y de torio le permitirán a los Estados Unidos cumplir con sus obligaciones para eliminar los residuos nucleares, y abrir una fuente de energía libre de car-bono que pueda durar siglos, y aún milenios.

La común suposición de los reactores de 4ª generación no estarán disponibles hasta el 2030 se basa en la suposición de “todo como siempre”. Si se le dad la máxima prioridad, esta tecnología podría estar lista para su instalación en el marco de tiempo de 2015-2020, contribuyendo de tal modo a la eliminación de las plantas quemadoras de carbón. Aún cuando los Estados Unidos hallasen que pueden satisfacer sus necesidades de energía a través de la eficiencia y las energías renovables, la energía nuclear de 4ª generación es probablemente esencial para que China e India consigna cielos limpios con energía libre de carbono.

IMPLICACIONES

Ya se ha usado toda la demora permitida en el cronograma para evitar desastres climáticos. El tiempo ya ha pasado para 'metas', medias medidas, actitudes verdes, y compromisos con intereses especia-les.

Ya hemos pasado el límite para niveles seguros de gases de invernadero. Las cosas están ya comen-zando a derrumbarse –el hielo del Ártico se está derritiendo, el metano está burbujeando del perma-frost, los glaciares de montaña están desapareciendo. Tenemos que movernos en una dirección diferente dentro del próximo año o dos para evitar comprometer al planeta a cambios acelerados del clima fuera de nuestros control.

Las restricciones en las fronteras geofísicas son claras como el cristal: las emisiones del carbón deben ser eliminadas y las emisiones de combustibles fósiles no convencionales (arenas bituminosas, etc) tienen que ser prohibidas.

Las prioridades para resolver los problemas del clima y la energía, mientras que se estimula a la eco-nomía, son pasos para:

  1. Mejorar la eficiencia en la energía,
  2. Desarrollar e instalar las energías renovables,
  3. Modernizar y expandir una red eléctrica 'inteligente',
  4. Desarrollar la energía nuclear de 4ª generación,
  5. Desarrollar la capacidad de captura y secuestro de carbono.

Es necesario un inmediato desarrollo de la segura 4ª generación de reactores nucleares para permitir opciones de energía países como China y la India, y para países en el Oeste en el probable evento de que la eficiencia en la energía y las energías renovables no puedan satisfacer todas las necesidades de energía.

La instalación de la energía nuclear de 4ª generación puede ser reforzada vía la cooperación con China, India y otros países. Es esencial que a los endurecidos “ecologistas” no les sea permitido demorar la Investigación y Desarrollo [R&D] sobre generación nuclear de 4ª generación.

De tal modo es deseable evitar nombrar en posiciones claves de la energía a personas con un historial de oposición al desarrollo de la energía nuclear. Por supuesto, la instalación de la energía nuclear es una opción local, y algunos países o regiones podrían confiar enteramente en otras fuentes de ener-gía, pero a los oponentes de la energía nuclear no se les debería permitir negar esa opción a todos los demás.

Conclusiones

Después de un análisis muy correcto sobre la situación actual de la energía nuclear, y su promisorio futuro, resulta notable cómo su obsesión desmedida por el CO2 cierra su mente al análisis y estudio de otras evi-dencias que apoyan teorías alternativas sobre los ciclos de calentamiento o de cambios climáticos ocurridos en la historia de la Tierra. Su obstinada ceguera le impide ver la realidad de todos los días y lo que está sucediendo en el mundo, y creo para ello es necesario un poderoso ejercicio de la voluntad para autoenga-ñarse –esfuerzo que le sale con naturalidad a quienes tienen fe religiosa en alguna cosa.

James Hansen vive en un mundo virtual creado por sus computadoras mágicas, sus maravillosos juegos de video al estilo de la PlayStation® de Sony. En la parte “Implicancias” de sus recomendaciones a Obama, no hay nada en la ciencia observada y registrada que apoye esas afirmaciones. Tampoco hay en la historia geológica de la Tierra nada que permita pensar que este ciclo no es otro más en una larga secuencia de ciclos astronómicos, solares, y oceánicos, que modelaron al clima de nuestro planeta. Nada hay que permi-ta pensar que ésta es la primera vez que los hielos del Ártico disminuyeron su extensión; nada que haga creer que es la primera vez que los glaciares alpinos y de montaña se han retirado dejando al descubierto vestigios de actividades humanas en esos lugares ayer cubiertos por los hielos.

