PARTES de PRENSA - E-MAIL - QUIENES SOMOS - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS -
AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS








Un Servicio de
The Greening Earth Society

Un Cuento de Dos Registros

SciencExpress (la versión "apuro-por-publicar" de la revista Science) publicó un informe el 7 de octubre, 2004, afirmando que una tendencia hacia temperaturas más altas podría conducir a "un serio aumento a largo plazo de la aridez en el oeste de América del Norte." El equipo de paleoclimatólogos liderados por Edward Cook usa una gran colección de datos de anillos de árboles de la región para analizar 1200 años y reconstruir las condiciones de sequía en el Oeste Americano.

La Figura 1 es la reconstrucción de Cook del porcentaje de la parte oeste de los EEUU que experimentó condiciones de sequía hace tanto como el año 800 de nuestra era. La información está "suavizada" para destacar variaciones decanuales y de mayor escala. La Figura 1 también incluye las fechas centrales de períodos asociados con condiciones inusualmente húmedas o secas. Nótese cómo durante el perído desde el 900 hasta el 1300, un porcentaje mucho mayor del oeste experimentó sequía que en cualquier otro tiempo desde entonces. También se nota la manera en que la sequía hacia el final del período (el período actual) palidece en comparación con sequías en eras anteriores, por lo menos en cuanto su extensión superficial.

Figura 1. Reconstrucción del porcentaje del oeste de los EEUU que experimentó condiciones de sequía (800 DC al presente). Las fechas centrales de períodos inusualmente húmedos o secos están indicadas con flechas rojas y azules. (Fuente: Cook et al., 2004).


Cook y sus colegas presentan con su gráfico dos mensajes para llevarse a casa: Primero, las condiciones secas experimentadas entre el 900 y el 1300 DC ocurrieron durante el Período Cálido medieval (PCM). Ellos escriben, "La coincidencia entre nuestra época de megasequía (900-1300 DC) y el PCM sugiere que las condiciones del clima anormalmente cálido podrían haber contribuido al desarrollo de sequías más frecuentes y persistentes en el oeste." Segundo, una tendencia hacia tempeaturas más cálidas podrían gatillar un retorno a las condiciones más secas experimentadas en el pasado.

Lo que nos intriga es la referencia de Cook a la existencia del Período Cálido Medieval. ¿Recuerdan la manera en que mann y sus colegas niegan la relevancia de esta era? Su reconstrucción de las temperaturas desprecian la magnitud del PCM, especialmente en relación al Oeste Americano.

El reciente artículo de Mann en la revista EOS de la American Geophysical Society’s incluye a la Figura 2, caracterizando la historia de las temperaturas del Oeste Americano. Es difícil de distinguir ningún período extenso de calor inusual excepto al final mismo del registro. En verdad, hay una ligera indicación de que entre 1075 y 1425 DC fue un poquito más caliente que entre 1425 y 1900 DC. Pero esa diferencia apenas parece haber sido notable o ser capaz de causar las sequías extensas descubuertas por Cook en sus registros. Fíjemonos con más cuidado:

Figura 2. Historia de temperaturas reconstruidas del oeste de los EEUU, 200 a 1980 DC. ¿Dónde está Waldo? — el Período Cálido Medieval? (Fuente: Mann et al., 2003)


Usamos a la figura 3 para truncar la reconstrucción de 1800 años de Mann en el registro de 1200 años de cook. Alineamos entonces al registro de Mann con la reconstrucción de las sequías de Cook. ¿Qué tal se corresponden estas dos reconstrucciones?

La escasa correspondencia que encontramos se opone a lo postulado por Cook. El PCM falso en el registro de Mann se corresponde con los períodos relativametne húmedos de la reconstrucción de Cook. Los períodos fríos del registro de Mann corresponden a períodos de extrensas sequías de Cook desde el 110 hasta más o menos el 1500 DC. Desde allí en adelante paenas si hay alguna similitud entre los dos registros.

La peor correspondencia involucra a los últimos 200 años. Las condiciones aparentemente eran frías y secas a principios de los 1800s, se hicieron más cálidas y húmedas a mediados del siglo, y hacia el final del Siglo 20 eran cálidas y secas. En otras palabras, de los últimos 200 años no se puede obtener ninguna información sobre la temperatura en relación con las condiciones de humedad o viceversa.

Figura 3. Comparación directa de la reconstrucción de Cook de las condiciones de sequía y la reconstrucción de Mann de las temperaturas revela la manera en que, en la época asociada con el período Cálido Medieval, las extensas condiciones de sequías están asociadas con temperaturas más frías (flechas de puntos marrones) y períodos de menos sequía están asociados con períodos más cálidos (flechas plenas verdes) . Esto va en contra de las afirmaciones de Cook sobre que los períodos cálidos están asociados con un aumento de la aridez en el oeste Americano.


Obviamente, algo está errado. Si mabas reconstrucciones, de mann y de Cook, son correctas, entonces la afirmación de Cook de que los períodos cálidos están asociados con un aumento de la aridez y sequía en el oeste Americano está equivocada. Si Cook está en lo cierto, entonces algo está errado con la reconstrucción de las temperaturas de Mann. Quizás ambos están equivocados. ¿Quién sabe? Muchas teorías abrazadas por los científicos resultan eventualmente estar equivocadas. Pero una cosa es segura: toda esta incerteza no ayuda para nada a los planificadores, hacedores de políticas y los emergentes ingenieros sociales.

Referencias:
Cook E.R., et al., 2004. "Long-Term Aridity Changes in the Western United States". SciencExpress, Octubre 7, 2004.

Mann, M.E., et al., 2003. "On Past Temperature and Anomalous Late-20th Century Warmth." EOS. 27, 256-258.


Vea el tiempo en Argentina




Volver a la página Cambio Climático             Volver a la página Artículos

Usted es el visitante No.:

desde Enero de 2002
FastCounter by bCentral

Vea aquí otras interesantes
estadísticas de la página

¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?