NOTICIAS - E-MAIL - CORREO RECIBIDO - EL LIBRO - ARTÍCULOS - AMAZONAS - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS

Nota del Editor: Los siguientes comentarios fueron hechos en la Conferencia Riesgos: Regulación y Realidad, por la Dra. Sallie Baliunas, PhD, a cargo de la sección científica de Tech Central Station. La conferencia fue co-patrocinada por Tech Central Station y se realizó el 7 de octubre de, 2004 en Toronto, Canadá.

LAS BRUJAS Y EL TIEMPO
por Dra. Sallie Baliunas
 TCS 

James Glassman: Muchas gracias, David Glatzer (aplausos). A continuación vamos a escuchar a dos sobresalientes científicos, la Dra. Sallie Baliunas y al Dr. Tim Patterson. Sallie es la asesora científica de EnviroScience en Tech Central Station, y creo que lo ha sido durante los dos o tres últimos años. Ella es una investigadora en Astrofísica del Centro Harvard-Smithsonian para Investigación Astrofísica, una editora contribuyente de New Astronomy y del The World Climate Report. Ella ha recibido numerosos premios. En 1991 el Discover Magazine la describió como una de las más destacadas mujeres científicas de los Estados Unidos. También es una ex diputada directora del Observatorio de Monte Wilson, y una vez me guió en un tour en ese lugar tan fascinante. Ella no duerme a la noche de manera que tambén tiene tiempo de servir como consultora técnica para la serie de ciencia ficción de la televisión "Gene Roddenberry's Earth, Final Conflict".

Tim Patterson es profesor de geología en la Universidad Carlton, en Ottawa. Es uno de los líderes Canadienses en el Programa Internacional de Correlación Geológica, proyecto Catenaria Interacciones Tierra Océanos, y es investigador principal de una fundación Canadiense para las ciencias climáticas y ambientales, estudiando registros de alta resolución del Holoceno, de fiordos anóxicos y lagos costeros en la Columbia Británica, que es tremendamente importante, como creo que él les explicará. De paso, también es un ávido fanático de Viaje a las Estrellas como lo son todos los buenos científicos. Por favor, denle la bienvenida a Sallie Baliunas y a Tim Patterson a medida que vamos comprendiendo las complejidades del cambio de clima global.

Sallie Baliunas: El más peligroso de los riesgos para correr frente a las fuerzas destructivas del tiempo extremos es aliarse con la ignorancia científica. Las ciencia – a diferencia de los cuentos folclóricos o las igualmente irrelevantes percepciones tan comunes – es la única herramienta que rinde información confiable sobre el tiempo y el clima.

Aquí se notan dos puntos. Primero, las mediciones del clima actual no muestran causa para los excesivos miedos distribuidos por en las noticias de los medios o por los activistas. Segundo, es una nota histórica sobre las consecuencias de sinceros intentos institucionales legales – aunque en una era sin hechos científicos – como la remediación del tiempo mediante sacificios humanos durante la Pequeña Edad de Hielo.

El tiempo consiste en condiciones día a día y eventos en una localidad, y el clima, por convención, es el tiempo promediado en 30 años o más. Ambos varían a escala regional y con el tiempo.

La actual edad de hielo, llamada el Pleistoceno, se hizo severa hace unos dos millones de años. Una característica de la edad de hielo es su patrón de períodos glaciales e interglaciales – los duros y helados períodos persisten más o menos unos 100.000 años, seguidos de un moderado período interglacial que dura solamente entre 10.000 y 15.000 años. Hace unos 10.000 años, el frío disminuyó y marcó la instalación del actual período interglacial, llamado el Holoceno, a medida de que se encogían las masivas capas de hielo en las latitudes medias y altas, elevando ási el nivel de los mares e inundando los confines continentales previamente definidos por las condiciones glaciales. Se espera que la próxima glaciación retorne dentro de algunos pocos miles de años.

