POLÍTICA | E-mail | CORREO RECIBIDO | EL LIBRO | ARTíCULOS | AMAZONAS | CLIMA | PESTICIDAS | CLIMA | ENERGÍA | Ondas EM | ENGLISH VERSION | PILOT NOTES | LINKS


Hora de Córdoba



Contador De Visitas
Suscríbase al
Newsletter de FAEC
Escriba su Email


Preview | FeedBlitz

Compre ahora el libro
Clima Feroz
Por Eduardo Ferreyra
Apoye la edición independiente: compre este libro en Lulu.


Antiminería, ambientalismo y comunismo

Dante Bobadilla Ramírez

Fuente: blog peruano Catarsis & Harakiri
Mayo 30, 2012

Aburre escribir sobre lo mismo pues las protestas antimineras son exactamente iguales en cualquier parte. Solo varían el escenario y los actores, pero los argumentos y las estrategias son exactamente idénticas, y es que se trata de la misma maquinaria comunista en funcionamiento coordinado a nivel internacional. Sin embargo es imperativo escribir para contar la verdad y corregir las falsedades que riegan los articulistas de izquierda.

También me aburre leerlos, en especial por ese tonito de tragedia hindú que imprimen a sus lineas, tratando de convertir en víctimas a los manifestantes, en victimarios a los policías, y en un drama nacional el "abuso del gobierno y de las empresas". Esa son las boberías que tenemos que soportar de parte de la beatería caviar y la estupidez progre. Por eso es necesario escribir sobre estos temas y mostrar la verdad a la gente.

Pero no debemos ocuparnos de Espinar o detenernos en Conga, sino contar la película completa para que el problema se entienda mejor. Las protestas antimineras son un movimiento concertado del comunismo internacional. Empecemos por allí. Este movimiento tiene menos de veinte años. Se gestó en los 90 después del descalabro mundial del comunismo. Hay que recordar que los de izquierda son zánganos y expertos vividores que siempre están chupando alguna mamadera, en especial la del Estado. Antes vivían de la plata que les enviaban los gobiernos comunistas como el de Alemania Oriental, URSS, China, etc. Hasta que estos colapsaron.

Cuando el comunismo se derrumbó, los zánganos de izquierda se quedaron sin mamadera. Pero su instinto los llevó a olisquear el horizonte hasta descubrir los fondos de las agencias ambientalistas. De inmediato estos vagos se convirtieron al ambientalismo y se disfrazaron de verdes. Así empezaron a aparecer como hongos las diversas ONGs ambientalistas que en realidad son los modernos partiduchos del comunismo reciclado. Asumiendo como pretexto la defensa del medio ambiente han emprendido la misma tarea  del comunismo de antaño: combatir el sistema capitalista neoliberal y socavar sus bases mediante una labor de sabotaje permanente a las grandes empresas, generando caos social y las condiciones políticas óptimas para un cambio de régimen.

O sea, su misma consigna política de antes pero con el discurso y la plata del ambientalismo.

El movimiento antiminero cobró mayor relevancia desde el 2001 a raíz del incremento del precio de los metales y del petroleo. No hay nada en el mundo que un enfermo de izquierda deteste más que el éxito y la riqueza. Las fabulosas fortunas que generaron las empresas mineras provocaron de inmediato la alarma general en los cerebros retorcidos del comunismo. Para entonces estas ONGs ya estaban bien establecidas y financiadas. Lo que faltaba vino enseguida: la coordinación internacional. En poco tiempo se establecieron redes de comunistas ambientalistas que organizaban toda clase de actividades, visitándose mutuamente.

A continuación empezó la lucha. Primero en contra de los nuevo proyectos mineros, como una primera etapa, y luego en contra de las mayores minas ya establecidas. La estrategia es siempre la misma. Incluso hay todo un manual de lucha antiminera que se puede bajar de Internet. Se empieza con una prédica a los comuneros acerca de los peligros ambientales, sembrando la duda y promoviendo el miedo. Luego se infecta sus mentes hablando de las riquezas que les roban, del abuso, la explotación, etc. Por último se pervierte sus espíritus despertándoles la codicia. Como toque final se consiguen unos cuantos dirigentes comunales a quienes simplemente se les compra. Y con todo esto el trabajo está hecho. Los ambientalistas pueden irse tranquilos.

