Hora de Córdoba
PARTES - E-mail - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS - AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS

Escándalo ensucia a
la energía limpia de España

Giles Tremlett, en Madrid
The Guardian, Domingo Marzo 22, 2009

El arresto de 19 personas acusadas de corrupción resalta el sucio subproducto de la pujante economía en combustibles renovables.


Las granjas eólicas cerca del noreste de la ciudad española La Muela generan €1 millón de euros anuales en renta e impuestos locales, proveyendo de generosos fondos para elaborar proyectos y vacaciones subsidiadas. Foto: Sipa Press/Rex Features

La semana pasada poderosas turbinas de viento cortaban el aire encima de la ciudad La Muela, pero la agitación en esta pequeña ciudad aragonesa fue causada por el arresto de la alcaldesa y otras 18 personas con cargos que revelan un nuevo fenómeno en España: la Eco-Corrupción.

La ventosa La Muela, con sus 500 gigantescos molinos de viento, se ha convertido en una de las ciudades más ricas de España a lomos de lo que ahora es el nuevo oro para las comunidades rurales: la energía renovable. Hace 8 años, las compañías que proveían hasta el 40% de la electricidad española en días de protesta, vinieron para plantar sus turbinas. Estas se alinean en las colinas en las afueras de la ciudad y forman prolijos patrones en la planicie.

Las compañías generadoras pagan €1 millón de euros al año a la alcaldía en renta e impuestos. Los dueños de tierras privadas, muchos cuyas familias trabajaban la dura y poca productiva tierra durante siglos, com-parten unos €500.000 euros extras. Plantar molinos de viento ha demostrado ser mucho más lucrativo que sembrar para cosechar. Cada molino le aporta €3000 euros al dueño de la tierra.

El boom de la energía eólica trajo consigo un frenesí de desarrollo, a medida de que la población se triplicó. Con la energía eólica derramando euros en las arcas municipales, se emprendieron colosales esquemas de construcción. Los 5000 residentes comparten ahora tres museos, un teatro, una plaza de toros, y un pulido centro de deportes y natación.

La alcaldesa, María Victoria Pinilla, quien niega cualquier cargo, roció a la ciudad con dinero. Ella subsidió vacaciones a Cancún, México, a Brasil, y a las playas del Caribe de Santo Domingo. Ella misma está ente quienes prosperaron. Un lote de tierra que posee contiene ahora tres nuevas y elegantes casas para ella y sus dos hijos, uno de los cuales fue también arrestado ayer.

En un patrón que se ha repetido recientemente en muchas ciudades españolas, el arresto de Pinilla provocó indignación, no dirigida a ella sino a las cortes y a la policía. “Ella hizo cosas magníficas para La Muela,” dijo un lugareño a las cámaras de televisión. “La gente está sólo envidiosa.”

Otros no la apoyaron tanto. “Ella nos estuvo tomado por tontos durante 22 años,” dijo Asunción Gimeno, de 42 años.

El magistrado que investiga la causa envió ayer a la cárcel al concejal Juan Carlos Rodrigo en espera del juicio. Se espera que el mismo juez interrogue hoy a Pinilla y decida si ella también debe ser mantenida bajo custodia

Mientras que fue el boom de la construcción que acompañó a las turbinas de viento lo que llevó al arresto de Pinilla y otros funcionarios acusados de haber solicitado “retornos”, la explosión de energía renovable estaba ya dejando un huella de sordidez y sospechas en toda España.

La semana pasada un juez en Las Canarias acusó a un ex jefe del departamento de industrias, Celso Perdo-mo, de hacer millones de euros con la venta de información secreta sobre las tierras que estaban a punto de ser elegidas por la industria eólica.

Los inspectores están también ocupados buscando un súbito boom en las granjas solares, donde los sub-sidios que aseguran un retorno del 12% anual durante 25 años pusieron a los notoriamente corruptos desa-rrolladores inmobiliarios de España en un estado de frenesí.

En muchas formas estos subsidios fueron un éxito espectacular. En tres años España construyó unos 29.000 “jardines” solares para convertirse en el segundo productor de energía solar, detrás de Alemania. En 2004 llevó cuatro semanas instalar 2 megawatts; en 2008 esa cantidad era instalada cada día. El sector creció nueve veces en dos años, a medida de que parcelas del campo desaparecían debajo de brillantes paneles negros. “Barcos enteros de carga con paneles solares de China fueron subastados antes de que siquiera hubiesen llegado al puerto,” dijo un vendedor de paneles.

Los bancos otorgaron préstamos generosamente. “Se volvió un instrumento para los especuladores,” expli-có el experto ambiental Juanma Redondo. “Los jardines solares estaban siendo vendidos como fondos de pensión. Era una inversión libre de riesgos.” Las licencia para construir jardines solares o conectarse a la red eléctrica se convirtió en la pieza de papel más buscada de España, y los “retornos” y el tráfico de licencias comenzó de inmediato.