Los investigadores, con nuevas y más precisas técnicas para medir a los cambios en los ecosistemas del pasado encuentran agudas fluctuaciones en los ecosistemas y en sus climas locales, aún durante el presente interglacial. Estudiando períodos anteriores al aumento del CO2 y de otros gases de invernadero producidos por la actividad humana en la atmósfera del siglo 20, pueden suministrar una precisa información sobre las fluctuaciones naturales del clima, y así llevar a mejores prronósticos del aumentado efecto invernadero.

Las discusiones sobre implementar topes a las emisiones de dióxido de carbono, como las del Tratado de Kioto, surgen de predicciones hechas por simulaciones computadas del futuro clima dentro de varios siglos. Las simulaciones contienen incertidumbres y desconocimientos sustantivos, y son esencialmente herramientas escolares, pero no pueden de manera ninguna reporudcir con acertadametne los grandes rasgos del clima. Tomadas en conjunto, las simulaciones del efecto invernadero reforzado, calculado bajo futuros socio-económicos fijados por convención pero muy pobremente conocidos, indican tendencias al calentamiento que son lineales, con um valor medio de unos 2,5º C para el año 2100, promediado globalmente.

Pero las mediciones y análisis de parámetros climáticos relevantres sugieren hasta ahora una menor acentuación del efecto invernadero que el que muestran las simulaciones computadas.

Una medida de la acentuación del efecto invernadero proviene de las recientes tendencias en las temperaturas de superficie. Desde más o menos la mitad del Siglo 19, se han hecho lecturas de los termómetros en muchos lugares del mundo y se han combinado en un registro de medias globales de temperatura.

Figura 1 – El cambio anual medio de la temperatura global de superficie compilado de instrumentos y estimado para todo el mundo, de (www.cru.uea.ac.uk/cru/info/warming) desde 1856 hasta 2003. El punto cero es arbitrario y fue computado durante el período de 30 años 1961-1990, pero no se conoce ninguna temperatura media ideal para la Tierra. El registro de instrumentos comienza al final de un período relativamente frío. Se han aplicado las mejores estimaciones para corregir al efecto de "isla de calor urbano."

Un problema con el registro estimado de las temperaturas es que las mediciones adecuadas de temperatura sólo cubren al 20% de la superficie del globo (por ejemplo, las altas latitudes de los Mares del Sur están sub-muestreadas). otra dificultad es la calidad de los registros necesarios para hacer una estimación correcta del sesgo cálido que se acumula a lo largo del tiempo a medida de que la urbanización se intensifica alrededor de muchas estaciones de medición. El calentamiento medio neto global al final del Siglo 20 parece ser de aproximadamente 0,6º C, con incertidumbres actualmente estimadas como uno a dos décimas de grado C. Las estaciones muestran diferentes tendencias de temperaturas, con algunas exhibiendo enfriamiento neto, ya que el campo de temperaturas del planeta es complejo.

La interpretación del registro de temperaturas requiere examinar el momento de la emisión de los gases de invernadero provocados por el hombre, además de otros factores que podrían causar cambios de temperatura, incluyendo a los factores artificiales y naturales.

Durante los pasados 200 años, las concentraciones de dióxido de carbono, el principal componente del acentuado efecto invernadero, se ha elevado un 30%. La mayor parte de las emisiones de dióxido de carbono, de manera predominante de las actividades humanas, ocurrieron durante los últimos 50 años. Mientras que hay una tendencia al calentamiento en las últimas décadas del siglo 20, coincidiendo con, y posiblemente en parte causado por, un acentuamiento del efecto invernadero, hay sin embargo un calentamiento previo de igual magnitud a principios del Siglo 20, que en apariencia no fue causado primariamente por el acentuamiento del efecto invernadero.

En la reciente tendencia al calentamiento, que se ha observado que es de 0,15-0,17º C por década, se supone que es causada totalmente por el realzado efecto invernadero, pero es algo menor que las proyecciones de la mayoría de las simulaciones computadas, indicando que los pronósticos son todavía inciertos.