Lo demás ya lo sabemos de memoria. Se convoca a un paro y una marcha que bloquea carreteras y asalta estable-cimientos degenerando en violencia descontrolada en donde la policía es atacada, herida, masacrada, hasta que estos deben responder y al final hay un saldo de muertos y heridos, sin responsable alguno. Si detienen a alguien siguen las protestas hasta conseguir su liberación. Encima aparecen estos novelistas de izquierda escribiendo sus artículos melodramáticos en la prensa y en los blogs, acusando a la policía y al gobierno de ser los malos. Para estos pervertidos los malos somos quienes estamos en contra de los manifestantes violentistas y de estas formas de protesta. Los buenos son los violentistas que asaltan minas, atacan autoridades, amedrentan a la población y engañan a medio mundo.

En el fondo del asunto, más allá de todas esas patrañas ambientalistas, lo que hay es una campaña política del comunismo. Eso está probado. Y hasta lo dicen claramente: quieren abolir el neoliberalismo y exigen el cambio de la Constitución. Ahora buscan traerse abajo al gobierno que consideran traidor. Detrás de cada protesta con muertos aparece siempre la misma fila de incompetentes politiqueros, con Javier Diez Canseco a la cabeza, exigiendo la renuncia de Valdés. Para colmo son los mismos que salieron elegidos con los votos que arrastró Humala. Al frente están quienes prestan sus pluma para hacernos creer en las patrañas de comunistas convictos como Mollohuanca, Santos, Saavedra, Arana y toda esa lacra de izquierda radical que solo ha significado violencia y muerte en el Perú. Con harto cinismo pretenden hacernos creer en “la sabiduría de los pueblos” para lavar la mano criminal de estos agitadores.

Me pregunto: si los pueblos son verdaderamente tan sabios ¿por qué no han salido a protestar con igual valentía y mayor indignación contra sus autoridades locales y regionales, incapaces de hacerles las obras que necesitan, y que cada año solo invierten la tercera parte de sus fondos? ¿Por qué no van a protestar contra ellos? Eso es una prueba obvia de que estos comuneros no son sabios sino tontos manipulados por los ultras de la izquierda caver-naria.

Las exigencias que les plantean a las minas son tan amplias que ya están a un paso de convertirlas en gestoras directas del desarrollo regional, dejando de lado a los gobiernos regionales, pues casi ya no tendrían ningún sentido mantenerlas. Hoy las minas, además de su labor normal, tienen que ocuparse de proyectos que el gobierno regional debería hacer. Hasta eso se les ha aceptado pues al final es mejor que lo haga la mina a que el gobierno regional no lo haga nunca, por la tira de incompetentes que siempre están a cargo.

La única forma de salir de estos problemas que nos plantea la izquierda cavernaria es imponiendo el orden y no caer en el cuento del diálogo. Ya está demostrado que el diálogo es imposible. No se puede dialogar con radicales que pretenden imponer una agenda al gobierno, imponer a los dirigentes callejeros, imponer condiciones aberrantes como el cese de toda minería y el cambio del modelo económico. Necesitamos una democracia fuerte que use el poder y la autoridad que le concede la Constitución. Solo el gobierno tiene la autoridad para hacer uso legítimo de la violencia en defensa del orden y la democracia. Pues esperamos que lo haga.

Abajo una muestra de la amplia actividad de coordinación internacional de las ONGs ambientalistas que al final solo coordinan acciones antimineras y anti inversión.

Dante Bobadilla Ramírez .



Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:

Usted es el visitante No:
desde Diciembre 2006


Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

Click for Pilar Observatorio, Argentina Forecast

Locations of visitors to this page

Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

Speakeasy Speed Test


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?
Ranking entre sitios de la web


Usted es el visitante número

desde Noviembre 28, 2008
Vea aquí nuestras estadísticas


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?