PARTES de PRENSA - E-MAIL - QUIENES SOMOS - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS -
AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS

 






RUMBO A LA CUMBRE CLIMATICA
2004 EN BUENOS AIRES.

Por A. CRISTIAN FARIZANO (*)

...porque, habiéndonos dado Dios a cada uno algunas luces para distinguir lo verdadero de lo falso, no hubiese creído ni por un momento que me debía contentar con las opiniones ajenas, si no me hubiese propuesto emplear mi propio juicio en examinarlas cuando llegase el momento oportuno...

René Descartes.

Esta es una investigación de alcance mundial, por lo que las consideraciones sobre naciones o bloques de naciones, serán tocadas en artículos posteriores.

Contar solo una parte de la verdad, es una forma de ocultar la verdad completa, subestimando la luz natural innata en los seres humanos, e impidiendo que, teniendo ante sus ojos el panorama completo, relatado en forma simple, como un cuento, puedan elegir según su recto criterio, en libertad. Este trabajo apunta a completar ese cuadro que es mostrado solo en forma parcial (y condimentado con el relato de fenómenos de todo el mundo que presagian el cumplimiento de sus apocalípticas predicciones), para que cada lector pueda conocer el todo al que pudo llegar éste investigador profundo sobre éste fenómeno, y pueda en consecuencia seguir el desarrollo de los acontecimientos de lo que se avecina, e intervenir con su opinión o como lo decida libremente antes de que se tomen decisiones sin retorno.

Este no es un problema técnico científico, sino de la más alta conducción estratégica y política nacional e internacional. De lo que aquí se decida, puede salir un nuevo orden mundial, provocando algo así como un terremoto geopolítico.

Este artículo se centra en el Efecto Invernadero (EI). Entre los generadores principales del mismo se señalan a los transportes los cuales, entre otras externalidades (contaminación del aire, ruido, accidentes, congestión, contribución a las lluvias ácidas, etcétera), sumarían un aporte significativo con emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), al "supuesto" Calentamiento Global del Planeta (CGP). Ello se magnifica por el empleo de medios de transporte individuales en lugar de masivos, modos de transporte y fuentes de energía más contaminantes.

El Transporte Mundial es responsable del 22% del Total de las emisiones de CO
2 (Anhídrido Carbónico), calculadas entre 1.300 y 7.700 millones de toneladas anuales nos dice el IPCC (Intergubernamental Pannel of Climate Change - Panel Intergubernamental para el Cambio Climático) dependiente de la ONU. Si esto se comprobara y sus efectos fueran capaces de generar un cataclismo global, antes que ello sucediera el Transporte Mundial y las Fuentes de Energía en uso deberán ser rediseñados, en forma rápida y obligatoria, con un esfuerzo titánico y fabulosos costos para la humanidad. De hecho, hay países que ya lo están haciendo, antes de que el Protocolo de Kyoto (PK) sea ley internacional.

Diferentes fenómenos atmosféricos

Hay cuatro fenómenos atmosféricos diferentes que muchas veces se confunden. Ellos son: globales (Efecto Invernadero y Capa de Ozono), regionales y locales (Lluvias Ácidas) y locales (Contaminación del Aire). En las emisiones de todos ellos, excepto los de la Capa de Ozono, los emisores son los mismos pero sus alcances diferentes. La Capa de Ozono se encuentra en la Estratosfera, las Lluvias Ácidas, la Contaminación del Aire y el Efecto Invernadero se producen en la Troposfera, pero a diferentes altitudes. La contaminación Local o Regional, no necesita la intervención de todos los países del mundo para su solución. El no comprobado CGP, sería el único fenómeno de carácter global, con medidas globales, controles supranacionales y sofisticados sensores satelitales de la Comunidad Internacional dictados por el Protocolo de Kyoto.