Pero las nuevas investigaciones han sugerido que existen otros contribuyentes al calentamiento reciente. Una de las posibilidades es la tendencia al calentamiento causada por el aumento en las concentraciones de un aerosol específico producido por las actividades humanas, el hollín. Otra es la extendida modificación del paisaje, por ejemplo, la agricultura. Si ambos factores antrópicos, junto con el reforzado efecto invernadero, contribuyen a la tendencia al calentamiento de la manera importante como indican las investigaciones iniciales, entonces la amplitud estimada para el refuerzo del efecto invernadero disminuiría. Estas son todavía áreas de activa investigación, y las conclusiones así como las predicciones, permanecen siendo inciertas.

En relación con la variabilidad natural del clima se debería notar que el siglo 19 fue el fin de un período frío de varios siglos de duración, bien documentado, en regiones de todo el mundo. Por ello, el período de desusado frío al comienzo del registro instrumental podría inducir al error al observador casual, y hacerle creer que la segunda parte del siglo 19 mostró temperatura "normal", y que el siglo 20 es "anormalmente" cálido.

Un esclarecedor test de la estimación del reforzado efecto invernadero viene de las predicciones hechas por las simulaciones computadas de las temperaturas del aire justo por encima de la superficie. Las simulaciones predicen un aumento de las temperaturas de superficie hasta una altura de aproximadamente varios kilómetros (http://arxiv.org/abs/physics/040704 y http://arxiv.org/pdf/physics/0407075). El aire a esas alturas deberían mostrar ya una tendencia acelerada al calentamiento con respecto a la superficie, si las simulaciones del refuerzo del efecto invernadero fuesen correctas. (http://blue.atmos.colostate.edu/publications/pdf/R-271.pdf).

Las mediciones de los globos sondas meteorológicos que se hacen desde 1950, y la de los satélites del NOAA que comienzan en 1979, han rendido un registro validado de manera independiente de temperaturas integradas en una capa desde la superficie elevándose hasta 5 kilómetros, o sea, la baja troposfera.

Figura 2: - Cambios mensuales promedio en las temperaturas de una capa de aire desde la superficie hasta aproximadamente 8 km de altura, hasta Junio 2004 tal com fue medida por los satélites del NOAA em casi todo el planeta (www.ghcc.msfc.nasa.gov/MSU/msusci.html), y verificadas por buenas e independientes mediciones de globos sonda (www.nsstc.uah.edu/atmos/john_pubs.html). El punto cero es arbitrario, y se computa durante el registro entero. Las simulaciones del efecto invernadero reforzado predicen una tendencia al calentamiento de aproximadamente 0,25 a 0,35º C por década, o un calentamiento acelerado con respecto al de la superficie. La bien validada temperatura de la baja troposfera muestra una tendencia significativamente menor, +0,077º C por década, hasta Septiembre 2004, que es varios meses más reciente que la gráfica (http://vortex.nsstc.uah.edu/data/msu/t2lt/tltglhmam_5.1).

Las temperaturas más altas que el promedio del registro se pintan de rojo; las menores, de azul. Hay mucha variabilidad de mes en mes, estación en estación,y de un año para el otro. Están presentes las dramáticas y momentáneas influencias de las condiciones del Pacífico tropical como el calentamiento del Niño en 1997-98, o los enfriamientos durantes las Niñas, o los enfriamientos después de las grandes erupciones volcánicas. Pero una tendencia lineal dibujada a lo largo del registro, de 0,07º C por década, es más pequeña que la de la superficie, en contradicción con las simulaciones climáticas del efecto reforzado del efecto invernadero, en lo por lo menos un factor de tres. Sugiere que las incompletas simulaciones están prediciendo en ecxeso tendencias al calentamiento, tanto para las décadas recietnes como para las futuras.

¿Es desusado el clima del Siglo 20? Esta perspectiva de la información de muestras de hielo profundo cubre los últimos 17.000 años y pertenecen a Groenlandia (ver Figura 3), aunque los rasgos del registro están presentes en otras regiones del mundo. El registro comienza alrededor del tiempo más frío del reciente período glacial. Durante la terminación del período glacial, la temperatura fluctuó de manera aguda, y los detalles físicos de los factores causales y las respuestas climáticas son poco conocidos.