Se cree que la “energía limpia” atrajo al dinero sucio, cuando el notoriamente corrupto negocio de la cons-trucción encontró maneras de lavar ganancias ilegales. La información sobre los planes de construir puntos de conexión para descargar a la energía solar a la red se volvió también inmensamente valiosa: el precio de la tierra alrededor de estos puntos se multiplicó hasta 10 veces de la noche a la mañana.

“¿Quién obtuvo las licencias? Allí es donde aparecen las sombras de la duda. No hubo licitaciones públicas y ninguna toma de decisiones transparente,” comentó Luis Gómez, periodista de El País.

Una docena de funcionarios en el gobierno regional de Castilla y León, en el noroeste de España, fueron despedidos el año pasado después de haber otorgado licencias a sus parientes. El entonces alcalde socia-lista de Bigastro, Joaquín Moya, fue arrestado por vender licencias.

Cuando la comisión Nacional de energía de España decidió inspeccionar 30 jardines solares, halló que sólo 13 de ellos habían sido construidos de manera apropiada y estaban realmente descargando energía a la red. Después de haber excedido su meta de energía solar en diez más, España ha cortado los subsidios para pro-yectos futuros.

A pesar de la corrupción traída por el boom, España está también recogiendo beneficios. En los días solea-dos los paneles proveen 5% de las necesidades de energía del país. Las turbinas de viento como las de La Muela proveen todavía más energía limpia, permitiendo que España cubra casi la tercera parte de sus necesidades de electricidad de las fuentes de energía renovables.



Comentario de FAEC: La noticia está proporcionada por un medio Inglés reconocido por su adhesión a la filosofía verde, y de allí que no pinte al asunto con los verdaderos colores a los que este sórdido asunto de la corrupción nos tiene acostumbrados.

Pero los “beneficios” que España está cosechando, según la noticia, son para los funcionarios del go-bierno que cobran más impuestos sobre la energía que los españoles consumen (y aseguran así sus jugosos sueldos), y la distribuyen –“retornos” mediante?- entre sus amigos en las generadoras de energía renovable. A su vez, todo este esquema y todo el “boom” de las energías eólica y solar las paga el consumidor español a través de los subsidios a los dueños de las “granjas y jardines” eólicas y solares, que significa un aumento en el precio del kw que pagan no bien les llega la factura. Un 30% más caro que la electricidad generada por centrales de carbón o nuclear.

Por último, “la tercera parte” de la energía renovable que genera España está compuesta en buena parte por la energía hidroeléctrica, con lo cual las energías eólica y solar siguen proveyendo su tradicional 9,33%, no el 33%. Las cuentas claras y el chocolate espeso.

Generación Eléctrica Española (en GW) en Enero 2009:

Ref: Boletín Mensual Enero del 25-01-2009 (pdf 892 KB)

Térmica convencional: 11.129
Ciclo Combinado: 6.115
Nuclear: 5.654
Carbón: 4.860
Otras renovables: 3.604
Hidráulica: 2.145
Fuel-Gas: 154

Total fuentes convencionales: 30.057 GW
Total eólica y solar: 3.604 GW.

Total electricidad producida: 33.661 GW

Proporción de eólica y solar: 9,33%


Y es relevante la opinión de Antón Uriarte, expresada en su blog CO2 del 25 de noviembre, 2008:


Eólicas: menos lobos.

Lo que ha chutado este año en la producción eléctrica española es el gas, no la energía éolica.



A falta de poco más de un mes para que acabe 2008, la producción eléctrica proveniente de las centrales de ciclo combinado que utilizan gas natural como combustible ha aumen-tado en términos absolutos diez veces más que la producción eólica, con respecto al mis-mo período del año pasado.

Es más, incluso la producción nuclear ha aumentado más que la eólica.

El gran avance del gas se ha debido al gran retroceso del carbón, que este año se ha vis-to gravado con una enorme tasa debida al sistema establecido por el protocolo de Kioto. El carbón emite el doble de CO2 que el gas por unidad de energía producida y por lo tanto Kioto le perjudica el doble.

En los próximos meses, lo mismo que baja la gasolina porque baja el petróleo, debería bajar la electricidad si bajan los precios del gas y del carbón. Y vaya que sí lo hacen.

Pero como saben ustedes, gracias a la santa unión de ecologistas, sindicalistas y capita-listas, lo que ocurrirá es lo contrario: pagaremos más. Y con gusto, ya que es el día del club y todos somos "seguidores del planeta", como dice la publicidad de Iberdrola.

ref.: www.ree.es - Red Eléctrica de España.

gráfico de elaboración propia a partir de datos del Boletín Diario 25 Nov. 2008.





Grabe este artículo como PDF



Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:

Volver a la página Energía              Volver a la página Artículos

Vea el tiempo en Argentina

Usted es el visitante número

desde Noviembre 28, 2008
Vea aquí nuestras estadísticas



Vea desde donde nos leen
Locations of visitors to this page

Free counter and web stats
¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?