PARTES de PRENSA - E-MAIL - QUIENES SOMOS - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS -
AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS







EL PROBLEMA CON LOS MODELOS DEL CLIMA

(continuación del tema iniciado en Modelos del Clima: Dudas Lógicas")

Extractos de una carta del Dr. Vincent Gray a un diario de Nueva Zelanda, hablando sobre el asunto de los modelos del clima computarizados que predicen aumentos de temperatuira de hasta 11,5º C para dentro de pocos años. Este tema de los modelos va para largo, porque es la última arma que les queda a los Kiotistas para segur impulsando su fraude. El clima actual y las observaciones de un mundo real que se niega a colaborar calentándose, no les está ayudando para nada.


Dice el Dctor Vincent Gray:

Los modelos incorporan una gran cantidad de parámetros para las propiedades del clima y las ecuaciones matemáticas, y las usan para calcular un promedio de clima y sus cambios. Tanot los parámetros como las ecuaciones contienen incertidumbres cuyos valores cuantitativos son en su mayoría desconocidos. La elección de cuál parámetro o ecuación usar es puramente arbitrario, a elección del modelista. Es entonces muy poco sorprendente que los resultados de los modelos varíen de una manera pasmosa.

Los modelos se clasifican de acuerdo a las cifras que obtienen para el cambio del equilibrio de la temperatura global causado por una duplicación de las concentraciones del dióxido de car-bono en la atmósfera. Esta cantidad es llamada “sensibilidad del clima”. Para poder predecir el clima futuro se necesita que haya un agregado, una estimación de cuánto le llevará al dióxido de carbono en duplicar sus niveles.

Los primitivos modelistas trataron de lograr una “rango” para la sensibilidad climática de diver-sos modelos y, eventualmente, por un “show de muestras” se decidió por una cifra baja de 1,5º C y una elevada de 4,5º C. estas cifras fueron confirmadas a través de todos los subsecuentes informes del IPCC y fueron la base para la “proyección” de los futuros cambios en la tempera-tura, cuando se los incorpora dentro de los “escenarios” de los futuros aumentos del dióxido de carbono. “Cambio Climático 2001” fue capaz de usar escenarios altamente improbables, tales como que Ruanda y Mali igualarían el PBI per cápita de los estados Unidos, o que el consumo de carbón se elevaría diez veces, para “proyectar” una elevación de la temperatura para el 2001 de entre 1,4º C y 5,8º C.

El rango de la “sensibilidad climática” aceptada por el IPCC fue siempre nada más que conje-turas, sin base científica alguna, dado que ninguno de los parámetros y ecuaciones tienen establecido un nivel de certeza científicamente establecido. Esto se aplica de manera particular a las “realimentaciones del vapor de agua y las nubes. En la página 555 del “Cambio Climático 2001” del IPCC se encuentra el siguiente párrafo:

“El rango… es 1,4 a 5,8º C. Nótese que, por dos razones, este no es el rango extre-mo de posibilidades. Primero, no se han considerado las incertidumbres de los forza-mientos; segundo, algunos modelos tienen sensibilidades climáticas efectivas fuera del rango.”

De manera que uno puede tener el rango superior que le venga en ganas. No se menciona que uno también puede ir para abajo. La página 334 de Cambio Climático 2001 dice:

“Las estimaciones más grandes del forzamiento negativo debido al efecto indirecto de las “nubes-cálidas” puede aproximarse o exceder al forzamiento positivo debido a los gases de invernadero de larga vida.”

De tal modo se puede diseñar un modelo en donde la temperatura caiga con el aumento del dióxido de carbono, pero nadie parece querer hacer esto.

En esta situación, tenemos la última carta en “Nature” de dieciséis autores (Vol. 453, páginas 403-406, 2005), encabezados por D.A. Stainfoth, que intenta dar un rango aún más amplio a la “sensibilidad del clima” a partir de “una gran armazón de varios miles de simulaciones del clima usando a 90.000 participantes de 140 países que usan computadoras personales. Ellos pue-den elegir tres valores posibles para seis parámetros, y correr el modelo del clima de Hadley (UK MET Office) para diferentes mezclas de perturbación.”

Llegaron así a un rango para la “Sensibilidad del Clima” mayor que las suposiciones previas. Obtuvieron seis resultados que fueron negativos, pero hallaron una excusa para rechazarlos debido a “conocidas limitaciones con el uso del océano simplificado.” Después de que esos resultados fueron tirados a la basura, quedaron con un rango de “sensibilidad del clima” de 1,9º C a 11,5º C, que por supuesto, la prensa se precipitó sobre la cifra de 11,5º C para llenar titulares de historias sobre el futuro calentamiento del clima.

Los autores nos amenazan con la extensión del ejercicio a parámetros todavía más “perturba-dos”, pero hasta el momento no parecen querer usar diferentes modelos básicos o diferentes ecuaciones modelos. Esto nos daría valores todavía más grandes, y también tros muy bajos que no pueden explicar.

Francamente, los autores dicen que “se sabe que los expertos subestiman la incertidumbre aún en ejercicios directos de resultados donde el ingreso de la pregunta es claro” y “nosotros no podemos proveer de una función de probabilidad de densidad que sea objetiva, para la sensibilidad simulada del clima.”

De esta manera, el estudio prueba algo que muchos de nosotros sabíamos desde hace tiempo: que los modelos del clima computados actualmente no pueden predecir el clima futuro de ninguna manera.

La actual tasa de aumento del dióxido de carbono en la atmósfera es de 0,43% anual, de modo que a la presente tasa duplicará los niveles del 200 en el año 2230, de manera que tenemos un tiempo bien largo para esperar y comprobar si Stainforth et al., tenían razón. Para entonces, lo más probable es que para nuestras necesidades energéticas estemos usando a la energía de fusión nuclear.



Vea el tiempo en Argentina




Volver a la página Cambio Climático             Volver a la página Artículos

Usted es el visitante No.:

desde Enero de 2002
FastCounter by bCentral

Vea aquí otras interesantes
estadísticas de la página

¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?