Figura 3 : - Temperaturas y acumulación de hielo durante los últimos 17.000 años, con rasgos climáticos y sociales notorios, son desarrollados de las muestras de hielo extraídas en Groenlandia (cortesía del Dr. Art Green).

La respuesta de los humanos y de los ecosistemas al retroceso del período glacial y la instalación de un clima más estable y cálido fue veloz. Con el desarrollo de la agricultura, las civilizaciones humanas se expandieron y esculpieron paisajes extensos y artificiales.

Comparado con el gran cambio de la terminación glacial, los últimos 1000 años se ven bastante calmos. Pero ocurrieron significtivas fluctuaciones en las condiciones locales, llevando a notables respuestas humanas y de los ecosistemas.

Un ancho período de clima parejo alcanzó a partes de la Europa Occidental alrededor del Siglo 9 y persistió en algunas áreas hasta el Siglo 12, como está documentado por indicadores biológicos o geológicos de pasados cambios ambientales como sedimentos en la formación de cavernas, cilindros de hielo, escombros del suelo marino, y polen en turberas. Durante el llamado Período Cálido Medieval (o Óptimo Climático Medieval), los pueblos en Europa Occidental pudieron, por ejemplo, cosechar cultivos familiares a latitudes más boreales, o a alturas mayores que lo que había sido posible en los siglos anteriores.

Entre los Siglos 12 y 13 se instaló una serie de períodos más duros, algunos preciendo ser muy abruptos. Las economías habían florecido por la agricultura y el comercio marítimo; la llegada del deterioro del clima erosionó las economías y gastigó a las culturas. Llamada la Pequeña Edad de Hielo, persistió en áreas de la Europa Occidental hasta el Siglo 19.

El climatólogo Hubert H. Lamb describe evidencia de que la Pequeña Edad de Hielo se sintió severamente en la Europa Central y en la China, y trajo, no sólo una tendencia a temperaturas anuales más bajas sino también tiempo altamente variable y desusado, incluyendo serveras olas de calor, durísimos inviernos, heladas tempranas en otoño y tardías en primavera, sequías e inundaciones. Las granjas en las latitudes altas comenzaron a fracasar, los pantanos inundaron los pastizales, y se alteraron totalmente las antiguos patrones agrícolas. Se deterioró la producción de las grnajas, acentuándose la inanición y las hambrunas, enfremedades y muerte.

La expectativa de vida en Inglaterra, que había aumentado casi 10 años durante el Período Cálido Medieval, cayó drásticamente a 38 años, de acuerdo con Lamb, hacia el Siglo 14, exacerbado por la plaga de peste bubónica, que puede haber sido iniciada por uno de los peores desastres climáticos conocidos en el mundo.

Los ríos interiores de China se inundaron durante el invierno de 1331-32, matando a unas 7 millones de personas. Las ratas del ecosistema, infestadas por pulgas portadoras de la bacteria de la peste bubónica huyeron hacia el norte de China y hacia el oeste para encontrar a los Cruzados, que transportaron la enfermedad a las poblaciones no expuestas previamente. En Europa se puede detallar el estrago causado por la plaga; en Octubre 1347 y 1351, entre 20 y 25 millones de personas fueron eliminadas por la "muerte negra", gatillada en parte por inundaciones desusadas y ayudada por el debilitamieto de la inmunidad de una población que ya estaba sufriendo de malnutrición y enfermedades acarreadas por malas cosechas de la Pequeña Edad de Hielo.

Un cuentista, Giovanni Boccaccio opinó (Decameron) que en 1348, "estando en la notable ciudad de Florencia, bella sobre cualquier otra de Italia, allí vino la pestilencia portadora de muerte que, a través de la operación de los cuerpos celestiales o de nuestros propias hechuras pecaminosas, enviadas sobre la humanidad para nuestra corrección por la justa ira de Dios, había aparecido algunos años antes en el Este y después de haber despojado a estos últimos de una innumerable cantidad de habitantes, extendiéndose sin cesar desde un lugar a otro, se había extendido desafortunadamente hacia el oeste."

