Hora de Córdoba
PARTES - E-mail - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS - AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS

A Cobrar el Cheque del Carbono!

por Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC
26 de Octubre, 2008

Frescos aún los cadáveres dejados por el descalabro financiero mundial, algunos de los principales bancos del mundo se reunieron el 22 de octubre pasado en Londres para discutir cómo cobrar las ganancias del mercado que trafica con bonos de CO2.

Pero los delegados y conferencistas en la conferencia en “Cashing in on Carbon” (pasando por caja el carbono), no están tratando de reducir las emisiones de CO2 o ayudar a salvar la ambiente. Oh, no! Este evento se redujo a ver cómo “los bancos de inversión pueden sacar hoy beneficios de un rango creciente de oportunidades relacionadas con el carbono del CO2.”

Es particularmente tranquilizador para “los mercados” su énfasis sobre “productos híbridos y complejos de créditos estructurados de carbono,” y cómo identificar la demanda para ellos del inversor en los Estados Unidos. También hablan de “productos derivativos/sintéticos del carbono”, y “estrategias de arbitraje sub-índex.”

Esto nos trae a la memoria aún fresca de la charla entre los dos cómicos ingleses sobre la manera en que funcionan los bancos, las bolsas, las inversiones y las crisis mundiales. Les recuerdo el primer párrafo del artículo donde se podía ver el video.

La debacle financiera mundial ha tomado desprevenidos a muchísima gente, pero no a estos dos excelentes comediantes ingleses que la vieron venir en Septiembre del año pasado. Son un dúo actoral de altísima calidad, John Byrd y John Fortune, que comentan la actualidad económica, política, o sucesos de la vida cotidiana en Inglaterra. Esta vez montan una entrevista a un ban-quero de la "City" de Londres para hablar sobre lo que en Agosto y Septiembre del año 2007 constituyó el primer sacudón del terremoto financiero que luego provocó el tsunami de las bolsas de comercio, el derrumbe de las hipotecas "sub prime" en los Estados Unidos, esquema financiero que venía reforzado desde la gestión de Bill Clinton y Al Gore!

Quienes no lo vieron, se han perdido una excelente lección sobre economía en inversiones en la bolsa y “los mercados”, especialmente la nueva figurita de moda, “los bonos de carbono”. Siempre están a tiempo de corregir el error.

Nos impactó entonces la terminología que usan los banqueros, y los eufemismos que transforman el sig-nificado de “histeria bursátil colectiva y desesperación” en “volatilidad de los mercados”, y los rim-bombantes títulos que les dan a sus operaciones de inversión para atraer a los incautos. Como lo expli-ca el banquero del video: Lo que atrae al inversor son los nombres que les ponen a esos “paquetes de inversiones”, porque estos “hedge funds” tienen nombres muy buenos como “Vehículo de Inversión Es-tructurado”, o “Fondo Estratégico de Crédito Estructurado de Alta Gama,” o “Fondo de Apalancamien-to de Crédito Estructurado de Alta Gama,” a lo que el entrevistador comenta:

“Bueno! Eso suena muy bien, ¿no es cierto?”

Y el banquero responde:

“Esa es la magia del mercado. Lo que nació como el crédito de unos pocos miles de dólares a un negro desempleado, se convierte luego en un 'Fondo de Apalancamiento de Crédito Estructurado de Alta Gama.' Suena bien; tiene palabras como “alto”, [“alto es bueno”, dice el hombre de la TV], 'mejorado', [el de la TV interrumpe: “me encanta 'mejorado', yo compraría cualquier cosa que diga 'mejorado'] y agrega el banquero, “La historia habría sido diferente si el paquete se hubiese llamado “Fondo del Negro Desempleado”.

Pero el entrevistador pregunta algo que se nos ocurre a todos:

“Pero toda esa gente que ha prestado todo ese dinero han sido tremendamente estúpidos!”, y recibe la respuesta,

“Oh, no. Lo realmente estúpido ha sido que a alguien se le haya ocurrido preguntar cuánto valían realmente esas casas. Si no lo hubiese hecho todo habría seguido como siempre.'”

Y a la pregunta sobre si la crisis se puede evitar, el banquero dice,

“Se puede evitar si los gobiernos y los bancos nos devuelven a los especuladores lo que perdimos.”

Entrevistador: “¿Pero eso no sería recompensar la codicia y la estupidez?

Banquero: No, no; es recompensar lo que el Primer Ministro Gordon Brown llama, la 'ingeniosidad del mercado'.”

“¿Y si no reciben ese dinero, entonces que pasaría?”

“Entonces habría otro crack financiero y te diría lo que la gente como yo dice siempre: “Que no somos nosotros los que sufriremos sino tu fondo de pensión.”

Dicho y hecho. Los cómicos profetas le acertaron al centro del blanco y los gobiernos del mundo salie-ron a recompensar la codicia y la estupidez de los especuladores. Como dice el banquero: “Los que sufrirán serán tus fondos de pensión,” dándole la razón, la Argentina acaba de aplicarles a los fondos de pensión un golpe mortal.

Este cartoon político resume la manera en que funcionan los "mercados de valores": El hombre a la izquierda dice "Aquí tengo un stock que realmente será excelente." (excel)" Alguien entiende mal y cunde el pánico:


"sell" significa: "vender"; "buy" = "comprar".

El enfadado de abajo dice "Esto es una locura. No lo soporto más! Adiós" (Good bye).

Los Tozudos No Aprenden

Y como además de la intacta gigantesca burbuja de los “derivados financieros” (equivalente a algo así como 10 veces el PBI de todo el mundo!) la única burbujita financiera que está marchando con cierta dificultad es la de los “bonos de carbono” o “permisos para no dejar de emitir CO2”, los banqueros se precipitan sobre ella como buitres sobre la carroña, antes de que estalle como una pompa de jabón y los deje a todos de a pie.

Es evidente que quieren recuperar un poco el valor de los bonos que, gracias al actual colapso finan-ciero, han perdido atractivo entre los inversores. Por otro lado los aconseja nada menos que un Premio Nobel como Al Gore y otro gandor del premio como su asesor científco James Hansen! No han aprendido la lección, y no piensan que, como en el video de los cómicos ingleses, a alguien se le puede ocurrir preguntar, “¿En realidad estos bonos servirán para reducir el CO2 en la atmósfera y enfriar al planeta? ¿Será que el enfriamiento que estamos viendo ahora se debe a los cientos de miles de millones que ya se han invertido –estúpidamente- en este mercado de la codicia?”

El problema es que cuando esta nueva burbuja reviente los ciudadanos del mundo tenderemos que salir nuevamente a recompensar a los especuladores y viciosos de la codicia con nuestros fondos de pensión, o nuestros bienes.

Entonces, ¿Serán ellos los que no aprenden –o somos nosotros que les permitimos que nos sigan enga-ñando con este increíble fraude del CO2 y el cambio climático?

Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC



Grabe este artículo como PDF



Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:

Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

Vea el tiempo en Argentina


Locations of visitors to this page

Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

Speakeasy Speed Test

Free counter and web stats
¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?
Ranking entre sitios de la web