El clima y la falla detectada

La Biosfera tiene una temperatura media (TM) que permite la existencia de seres vivos. Si esa magnitud aumentase o descendiese más allá de límites razonables, se producirían alteraciones climáticas de consecuencias graves. Al incremento de esa Temperatura Media Global (TMG) lo llamamos Calentamiento Global del Planeta y a la disminución Enfriamiento Global del Planeta (EGP).

“Sabemos que el clima normal no existe. Lo normal, es el cambio climático de corto, mediano y largo plazo. Cada estación del año registra temperaturas inferiores o superiores a la media. La nieve del invierno y el calor del verano pueden superar el promedio o no alcanzarlo cada año, dificultando la detección de cambios climáticos globales; un año muy caluroso o frío o varios consecutivos, no son síntoma de tendencia al recalentamiento o enfriamiento. Debido a estas variaciones anuales normales, la tendencia se debe buscar en los cambios en la temperatura global de largo plazo”.

Las diferentes posturas científicas

La Comunidad Científica Internacional no coincide en el diagnóstico y tratamiento del fenómeno. Una corriente de investigadores sostiene que existe desde la Revolución Industrial un progresivo CGP debido a la Actividad Humana, por la continua emisión a la atmósfera de GEI producidos por el Transporte, la Industria y la Ganadería a nivel Mundial. Otra corriente científica afirma que estamos dentro de la normalidad de los Ciclos Naturales de Calentamiento y Enfriamiento del Planeta.

Las principales diferencias

Las principales contradicciones son, en primer lugar, que las mediciones de la Temperatura de la Troposfera con Termómetros desde la superficie de la Tierra y desde la Atmósfera mediante Globos Radiosonda y Satélites Climáticos, dan resultados contradictorios: calentamiento los primeros y enfriamiento los segundos. Los primeros al estar en “Islas de Calor Urbano” (ciudades) dan temperaturas superiores pero, al corregirse el efecto, la comparación de las mediciones desde la superficie y a diferentes alturas de la Atmósfera arrojan enfriamiento.

En segundo lugar, la simulación climática del IPCC con supercomputadoras da un abanico de resultados porque no pueden aún representar los ciclos astronómicos y geológicos, las nubes, el vapor de agua y los océanos en forma fidedigna, y esos resultados son incompatibles con las observaciones de la realidad.

En tercer lugar
, cuando unos dicen que estamos en una tendencia de calentamiento acelerada por la Actividad Humana, la otra teoría responde que, aunque no existiese la humanidad, el clima variaría cíclicamente en largos períodos glaciales e interglaciares, por los Ciclos Naturales de Calentamiento y Enfriamiento del Planeta.

En cuarto lugar, mientras el primer grupo busca retrotraer las emisiones a nivel de las del año 1990, en franca lucha contra las emisiones de Anhídrido Carbónico (CO
2) de todos los motores fijos y móviles del mundo, los otros prefieren luchar primero por la minimización o supresión del Metano, el Ozono troposférico, los Clorofluorocarbonos (CFC) y otros, producidos en menor cantidad pero con mucho mayor Potencial de Calentamiento.

En quinto lugar, mientras los primeros parecen no escuchar los puntos de vista de sus antagonistas se concentran en avanzar en la dirección por ellos determinada, los otros tratan de hacer conocer sus teorías y debatir el tema en cuestión, antes de que se tomen decisiones sin retorno.

En sexto lugar, mientras los primeros sustentan la firma y activación del Protocolo de Kyoto, los segundos demuestran que no se debe dar semejante paso “sin la evidencia científica” necesaria. Por ello, así como se bautizó al Transporte en Áreas Metropolitanas como “el reino de las externalidades”, se podría rotular al CCG como “el reino de las contradicciones”.

Las cumbres mundiales

El objetivo del Tratado sobre el Clima Global de 1992 en Río de Janeiro era “lograr la estabilización de las concentraciones de gas invernadero en la atmósfera, a un nivel que previniera la peligrosa interferencia con el sistema climático causada por el hombre”. El problema para formular políticas, es que nadie sabía ni sabe que constituye una “concentración peligrosa” de GEI ya que no existe base científica para definirla, ni para saber si es mayor o menor que los niveles actuales.

