Hora de Córdoba
PARTES - E-mail - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS - AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS

Mentiras, hipocresía y calentamiento global

[EDITORIAL de Libertad Digital, España]
16-DICIEMBRE-2007

A la vista de los resultados de la cumbre de Bali, resulta difícil entender las albricias de la ministra Narbona, y más aún la insistencia del Presidente del Gobierno en hacer de la doctrina del IPCC el eje de su programa electoral.

“Un primer paso crucial”. Así resume el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, el acuerdo alcanzado en la cumbre de Bali. Un compromiso que según Yvo de Boer, Secretario Ejecutivo del evento, “ha logrado un equilibro real entre las naciones industrializadas y los países en vías de desarrollo”. Sin embargo, algunas organizaciones no gubernamentales ya han expresado sus quejas: Amigos de la Tierra lamenta que el mapa de ruta diseñado en Bali “carece de destino”. Por su parte, Greenpeace ha aprovechado la ocasión para atacar al gobierno de los EE.UU. de quien su director ejecutivo, Gerd Leipol dice que “relega la ciencia a una nota a pie de página”.

Las felicitaciones provienen de varios hechos aparentemente distintos, pero que constituyen caras del mismo polie-dro: la firma de los EE.UU., la promesa de ayuda financiera y tecnológica de los estados más ricos a los pobres y la adopción de una actitud precavida ante los controvertidos informes del Panel Intergubernamental del Cambio Cli-mático (IPCC).

En primer lugar, cabe recordar que en 1997, un año antes de que se abriera el plazo de ratificación del Protocolo de Kyoto, el Senado norteamericano aprobó con el 95% de votos a favor una resolución en contra de cualquier acuerdo internacional sobre cambio climático que no incluyera entre otros a India y China. Ante esta circunstancia, el enton-ces presidente Bill Clinton ni siquiera se molestó en enviar a la Cámara Alta el texto del tratado, firmado con reservas y de forma simbólica por Al Gore a sabiendas de que era papel mojado. Por tanto no es cierto que sea George W. Bush quien haya bloqueado la ratificación de acuerdo de Kyoto, cuyas posibilidades de aprobación en el Congreso de los EE.UU., sea cual sea la opinión del presidente, son ahora tan remotas como hace 10 años. En los últimos tiempos, China se ha convertido en el segundo mayor consumidor mundial de energía, y es en la actualidad el mayor emisor de dióxido de carbono. Lejos de estar infundadas, las reservas del Senado americano resultaron ser realistas y pro-féticas. Esta actitud contrasta con el comportamiento de algunos países europeos, cuya retórica entusiasta en pro de Kyoto y de la imposición de medidas aún más duras desentona con el nulo cumplimiento de sus condiciones. Una nueva muestra del fariseísmo continental frente a la sensatez y el sentido común demostrados en esta cuestión por los EE.UU.

Nota de FAEC: Libertad Digital tiene mal el dato: en 1997 el Senado de los Estados Unidos votó 95 a CERO en contra de cualquier tratado internacional que significara poner en peligro a la economía del país. Eso es el 100% de los votos del Senado, no el 95...

Mentiras, medias verdades e hipocresías aparte, la suma de Washington al compromiso de Bali obedece a tres facto-res: la inclusión de China e India en el acuerdo, la eliminación de la exigencia de la rebaja de las emisiones entre un 25 y un 40% para los países industrializados y el cuestionamiento de hecho de las conclusiones más catastrofistas de los trabajos del IPCC. Así, la Hoja de Ruta de Bali reconoce la posibilidad de diversos escenarios climáticos posibles y abre un periodo de negociaciones para la firma de un nuevo tratado que sustituya al de Kyoto. En definitiva, un texto más práctico y flexible y mucho menos imperativo que el rechazado por los EE.UU. y que, lejos de lo que proclaman entre otros José Luis Rodríguez Zapatero, no cierra el debate sobre el cambio climático, sino que incluso lo reabre.

A la vista de los resultados de la cumbre, resulta difícil entender las albricias de la ministra Narbona, y más aún la insistencia del Presidente del Gobierno en hacer de la doctrina del IPCC el eje de su programa electoral para marzo. Como en tantas otras cuestiones, la negociación, el compromiso y la deliberación democrática han sido sustituidos en el campo socialista por el maximalismo, el autoritarismo y la invectiva contra todo aquel que se opone a sus designios, nuevamente desmentidos por la realidad y el tan cacareado "consenso internacional". ¿Rectificará Zapa-tero? Demasiado tarde para concederle el beneficio de la duda.



Comentario final de FAEC: Una vez más se demuestra que las COPs, o reuniones anuales del IPCC para salvar al mundo del cambio climático, se reduce a una simple "patear la pelota para adelante" y volver a correr hasta alcanzarla para volverla patear lo más lejos posible. Mientras tanto, las reuniones son motivo de francachelas y champagne a rajacincha. Mientras tanto, en el Hemisferio sur nos seguimos enfriando de manera sostenida, y en la Argentina las cosas no parecen haber mejorado mucho. Este es el gráfico de las temperaturas de Alta Gracia, estación representativa del centro del país:

Alta Gracia, Córdoba, 15 días de Diciembre 2007

Lo normal sería que la temperatura fuese aumentando graudalmente a medida de que nos acer-camos al "verano calendario" que se inicia el 23 de diciembre. ¿Será este año una repetición del verano pasado cuando Enero y Febrero tuvieron temperaturas con tendenca negativa, con 2 a 3 grados inferior a lo normal?

Dado que está en marcha un proceso La Niña, que causará menos evaporaciòn en el Pacífico, y por lo tanto menos lluvias en Sudamérica, es probable que el efecto reductor de temperatura de las lluvias haga que este próximo verano del 2008 no sea tan frío como el de 2007. Sin embargo y a pesar de la sequía que azota al centro del país, la tempertura está en descenso, cuando debería estar ascendiendo. ¿Será a causa de la ausencia de manchas en el Sol que provoca un aumento de los rayos cósmicos y favorece la formación de nubes que bloquean el paso de los rayos del Sol hasta la superficie?

Pero... siempre hay un "pero...", para que se produzca condensación de la humedad en los núcleos creados por los rayos cósmicos es necesario que primero: exista vapor de agua que se condense sobre esos núcleos. Dada la muy baja humedad ambiente que existe en estos momentos sobre gran parte del territorio argentino, no se formarán nubes como lo hará en otras regiones del planeta donde la humedad es más elevada. Deberemos depender de la humedad que traen los vientos del noreste, de la región del Mato Grosso brasilero, o de los vientos húmedos del Pacífico Sur, no afectado por las aguas frías de La Niña en el Pacífico Ecuatorial, que cruzan por encima de los Andes en la región sur de la Patagonia.

Creemos que este verano será normalmente cálido, con menos lluvias que el verano anterior, y que los chicos tendrán lindos días soleados para bañarse en los ríos de las sierras Cordobesas y las playas del Atlántico.

Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC



Grabe este artículo como PDF



Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

Vea el tiempo en Argentina


Locations of visitors to this page

Díganos su opinión!
Nombre:
   Email:

Comentarios:
(Por favor, copie y pegue en su mensaje el link al artículo)


Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

Speakeasy Speed Test


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?
Ranking entre sitios de la web



contador