Sin el conocimieto científico, la arrolladora ola de muerte era explicada como justicia cósmica o divina.

Las desusadas calamidades del tiempo siguieron castigando durante los Siglos 14 y 15. Un cronista notó que en Smolensk, (en la Europa Central), las hambrunas en 1438 era tan mala que "los animales salvajes se comían a la gente, y la gente se comía a los niños." La supervivencia significaba canibalismo.

NOTA DE FAEC: Ver al respecto el artículo de Eduardo Ferreyra sobre "Las Horribles Hambrunas del Pasado", en este mismo sitio, para un relato estremecedor de las espantosas condiciones de vida del pasado.

La serie de catástrofes climáticas de la Pequeña Edad de Hielo había contribuido, hacia el final del Siglo 15, a la institucionalización de la Caza de Brujas, juicio y ejecución en el nombre de la Precaución. El Papa Inocencio VIII emitió en 1484 una bula asegurando a los Inquisidores el poder de liberar a la sociedad de "toda depravación herética". la bula elucubra que los hombres y mujeres "se entregan a los demonios" para "causar la pérdida de los embarazos en las mujeres, la parición de los animales, los productos de la tierra, las viñas, los frutos y los árboles... y perpetrar muchas otras ofensas abominables."

En otras palabras, era ampliamente creído, y así vetado institucionalmente en los sistemas legales, que los herejes podían provocar tormentas, inundaciones o sequías que destrozarían cosechas y rebaños de animales, causando hambrunas y muerte. También se creía que los herejes podían causar enfermedades, plagas, epidemias y muerte más directamente que a través de los prolongados mecanismos como los desastres climáticos.

La creencia que las brujas podían causar enfermedades y mal tiempo era una creencvia atractiva y mortal que se desparramó a través de culturas del Catolocisimo a las sectas Protestantes y gobiernos secualres. Mientras que oponentes de la Reforma y contra Reforma Católica en el Siglo 16 batallaron con vehemencia sobre cuáles visiones religiosas podrían controlar mejor a la sociedad para el propio bien público (y lo que ello significaba), estaba resueltamente unificados en su creencia de que Stanás había resurgido en el mundo ypracticaba la brujería a través de herejes humanos voluntariosos. El reformista Protestante Martín Lutero, (1438-1546) advirtió contra "los espicúreos (escépticos) y desdeñadores de Dios que se han entregado a Satán, tal como el Wettermacheren [hacedor del tiempo]."

Jean Bodin (1529 - 1596), era altamente considerado en la teoría de la política social del día como lo era Machiavelli, razonaba que las prácticas satánicas como la fabricación de tormentas desatrosas era equivalente a traición contra Dios, y no es sólo la mayor eherjía, sino el más terrible riesgo que haya enfrentado la humanidad porque invita a la ira de Dios - el pligro postrero - si el público permanece apático hacia la brujería y no erradica a las brujas (Démonomania des sorciers, 1580).

El razonamiento por detrás de esto es muy simple y atrayente, como se expresa en un libro posterior de principios de 1600 sobre el juicio de un tal Mr. Darrll, "¿Por qué deberíamos pensar que existen demonios? Sin no hay demonios, no hay Dios." La práctica de la "cocina del tiempo" por brujería equivalía a la mayor y más peligrosa herejía, la negación de la existencia de Dios.

Los humanos escépticos atacaron esta política por su institucionalización de horribles torturas y la incríble e ilógica elección del diablo por parte de sus supuestos seguidores. El escéptico del Siglo 16, Johann Weyer (1515 - 1588) argumentó que las víctimas de las instituciones estaban sufriendo de lo que nosotros modernamente llamaríamos "desórdenes del humor".¿Por qué elegiría el Diablo a gente tan inefectiva para hacer su trabajo, cuando se supone que el diablo tiene poderes mucho mayores? Pero la lógica y la humanidad de Johann Weyer fueron muy rápidamente descartadas por los cazadores de brujas apoyados por las instituciones, como Bodin, quien pidió que Weyer fuese enjuiciado como brujo, y añadió amenazas precautorias, "Cualquier país que tolere [brujos y la herejía de Weyer] será castigada por plagas, hambrunas y guerras."