Conclusiones

Al no existir evidencia científica cierta de la aceleración antropogénica del EI, crece la duda por las contradicciones señaladas y la evidencia de que lo sostenido por todas las teorías esta ocurriendo a cada instante, incluso la aceleración de los GEI. Pero esto último no certifica que ella sea la causa decisiva del no probado CGP. Ante la evidencia científica, se rinde el que sostiene una teoría equivocada, y algo así, contundente, le hace falta al supuesto de la aceleración del EI para imponerse. Es difícil lograr ese consenso con las pruebas presentadas hasta el momento.

Medidas preventivas generales

Pero ante la supuesta gravedad del fenómeno en cuestión, las medidas preventivas del Transporte y uso racional de la Energía, deberían partir de un criterio de verdad de compromiso tal como considerar la posibilidad más peligrosa y no la más favorable.

La continuación del control de la evolución del CCG, debería estar centralizado en todas las teorías, conducido por la ONU empleando al IPCC para tal fin, con informes mensuales y resúmenes anuales en distintos idiomas, informando a la opinión publica sobre evolución de la salud del planeta (implementado actualmente solo hasta el 2001). El Protocolo de Kyoto está firmado entre otros, por los principales emisores excepto Australia y EE.UU., que prometió soluciones alternativas con altas tecnologías existentes y aplicables, que anulen recortes y controles previstos por dicho Protocolo.

El delicado equilibrio de aptitud para la vida, podría estar alterándose por la superproducción de GEI y la destrucción progresiva de los sumideros naturales, tales como los bosques con talas a matarrasa y las masas hídricas con la polución creciente de las aguas. Ante esto, parecería acertado implementar políticas mundiales de reforestación, sembrado de micro nutrientes en el fitoplancton y máximo cuidado de la hidrosfera.

Es conveniente continuar tomando muestras atmosféricas, para ver la evolución de la concentración de esos GEI con el transcurso del tiempo, y su correlación con el aumento o disminución de la TMG.

Sería razonable también continuar la lucha contra el CGP, combatiendo primero el uso de los combustibles con alto potencial de calentamiento, como el Ozono troposférico, el Metano y los CFC, en lugar de centrar la acción desde el principio sobre los fósiles, que tienen el menor potencial de calentamiento y además, son la base de la economía mundial y de la vida moderna.

Medidas desde el punto de vista del Transporte

Por el momento, no hay evidencia que el uso de los fósiles podría generar un cataclismo. El daño cierto que producen son la contaminación del aire en las ciudades con monóxido de carbono (CO) y otros gases, las lluvias ácidas y la contaminación de las aguas por derrames y filtraciones de crudo. En consecuencia, se deberían optimizar la combustión y los gases de escape, evitar derrames y filtraciones y definir cual de todos los sucedáneos sería el mejor sustituto, cuando aparezca la evidencia de su acción nociva o se terminen las reservas, lo que ocurra primero.

Se debería intensificar el empleo de energías poco o no contaminantes como el GNC (Gas Natural Comprimido), el Hidrógeno, la Energía Solar, las baterías eléctricas recargables, la energía nuclear y otras fuentes en desarrollo, que, al ir sumándose a la oferta de combustibles, harán decaer gradualmente la demanda de los combustibles fósiles y por ende, sus emisiones.

Se imagina un planeamiento de ciudades y transportes de cargas y personas armonioso, racional, interdependiente, disponiendo de un sistema beneficioso para la economía, con excelente movilidad y seguridad, de uso eficiente de la energía, que contribuya a la conservación de la tierra, busque el uso más eficiente del suelo, la menor contaminación de la atmósfera, no contamine las aguas y no resulte perjudicial para el medio ambiente, es decir, un sistema de transporte sustentable. Al implementar Políticas Mundiales de Transporte, debe considerarse el continuo aumento de la población, del volumen de cargas y cantidad de personas a transportar. Al pensar el sistema de transporte del próximo siglo, reconociendo los aspectos ambientales y de suministro de energía del futuro, debemos considerar cuidadosamente las opciones de transporte.

