PARTES de PRENSA - E-MAIL QUIENES SOMOS - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS - LINKS
AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - VERSION FRANÇAISE - PILOT NOTES









“Achique el Pánico” –
“Desprecie” a la Industria de la Amenaza

por Jesse H. Ausubel (Rockefeller University)

Este corto “paper” apareció por primera vez en la revista
Technological Forecasting and Social Change, 62:119-120, 1999.

La CIA sobrestimó durante décadas el tamaño de la economía Soviética y así su amenaza para los Estados Unidos. La gente del Worldwatch Institute ha pronosticado todos los años una crisis mundial de alimentos a partir del agotamiento de los suelos, los recursos naturales y el petróleo desde princi-pios de los años 70. Las páginas editoriales del Wall Street Journal asustan diariamente a los empresa-rios con la multiplicación de las regulaciones que ahogarán a los mercados. ¿Qué tendríamos que pensar de las actuales amenazas que se nos ofrecen tales como la guerra biológica, el calentamiento global, y el envejecimiento de la población?

Yo respondo: “Desprecie a la Industria de la Amenaza”, usando la expresión de los jóvenes de hoy, “Achique el pánico”. La Industria de la Amenaza siempre hizo buenos negocios. Nos recuerda los 40 años de carrera de Jeremías, el profeta del Viejo Testamento, que comienza el año 629 antes de Cristo. La escala es nueva, como lo es la altamente desarrollada simbiosis con expertos, incluyendo científicos naturales y sociales.

Para escala, considere el empeño para encontrar y predecir al “Cambio Global”, especialmente el cambio de clima inducido por el hombre. Cada año el mundo gasta
$2 mil millones en eso. A $100.000 por cabeza-por-año, 20.000 personas están buscando “full time” algo que fluctúa. Tales batallones no pueden fracasar.

Por cierto, ellos no se atreven a fracasar. Los que proveen fondos se ven como tontos si gastan para obtener nada. La sustentabilidad del empeño, esto es, los puestos de trabajo de los gerentes y los investigadores, dependen de que descubran algo. Y la carrera del investigador florece con los resultados positivos. Las revistas científicas publican muy pocos estudios diciendo “Investigué durante años, gasté mucho, y no hallé nada.” Los que critican las afirmaciones sobre descubrimientos de cambios globales son marginados como “opositores”. En general, sonreír en la cara de las amenazas y decir “no, que va…”, son los ingredientes para una solitaria y empobrecida carrera científica.

Disminuir los problemas no sólo desemplea a los expertos y a sus publicistas. Las amenazas crean industrias de “remoción de amenazas”. El miedo al asbesto creó a la riquísima industria de remo-ción de asbesto, que a su vez necesitaba alimentar el miedo al asbesto. El miedo a la destrucción del ozono creó la industria de los nuevos gases y equipos de refrigeración –que necesitaba alimen-tar al miedo al cáncer de piel. Las agencias de protección del ambiente temieron eliminarse a ellas mismas, aún cuando la evidencia de los programas de remoción fue en sí misma removida. De manera que el juego continúa.

En verdad, las amenazas encuentran curiosas maneras cooperativas para crecer. Las sobreestimaciones de la CIA hicieron crecer a los militares Americanos, cuyo crecimiento a su vez justificó el crecimiento militar Soviético, que realimentó más aún a los presupuestos de la contraparte Americana. La Guerra Fría muestra qué difícil es quebrar un ciclo de amenaza. Las amenazas pueden crear enemigos simbió-ticos.

Por supuesto, los EEU y la URSS realmente se pusieron en peligro entre ellos. Y no estoy diciendo “No crea en el calentamiento global o en el ántrax”. Digo en cambio,
“Comprenda los prejuicios y sesgos inherentes en las evaluaciones y las predicciones.”

Estamos acostumbrados a filtrar las palabras de los expertos que reciben ricos honorarios de las com-pañías privadas. Necesitamos volvernos más sensibles a los sesgos de grandes porciones de “Acadé-micos” que son financiados por gobiernos
para documentar amenazas, y del creciente y elocuente número de personas que viven de otras fuentes “sin fines de lucro” y otros medios. Los Evangelizadores de la televisión profetizan semanalmente al Juicio Final y arrebatan cheques entre la audiencia. Lo mismo hacen los ecologistas. Nuestros gobiernos y leyes impositivas han creado un floreciente negocio en la legitimación de la amenaza ambiental.

Entonces, siga al dinero, y al público, y a la aprobación de los pares. Calibre las amenazas como corres-ponde. El colapso de la URSS mostró que la Industria de la Amenaza Occidental había sobrestimado al poder de Rusia en un factor de tres. Dividiendo a las amenazas actuales por tres podría ser una regla básica.

Afortunadamente, muchas amenazas simplemente se han desplomado con el tiempo. La Industria de la Amenaza
no lo hará. La sociedad parece estar sujeta a una Ley de la Conservación de la Preocu-pación. Los editores llenan las páginas frontales de los diarios todos los días con amenazas inminentes. Además, los “amenazadores” aseguran que ellos deben inflar sus afirmaciones y reclamos para poder competir.

Y algunas amenazas resultan ser peores que lo imaginado. Antes de la Guerra Civil de los Estados Uni-dos, tanto los defensores de la esclavitud como los abolicionistas subestimaron su maligno y perdura-ble legado. Necesitamos aprender más para separar
la esclavitud de los motores de combustión interna, cuyos peligros también hicieron titulares a mediados del Siglo 19. Y tenemos que separar a los problemas reales, manejables, de las máquinas a vapor de los apócrifos de brujas y débiles campos magnéticos.

Hoy, yo temo que una población que envejece terminará destrozando al sistema de seguridad social. Pero atesoro a los oponentes que confrontan esa visión mía. La Ciencia, al igual que la Democracia,
puede prosperar solamente con una leal, dura oposición. Desprecie a la Industria de la Amenaza Achique el pánico.




Grabe este artículo como PDF



Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:

Usted es el visitante No:
desde Diciembre 2006


Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

Click for Pilar Observatorio, Argentina Forecast

Locations of visitors to this page

Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

Speakeasy Speed Test

Free counter and web stats
¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?
Ranking entre sitios de la web


Usted es el visitante número

desde Noviembre 28, 2008
Vea aquí nuestras estadísticas


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?



Click for Pilar Observatorio, Argentina Forecast

Locations of visitors to this page

Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

Speakeasy Speed Test

Free counter and web stats
¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?
Ranking entre sitios de la web


Usted es el visitante número

desde Noviembre 28, 2008
Vea aquí nuestras estadísticas


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?



Grabe este artículo como PDF



Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:

Usted es el visitante No:
desde Diciembre 2006


Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

Click for Pilar Observatorio, Argentina Forecast

Locations of visitors to this page

Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

Speakeasy Speed Test

Free counter and web stats
¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?
Ranking entre sitios de la web


Usted es el visitante número

desde Noviembre 28, 2008
Vea aquí nuestras estadísticas


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?