Un famoso juicio masivo de brujos, el Juicio de North Berwick, involucraba tormentas que habían sido supuestamente infligidas por brujas directamente sobre James VI de Escocia (luego James I de Inglaterra). El juicio debe parte de su génesis al casamiento de James por poder en Agosto de 1589 con la Princesa Ana de Dinamarca. Grandes tormentas sacudieron al barco de la Princesa Ana en Noruega, y en Octubre, James navegó a Noruega, también experimentando terribles tormentas en el mar. Finalmente, en Mayo de 1590, James y Ana arribaron a Escocia. En esa época, James estaba impregnado de peligros políticos, y se convenció de que las tormentas por las que había pasado era parte de un intento de asesinato conjurado por brujería.

La tortura se hizo un apsecto normal de los juicios por brujería, porque la evidencia de posesión satánica era un fenómeno invisible, ademas de las manifestaciones externas como tormentas, inundaciones, o pérdida de las cosechas. Los sospechosos de "cocinar el tiempo" mostraban muy poca prueba física convincente. Añadido a la naturaleza invisible de la evidencia estaba el enrome riesgo percibido de la sociedad a la existencia del tiempo malo y otras brujerías. Ambos factores exigían que se tomasen las más drásticas medidas legales para asegurar la seguridad de la sociedad, es decir, la confesión bajo tortura no sólo era permitida pero se volvió la herramienta necesaria para rpbar la culpabilidad.

Como una enorme cantidad de inocentes sospechosos confesaron bajo espantosas torturas, el proceso - con elaboradas e institucionalizadas instrucciones y circunscripciones legales - creó su propia fuente de evidencias para el éxito. El mismo James sentó precedente legal en el Juicio de North Berwick al expander el uso de la tortura a otros inocentes involucrados periféricamente con el acusado. Con la tortura de una inocente joven de la servidumbre, James descubrió un supuesto complot de asesinarlo, liderado por un maestro de escuela John Fian (también conocido como John Cunningham). Fian fue acusado de veinte cargos de brujería, incluyendo "Conspiración con Satán para hacer naufragar al barco que llevaba al Rey James a Noruega, en un viaje de visita a su futura reina, tirando un gato muerto al mar." Y nadie podía dudar de la habilidad de Fian para conjurar las fuerzas meteorológicas al haber arrojado un gato negro al mar.

Muchos países en Europa realizaron juicios y ejecuciones por brujería durante los Siglos 16 y 17. Los historiadores como Wolfgang Behringer señalan muchas razones, con similitudes de un juicio y una región con otra, pero los desastres climáticos de la Pequeña Edad de Hielo forman quizás una suestimada razón para las sociedades modernas como una causasignificativa para los juicios.

La intensidad (en una escala de 0-3) y tiempos de ocurrencia estimdos para fuertes eventos de inundación en el Río Pegnitz en la Europa Central, La curva azul es una suvización de 31 años de las inundaciones (R. Brádzil et al. 2002 PAGES News, 10, 21-23)

Figura 4: Este gráfico captura la historia de las tormentas en los últimos 700 años a lo largo del Río Pegnitz, un tributario del Danubio en la europa Central. Incluyendo la porción del Siglo 20 del registro representado aquí, el período de más frecuentes e intensas tormentas arribó rápidamente a mediados del Siglo 16, y persistió durante la parte más fría de la Pequeña Edad de Hielo, aproximadamente 1550 a 1700.

Esa aparente brusquedad de un período de tormentas frecuentes e intensas fue notada por los cronistas, que no estaban lejos de hechos meteorológicos. La creencia común en, y el miedo a, la "cocina del tiempo" por los brujos se puede ver en esta pintura (Figura 5) que muestra una perturbación atmosférica destilada sobre un caldero calentado al fuego, mientras se realizan rituales alrededor de Satán, sentado.

