PARTES - E-mail - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS - AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS

NASA: Macaneo Canilla Libre

por Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC

Con tal de obtener fondos para poder pagar su legión de empleados y funcionarios, la NASA no para mientes en macanear de lo lindo

Una bastante intrigante página de la NASA en:

http://science.nasa.gov/headlines/y2001/ast09feb_1.htm

nos hace ver que Marte es demasiado frío y que, para poder colonizarlo para beneficio de la humanidad, se debería primero crea allí un “efecto invernadero.” Veamos las razones:

“Una solución podría ser bombear suficiente gases de invernadero en la atmósfera Marciana para crear un 'efecto invernadero desbocado' Aquí en la Tierra, la idea de un efecto invernadero desbocado hace sonar las cam-panas de alarma. Pero en Marte podría ser un plus.”

A los verdes y a los tontos (también a los demasiados 'vivos') les encanta el término “desbocado” para juntarlo a “efecto invernadero” o “calentamiento” y así lograr que la gente se atemorice por algo que apenas existe, y no representa peligro alguno –por lo menos dentro lo que los científicos atmosféricos 'de verdad' han podido determi-nar. Del temor surgen las presiones políticas y de las presiones salen decisiones de aumentar el presupuesto de los que están “salvando” al planeta con sus investigacio-nes. La NASA, al frente en el “macaneo.”

“Los científicos en la conferencia especularon cómo sería posible calentar a Marte lo suficiente como para conseguir evaporar al CO2 congelado disponible en los Polos del planeta y enviarlo a la atmósfera, en donde los gases contribuirían a mantener al planeta caliente.”

Llama la atención la ingenuidad de esta gente encargada de convencer a los políticos de que deben darles mucha más plata (de la que se merecen por supuesto) que se saltan por encima de toda la ciencia y la información disponible sobre nuestro hermano en el cosmos, el rojo planeta Marte.

La idea que proponen cumple con dos objetivos, por supuesto: el primero es muy evidente y consiste en dar una base científica a su soberana tontería. El segundo objetivo es consolidar otra de las soberanas tonte-rías que han venido apoyando desde hace 30 años: que los CFC son culpables de la destrucción del ozono y que la ciencia de la NASA ayudó a salvar al mundo de una catástrofe espantosa –de modo que, muchachos, poniendo la platita sobre la mesa, porque la merecemos.

Esta increíble gente propone usar perfluorocarbonos (de la familia de los CFC) para comenzar el proceso del calentamiento de Marte lo basta para comenzar la evaporación del CO2 almacenado en los hielos y la super-ficie de Marte. Me pregunto ¿Cómo se puede llegar a ser tan idiotas –y que encima les paguen jugo-sos salarios por su estupidez?

Magnífico. Todo muy bonito, páginas web de apoyo a la estupidez, chorros de dinero lloviendo sobre la NASA (pobres contribuyentes gringos!). El problema de tan bonito proyecto es que la atmósfera de Marte ya está compuesta del 95% de dióxido de carbono, el “mortífero” y “contaminante” gas de invernadero. La cantidad que los científicos ya conocían desde hace años son: 2,35 x 10^16 kg de CO2.

Es decir, 23.500.000.000.000 de toneladas. La Tierra tiene 0,17 x 16^10 kg en su atmósfera. O unas 1.700.000.000.000 de toneladas de CO2. Unas 13 veces menos que Marte.

La pregunta que surge por sí sola es: Dada la cantidad inmensa de CO2 que YA existe en la atmósfera de Marte, ¿Por qué no ha comenzado todavía el propuesto y mentado efecto invernadero desboca-do? “Sí, ehh, por qué?” –como le preguntaría Quico al Chavo del 8.

Uno queda con la sensación de que la gente en la NASA cree que Marte no tiene CO2 en su atmósfera. Quizás su texto de referencia sea la Enciclopedia Espasa Calpe de 1978 [Tomo 8 – LISC-MUNT, pág. 2144], que nos informa que “Marte tiene una atmósfera constituida esencialmente por ozono, (en propor-ción 98,5%) argón, (1,2%), gas carbónico (0,25%) y oxígeno combinado”. Parece que Espasa Calpe llama “gas carbónico” al dióxido de carbono, lo cual no está nada mal –pero confunde a los niños.

Sólo así, los políticos pueden llegar a creer que Marte tiene apenas 0,25% de CO2 en su atmósfera y que bombeando CFC en la superficie (porque ni modo de que suban y se mantengan suspendidos en el aire) el calor absorbido por los CFC derretirá al CO2 congelado de los polos (que está a menos de -82º C!) y el CO2 liberado de la superficie y los polos provocará un “efecto invernadero desbocado”.

Está bien, en tren de tener que creer cuentos, prefiero creer que Papá Noel vive en el Polo Norte, y los Reyes Magos viajan en camello. Uno no sabe si tirarse al piso de la risa, o ponerse a llorar.


Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC



Vea el tiempo en Argentina


Volver a la página Cambio Climático               Volver a la página Artículos


Usted es el visitante No.:

desde Enero de 2002

FastCounter by bCentral

Vea aquí otras interesantes
estadísticas de la página

¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?



No se enoje!
Sólo díganos su opinión!

Nombre:
Email:
Comentarios: