Hora de Córdoba
PARTES - E-mail - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS - AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS

En el reino del tomate,
hubo que importar salsa

Por Eduardo Ferreyra

Como lo veníamos advirtiendo desde hace bastante tiempo (esta vez lamentamos haber tenido razón) el enfriamiento que se avecina ya “mostró los dientes” en nuestro país, por más que el último informe de la Secretaría de Medio Ambiente de la Sra. Picolotti, afirme que la Argentina se calienta. El duro invierno pasado, con antecedentes que se remontan a 1971 y 1918, es una muestra de lo que nos espera para el próximo invierno de 2008.

Informes del diario Cuyo de Mendoza, publicado en el sitio de Seprin, dice en su primera parte:

En el reino del tomate, hubo que importar salsa

Por la escasez, las conserveras trajeron pulpa de Brasil y China. Debido a las heladas que este invierno redujeron la oferta de tomate del Norte del país, las grandes fábricas de tomates de San Juan y Mendoza -que producen el 65% de las conservas del país, tuvieron que importar pulpa para poder procesar y limitar exportaciones ante la falta de producto.

Otras conserveras más chicas -que no pudieron afrontar un 25% de incremento de costos con la importación- admitieron que cupificaron las ventas a los clientes, los supermercados y cadenas comerciales.

Es que este año no sólo escaseó el producto sino que el precio en fresco se disparó a valores inéditos -llego a costar $18 el kilo de tomate- por lo que la gente se volcó a la conserva y provocó desequilibrios en los stocks de las fábricas, según admitieron fuentes de dos gran-des de la región -Frutos de Cuyo en San Juan y Molto en Mendoza- y de la pyme local Almar, cuyo negocio se concentra en el mercado interno.

Obviamente, por el aumento de la demanda y por la importación de pastas, las conservas también subieron de precio en la góndolas, algunas hasta un 15 % respecto a los valores de hace 6 meses, según dijeron desde algunas fábricas.

Salta es una fuerte productora de tomates, pimientos, calabacines, etc, especialmente en la región de Embarcación, y las heladas sufridas castigaron fuerte. Sólo se salvaron las plantaciones en invernadero –que producen principalmente pimiento- de manera que el centro y sur del país se vio desabastecido. Para muestra basta un botón, y los productores de todo el país harían bien en considerar seriamente el inicio de plantaciones en “invernadero” para evitar las heladas. Parabienes para la industria del poli-etileno, que verá sus ventas multiplicadas por cien o más. El frío no viene gratis. Todo tiene su precio y tendremos que acostumbrarnos a un precio más alto de hortalizas, verduras, tubérculos y frutas.

El calentamiento hubiese aumentado la producción y abaratado los costos, por un aumento del rendi-miento por hectárea como por menores pérdidas por heladas. Un nuevo problema para el futuro gobierno, porque el clima no obedece ni a punteros políticos ni a los “decretos de necesidad y urgencia.”

Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC



ANEXO: Temperaturas del año 2007 en el centro del país.

 
     



Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

Vea el tiempo en Argentina

Vea desde donde nos leen
Locations of visitors to this page

Díganos su opinión!
Nombre:
   Email:

Comentarios:
(Por favor, copie y pegue en su mensaje el link al artículo)


Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

Speakeasy Speed Test


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?
Ranking entre sitios de la web



contador