Figura 5: de Züricher Chronik 1574 (http://www.zpr.uni-koeln.de/~nix/hexen/galerie/e-magie.htm), la porción superior izquierda muestra la 'cocina del tiempo' en presencia de un grupo que adora a Satán. Ver también W. Behringer, p. 84, citando la reproducción del dibujo en la descripción de 1568 de un juicio en Berna; de la colección de arte de Johann Jacob Wick.

La peligrosa idea de que los brujos podían traer desastres naturales y plagas, reptó a lo largo de culturas y estratos socio-económicos; el Rey James, como se mencionó arriba, se creyó víctima de brujería del clima, y había sido educado acabadamente en el conocimiento de aquellos días. Funcionarios Católicos y en sectas Protestantes, junto a gobiernos laicos, lideraron o promovieron juicios por brujería, si no creyendo en la superstición, como una manera de retener el poder acallando al clamor público de que hiciesen algo acerca de las crisis de mal tiempo. La asiduidad de los juicios de brujería en dos ducados de Alemania, uno Católico y otro Protestante, ver (Figura 6) demuestra el cruce de los confines religiosos sobre la aceptación teológica de la aplicación de la Política Precautoria contra los brujos.

Figura 6: - Juicios masivos de brujería en las áreas alemanas de Kurmainz (Católico) y Thüringen (Protestante), incluyendo al período de la Guerra de los Treinta Años (H. Pohl, Hexenverfolgung und Hexenferglgung in Kurfürstentum Mainz, 1988, p. 28ff and Ron Füssell, cortesía de http://www.zpr.uni-koeln.de/~nix/hexen/e-zelt3.htm)

Escritos de los cronistas hace claro para los historiadores como Behringer que los extremos climáticos fomentaron a los juicios por brujería. A fines de Mayo 1626 una helada matadora descendió sobre Bamberg y Wurzburg. Un cronista en una ciudad Franconia informó que "todos los viñedos resultaron totalmente destruidos por la helada en los confines de la diócesis del principado-obispado de Bamberg y Würzburg, lo mismo que el precioso grano que ya había florecido... Todo helado de una manera que no había sucedido en cuanto uno puede recordar. Y causó una fuerte alza en los precios... Como consecuencia, la imploración y la mendicidad se desató entre la chusma, cuestionando por qué las autoridades seguían tolerando que los brujos y hechiceros destruyeran los cultivos. De esta manera, el Príncipe-Obispo castigó estos crímenes, y la persecución comenzó en este año."

De acuerdo con Behringer, un investigador moderno estima que han pasado unos 500 años desde esa última helada tan asesina en la primavera, consistente con la percepción del populacho de que una helada tan desastrosa era excepcional. Los juicios masivos de brujos en Bamberg, Würzburg, el Electorado de Mainz y Westfalia en 1626, presumiblemetne gatillados por acusaciones de 'cocina del tempo' después de la asesina helada de primavera, dio por resultado la ejecución varios miles de personas.

Un cronista, Johann Linden de Treves, comentó claramente en 1590 acerca de la extendida creencia en, y la respuesta institucional a, la brujería del tiempo. "Todo el mundo creía que las continuas pérdidas de las cosechas eran causadas por brujos del odioso demonio, de manera que el país entero se alzó para su erradicación."

Templadas por la ciencia, la tecnología y los recursos para pronosticar el tiempo, la preparación para y el mejoramiento de la supervivencia en tiempos extremos, la sociedad ya no cree más en la 'cocina del tiempo' de los brujos.

A pesar de los avances en la ciencia, los activistas han promovido al Protocolo de Kioto como una manera de reducir las futuras catástrofes climáticas.En términos de enfrentar el aumento de la concentración de dióxido de carbono en el aire . sin importar lo que uno crea sobre la respuesta de la temperatura al agregado de gases de invernadero a la atmsofera - el Protocolo de Kioto será inefectivo porque la reducción emisiones que prescribe son terriblemente inadecuadas. Las simulaciones del clima encuentran que un cumplimiento total con las reducciones del Tratado, merametne retrasa un insignificante aumento de la temperatura - varias centésimas de grado centígrado para el año 2050 - en algunos pocos años.