El automóvil continuará como preferido para viajes a cortas distancias. Pero el desarrollo futuro debería planificarse facilitando el mayor uso posible del transporte público.

Cada vez será más importante la flexibilidad del Transporte Multimodal para ampliar el empleo del modo ferroviario con ferrocarriles preferentemente eléctricos, de tipo Railroad o de doble apilado y de alta velocidad. Las terminales multimodales de carga y de pasajeros deben hacerse más eficientes, de manera de no debilitar la capacidad de los transportes de línea, marítimos, fluviales, ferroviarios, de camiones y aéreos. Para lograr un sistema de transporte integrado y ecológicamente adecuado, debería ser completamente segura y casi sin esfuerzo la transferencia del tren al avión y al automóvil y de los buques al ferrocarril y a los camiones. Debería considerarse la reincorporación masiva del hidroavión, para luchar contra la congestión aérea y terrestre de los aeropuertos y aprovechar las facilidades del planeta que debería llamarse Agua y no Tierra.

En lo que hace al Transporte Urbano en las pequeñas, grandes y muy grandes ciudades del mundo, si bien cada una debe contribuir con soluciones locales y personales, las políticas mundiales deberían ser de empleo generalizado de medios masivos, con grandes playas de estacionamiento gratuitas o muy económicas en las afueras de las ciudades para desalentar el uso de vehículos particulares, con peajes elevados para entrar y estacionamientos muy caros. Transportes Masivos confortables, seguros y muy económicos, uso creciente de motores con combustibles alternativos. Ferrocarriles urbanos y suburbanos con energía eléctrica, cruces por sobre o bajo nivel que eviten congestiones y motores emitiendo gases sin avanzar. Transportes interurbanos con el ferrocarril como medio principal, el menos contaminante de los medios terrestres, complementado con Colectivos y Camiones tipo Road Train.

Extracto de noticias contradictorias de la ciencia.

El pronosticado derretimiento de la Antártida a causa del Calentamiento anormal del planeta por la Actividad Humana queda cuestionado pues ella se calienta y enfría rápidamente por zonas, pero la resultante arroja enfriamiento y el hielo cubre un 2% más que hacen 20 años. Estudios recientes, podrían contradecir esto, pero será analizado en un artículo posterior. En Alaska, la temperatura aumentó 5º C en verano y 10º C en invierno. Pero si el Cambio Climático es un fenómeno Global, ¿Cómo puede un Polo enfriarse y el otro calentarse simultáneamente?. Además, para algunos el calentamiento global es 4 veces mayor que el pronosticado. Pero, ¿En qué se basan dichas predicciones? ¿Pasarán de 6.000/30.000 a 24.000/140.000 millones de toneladas las emisiones de CO2?, ¿En cuál hemisferio?.

En consecuencia, estalló antes de la Cumbre de Johannesburgo el debate entre la Ciencia Oficial y la Disidente, desestimando la última las proyecciones demográficas y energéticas del IPCC. Sostienen que la humanidad no es responsable del calentamiento global, que hay denuncias que se basan en cuentos de hadas, y que la Tierra varió su temperatura sin el hombre. Afirman que no existe consenso científico que avale el Tratado y el Protocolo de Kyoto y aconsejan organizar un equipo científico que, usando hechos y reportes del IPCC, arribará a resultados diferentes. Hay evidencias de falta de calentamiento apreciable desde 1940, lo que implica que los efectos del hombre son pequeños. Responsabilizan al sol por todos los cambios climáticos a corto plazo.

El Senado de los EE.UU. votó por 95 a 0 contra racionamiento e impuestos a la energía, por falta de justificación científica. En una encuesta de la Fundación Citizens for a Sound Economy (CSE) en 1997, los climatólogos sostienen mayoritariamente que existe suficiente evidencia para sugerir que la Tierra se encamina a otro período glaciar.