Nada permite afirmar que hayamos llegado a ningún “punto de no retorno”, ni que siquiera exista alguno; nada permite sospechar que existan 'niveles seguros' de gases de invernadero que no hayan sido sobre-pasado en épocas anteriores; nada permite suponer que un nivel de 1000 ppm de CO2 en el aire produzca otra cosa que un benéfico aumento en la producción de biomasa del mundo vegetal, con el consabido be-neficio para el planeta y todas las formas de vida que lo habitan. Todo permite afirmar que en otras épocas el CO2 ha sido mucho más elevado que hoy mientras que la temperatura indicaba una edad de hielo –pro-bando que no existe relación alguna entre niveles de CO2 y calentamiento de la atmósfera o la superficie.

Nada permite afirmar que los huracanes y tifones hayan aumentado como consecuencia del CO2 emitido por los humanos, como tampoco que sean las emisiones humanas de CO2 –apenas el 5% de las que emite la misma naturaleza- las que hayan aumentado la emisión de metano del permafrost.

En pocas palabras: Nada hay en la ciencia observada y registrada que permita afirmar que son las emi-siones de CO2 de los humanos las causantes de un cambio de clima y que no se trata de un cambio por de-más natural, donde los principales actores son las variaciones del baricentro del sistema solar y su influencia sobre los océanos, la Luna y sobre el mismo Sol; que responde con variaciones en la actividad magnética de la corona, la cantidad de manchas solares y el viento solar; y su resultante efecto sobre el aumento de los rayos cósmicos que azotan la atmósfera terrestre.

Nada de esto es tomado en cuenta por James Hansen que permanece cegado por algo que es más un sím-bolo religioso que una notación científica: CO2.

James Hansen debería avergonzarse de hablar sobre “la verdad” en este contexto. No hay razón para hacer una “revisión inter pares” para un panfleto de propaganda plagado de afirmaciones anticientíficas. El “punto de no retorno” es una de esas afirmaciones que carecen de cualquier descripción física. Debe tenerse muy en cuenta de que el Dr. James Hansen tiene expresamente prohibido escribir o declarar este tipo de desati-nos en nombre de la NASA. Dice él que “la crítica será apreciada”, pero con total seguridad sabemos que también será ignorada. Es notable que en su futura exposición al senador Obama, el Dr. Hansen no hará mención a los costos que tendrá la implementación de la agenda anti-CO2 que propone el IPCC, y su Cartel Verde. De haberlo hecho, quizás sucedería lo siguiente:


Todo permite pensar que las afirmaciones de James Hansen son desesperadas expresiones de deseos, o improbables profecías basadas en una fe ciega en un tipo de religión dogmática y fundamentalista, que tiene sus Popes, Obispos, Iglesias, coros de fieles cantores de las Letanías Verdes, sus monaguillos y hasta tienen herejes y su propia Inquisición –en nombre de la Ciencia- que, curiosamente, estuvo ausente cada vez más del campo de la climatología hasta haberse ausentado casi por completo estos últimos años.

Lo mismo que en todas las religiones, se forman sectas rivales que se disputan la propiedad de la Verdad Revelada. Greenpeace es una de esas sectas al estilo de los Celotes o los Sicarios de antaño, envenenados por su odio ciego a la humanidad y en particular a la sociedad occidental industrializada en la que la energía nuclear es una parte fundamental. Ahora acaba recibir un ataque muy serio de otra secta tan ciega y obnubilada como la antinuclear (la anti combustibles fósiles) y es posible que comencemos a presenciar la formación de otras divisiones dentro de la Iglesia Verde; un verdadero Cisma que podría llevar, si tenemos suerte, a la eventual desaparición de la Iglesia del Eco Pesimismo y su sustitución por un pensamiento racional que conduzca a la humanidad a tiempos mejores. Que es lo que la humanidad venía haciendo hasta que los Verdes comenzaron a meter su cuchara en el plato.

Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC

Grabe este artículo como PDF



Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:

Volver a la página Energía              Volver a la página Artículos

Vea el tiempo en Argentina


Locations of visitors to this page

Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

Speakeasy Speed Test

Free counter and web stats
¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?
Ranking entre sitios de la web