Ecologistas, los acusaron de ir contra el consenso de la comunidad científica, lo que parece válido si consideramos una página de Internet que ya reúne más de 10 mil firmas de científicos que apoyan al Protocolo de Kyoto. Pero la Gaceta Nº 233 de 1999 de la ONU, expresa que más de 17.000 científicos firmaron una declaración contraria al Protocolo. En consecuencia, ¿Es la opinión de la mayoría el criterio de verdad más razonable en éste caso? ¿En cual de las posturas científicas se concentra la opinión de la mayoría contabilizando los 10.000 científicos de la ONU, contra los 17.000 de la Gaceta de la ONU y la encuesta de la CSE? Además, “la pluralidad de votos no es una prueba que valga para nada para las verdades un poco difíciles de descubrir” (Descartes).

En medio de contradicciones, con la Ciencia dividida y enfrentada, entre el 26 de agosto y el 4 de septiembre de 2002, se realizó la Reunión Cumbre del Clima en Johannesburgo. La ONU y sus asociadas concientizaban al mundo sobre el acelerado deterioro del planeta, por el recalentamiento climático. ¿Continuará la ONU con su tendencia de ignorar a los científicos que tienen diferente opinión sobre el Cambio Climático? ¿Habrá dicho en vano Galileo hace siglos: “nunca he conocido alguien tan ignorante de quien no pudiese aprender algo” y “la autoridad de mil no vale lo que el humilde razonamiento de un solo individuo”?

ARGENTINA Y CHILE TRAS LOS RASTROS DEL CAMBIO CLIMATICO

ARGENTINA
- “Cinco expedicionarios argentinos de la Dirección Nacional del Antártico (DNA) partieron en una misión que investigará el calentamiento global, que se aceleró en los últimos nueve años. En 1995 colapsó la barrera de hielo Larsen A, siete años más tarde se desintegró Larsen B, dieciséis veces el tamaño de la ciudad de Buenos Aires. Esos bloques de hielo de 30 metros de altura sobre el nivel del mar y 300 metros de espesor, habían sido utilizados históricamente por el hombre para desplazarse por esta región. Hoy, corre peligro Larsen C, la última barrera de hielo que tiene la costa oriental de la península antártica”.

“El principal objetivo de la misión es alertar sobre las consecuencias del metano como gas de efecto invernadero. Los científicos tomarán 900 muestras de mar congelado, testigos del pasado de hasta siete metros de profundidad”.

Aunque se estima que en regiones polares está contenido en forma de metano el 50 por ciento del carbono existente en el mundo, los resultados de la travesía podrían tener repercusión mundial.

Componente del gas que emanan los seres humanos y otros mamíferos, y producto de la fermentación de desechos vegetales, el metano es considerado diez veces más perjudicial para el efecto invernadero que el dióxido de carbono. "Algunos grandes cambios climáticos pudieron haber sido producto de liberaciones en masa de metano", expresó el geólogo Rodolfo del Valle, jefe de la expedición.

La expedición esta conducida por la Cancillería y fue organizada por la DNA y el Instituto Antártico Argentino (IAA), dependientes de la misma.

CHILE
- La ministra de Defensa de CHILE, acompañada por los Comandantes en Jefe del Ejército, Armada, Fuerza Aérea, y el Director del Centro de Estudios Científicos de Valdivia, anunció que el Ministerio de Defensa coordinó los esfuerzos de las Fuerzas Armadas y el Centro de Estudios Científicos para hacer posible la primera expedición científica terrestre sobre la Península Antártica y el Campo de Hielo Patagónico Norte realizada por investigadores de un país de América Latina hasta el Polo Sur, que se realizará en noviembre y diciembre de éste año, cumpliendo con la política antártica definida para la Defensa Nacional y sus instituciones.

Ella se enmarca en la iniciativa científica internacional ITASE (International Trans-Antartic Scientific Expedition), cuyo objetivo es estudiar, a lo largo de trayectos de miles de kilómetros, los cambios climáticos y de química atmosférica registrados en los últimos cientos de años en el Continente Helado. En el proyecto participan Estados Unidos, Japón, China, Noruega, Rusia, Francia, Italia, Suecia, Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda. De esta manera, Chile es el primer país de América Latina que se incorpora con medios propios, al grupo de naciones capaces de enfrentar este tipo de desafíos.

La expedición al Polo Sur contará con el aporte del Ministerio de Defensa, el Ejército, la Fuerza Aérea y el CEC. La exploración aérea será un esfuerzo de la Armada, el CEC y la NASA. A la travesía terrestre al Polo Sur irán, del Ejército, un oficial director operativo, un oficial geógrafo, un oficial médico, un ingeniero geomensor, y del Cecs, un director científico, dos glaciólogos, un ingeniero geodésico, un ingeniero radarista y dos científicos asistentes y personal de apoyo logístico.

Al respecto y como un destacado aporte nacional a la ciencia, el comandante del Departamento Antártico del Ejército de CHILE, dio a conocer en Bremen, Alemania, durante la XXVIII Reunión del Comité Científico de Investigaciones Antárticas (SCAR) y de la XVI Reunión del Consejo de Administradores de Programas Antárticos Nacionales (COMNAP), aspectos de la organización de la Primera Expedición Nacional Científica al Polo Sur, como el principal evento antártico internacional en el ámbito científico.

La expedición responde a la actual preocupación que existe por el calentamiento global y lo que está pasando con la Antártida. En Bremen, el citado Comandante señaló que algunos científicos vaticinan un cambio climático acelerado por efecto de la presencia del hombre en los últimos 100 años. Otros limitan el cambio sólo a la península antártica. Se realizarán mediciones científicas de testigos de hielo a extraer (muestras cilíndricas de 50 metros), para leer los fenómenos anteriores ocurridos respecto del calentamiento global. Indicó que esto no sería algo actual, sino que se habrían dado ocho fenómenos de calentamiento progresivo, en los que luego rápidamente, la temperatura decreció”, (como en “The day after tomorrow”). “Se dice que este fenómeno debería ocurrir en 20 mil años, pero la intervención del hombre ha cambiado drásticamente esto y los cambios son visibles, como el agujero en la capa de ozono, el desplazamiento de los glaciares y su recogimiento en la zona sur”, agregó.

Destacó que este tremendo esfuerzo logístico permitirá a Chile desarrollar sus propios proyectos científicos y contribuir científicamente con la humanidad. A través del INACH, se finalizarían las obras de un laboratorio científico húmedo especializado en ciencias humanas y fisiología que el Ejército tiene instalado allí, y que incorporará las áreas de ciencias naturales, geología, glaciología, paleontología y oceanografía.

A través de los registros presentes en los "testigos" de hielo, los expertos esperan poder reconstruir la variación del clima de la Tierra durante los últimos 200 años, determinando además, el impacto del cambio climático sobre el continente helado. Es esencial estudiar la inestabilidad en la Antártida porque si una parte sustancial se fuera al agua, sería un cataclismo climático mayor. La finalidad última, es verificar la respuesta de las masas glaciares al cambio climático global, ya que en el 2002 el CEC, la NASA y la Armada de Chile, comprobaron un adelgazamiento de los hielos y confirmaron que algunos glaciares antárticos reaccionaban al calentamiento global más aceleradamente.

Siendo la Antártida muy sensible al cambio climático, con influencia crítica en la circulación atmosférica y oceánica del planeta, el comportamiento de sus glaciares resulta fundamental para estimar tendencias y predecir impactos futuros, lo que hace necesario el estudio en detalle del balance de masa de los glaciares, el espesor y estructura interna del hielo y los cambios sucesivos en la acumulación de nieve.

Sus resultados, permitirán resolver una de los grandes interrogantes que dividen a políticos y ambientalistas en todo el mundo, a saber, si la contaminación humana está realmente afectando el clima de nuestro planeta.

Luego de un año de trabajo, están hoy en la última fase de entrenamiento de científicos y militares. La ministra y los comandantes en jefe esperan poder ir al polo a recibir esta expedición. A juicio de la ministra, esto demuestra "las capacidades que un país pequeño como Chile puede tener" cuando complementa sus recursos civiles y militares, estimando que esta misión dejará al país "muy bien posicionado en el ámbito internacional".

Reflexiones finales.

Queda claro que el Cambio Climático es una "Babel de fenómenos, causas, pruebas y fundamentos". "Se enseña en las escuelas como verdadero el recalentamiento del planeta, sin evidencia científica". ¿Se deberían cambiar los planes de educación, enseñar el fenómeno y todas las teorías que lo explican, expresando que está en debate y sin evidencia científica?. Se enseña como "ciencia dada" lo que podría tratarse de un "error", pero si no se da lugar a una modificación que lleve a la investigación y a la búsqueda de la verdad, ¿se podría estar enseñando una "falsedad"?.

Múltiples agresiones al medio ambiente probadas, no autorizan a meter en la misma bolsa a la aceleración del EI, pero sí en un paquete de fenómenos "en estudio". Las diferentes opiniones, son lo normal y nadie puede sentirse dueño de la verdad. La Comunidad Internacional diagnosticó en Kyoto y tomó decisiones de fondo para atacar el supuesto problema. Inicialmente, con magra adhesión, situación que se modificó en la Cumbre de Bonn, donde firmaron los grandes emisores, excepto EE.UU, Rusia y Australia.

Es fundamental un diagnóstico certero antes de implementar medidas a priori de "no arrepentimiento", es decir, útiles para el caso de ser verdadera o no la causalidad humana del fenómeno y que no obstaculicen el conocimiento de la verdad. Confirmado el diagnóstico de los defensores del EI, se adoptarán urgentes acciones mundiales obligatorias, para evitar efectos no deseados y hasta el momento, tal vez evitables. Si no aparece "la evidencia científica", ¿no habría que desacelerar la campaña desatada por el IPCC y apoyada por las ONG y continuar investigando pero sin la presión actual? Si la ONU y el IPCC mantienen su actitud, se deben implementar medidas para que la Ciencia Oficial y la Disidente operen en igualdad de condiciones y sirvan a una mejor aproximación a la Verdad completa sobre el fenómeno en cuestión y su solución.

Se pueden ignorar tanto "la Política" Nacional como la Internacional pero no "las Políticas" de ambas, que terminan inexorablemente interfiriendo en la vida de todos. Las consecuencias prácticas que lleva implícita la activación de Kyoto, podrían transformarse en una "Piedra Filosofal Atmosférica" para los visionarios y un "Obstáculo al Desarrollo" para distraídos o ignorantes del tema. Lo importante ante tantas componentes es buscar la resultante, comprometidos con la búsqueda de la verdad y la preservación de la Tierra. Argentina ha firmado el Protocolo de Kyoto, el que ha sido ratificado por el Congreso Nacional.

Este sería muy sintéticamente el cuadro de situación con el que nos encaminamos a la próxima Cumbre de la Tierra, a desarrollarse en Buenos Aires, Argentina, en diciembre de 2004. Si un gran emisor como Rusia, que se muestra proclive a hacerlo, firma el Protocolo de Kyoto, este se pone automáticamente en vigencia.

BUENOS AIRES, 6 de octubre de 2004.

(*) A. CRISTIAN FARIZANO
Magíster en Transporte
e–mail:
cristianf_50@yahoo.com


Vea el tiempo en Argentina




Volver a la página Cambio Climático             Volver a la página Artículos

Usted es el visitante No.:

desde Enero de 2002
FastCounter by bCentral

Vea aquí otras interesantes
estadísticas de la página

¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?