Además, serias estimaciones económicas sugieren que ls mecanismos del Protocolo son costosos. En esencia, el plan raciona la energía a través de un cartel del carbono. Cualquier reducción significativa del contenido de dióxido de carbono en el aire requerirían de más o menos una reducción de emisiones equivalentes a unos treinta Protocolos de Kioto. A menos de que se contruyan rápidamente centrales nucleares de 1000 MWe en cantidad suficiente, en todas partes del mundo, la magnitud de las reducciones de carbono discutidas suprimirá el uso de energía y del crecimiento económico a nivel mundial - aún en los países más pobres donde el agua potable y la inmunización contra las enfemedades de la infancia son todavía inalcanzables.

Un riesgo de los que hacen las políticas es vender un plan como el Protocolo de Kioto que no puede mantener sus extravangantes promesas de eliminar los desatres climáticos, un temor muy enraizado en los humanos. Un Protocolo de Kioto no resolverá el problema que a menudo se afirma que resolverá - la reducción del futuro contenido de CO2 en la atmósfera . y ciertamente no reducirá los extremos climáticos, y distraerá recursos que podrían usarse para aumentar la supervivencia a través de mejores predicciones y preparación. Por el otro lado, Gran Bretaña, por ejemplo, ha sido encomiablemente clara al discutir sus metas para evitar los riesgos, metas que las naciones desarrolladas tendrían que emitir cantidades negativas de carbono al aire para el año 2050.

En términos de tiempo extremo, el estado de lastormentas del Siglo 20 no parece ser excepcional. En el ejemplo de la Europa Occidental, las tormentas eran muy severas cuatro siglos atrás. La solución a las catástrofes del tiempo no es implementar inefectivas políticas por miedo a un vago concepto de precaución, sino buscar los hechos científicos.

Libros citados o recomendados:

  • W. Behringer, Witches and Witch-Hunts, A Global History, 2004, Polity Press, 337pp.

  • W. Behringer, translated by J. C. Grayson and D. Lederer, "Witchcraft Persecutions in Bavaria: Popular Magic, Religious Zealotry and Reason of State in Early Modern Europe"1997, Cambridge Univ. Press, 476pp.

  • H. H. Lamb, "Climate, History and the Modern World", 1982, Metheun Press, 387pp.

  • H. H. Lamb, Climatic History and the Future, 1985, Princeton Univ. Press, 835pp.

  • A. C. Kors and E. Peters, eds., "Witchcraft in Europe: 400-1700", Univ. Pennsylvania Press, 451pp.



James Glassman: Por favor, si tienen preguntas que hacer tomen sus turnos.

Oyente: [Inaudible] la primera es para Sallie. [Inaudible] durante los pasados 1000 años, este ráfico muestra temperaturas casi constantes durante 900 años, y la temperatura sube rápidamente el Siglo 20. Entiendo que est a curva del "palo de hockey" está en disputa, ¿Podría hablarnos de esta situación?

Sallie Baliunas: Seguro, y quizás Tim también tiene algunas opiniones al respecto. Allí hay una figura construida metemáticametne que ha mostrado, comenzando hace algunos años, por ejemplo, en el Informe 2001 del Panel Intergubernamental de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. El gráfico muestra temperaturas promediadas para el Hemisferio Norte, y para varios siglos antes del comienzo del Siglo 20 se ven bastante planas, y luego subiendo a través del Siglo 20. La curva ha sido desafiada en varios campos, inculyendo la compilación del material subyacente y sus matemáticas.(http://www.uoguelph.ca/~rmckitri/research/trc.html. Uno de los expertos matemáticos que rastreó los errores está presente hoy, el Dr. Steve McIntyre, Los errores han sido documentados, por ejemplo, al transportar los datos de otros investigadores y en los cálculos. El Dr. Willie Soon y otros colegas http://cfa-www.harvard.edu/~wsoon/1000yrclimatehistory-d/Energy+EnvironmentSoonetal.2003.pdf y http://cfa-www.harvard.edu/~wsoon/1000yrclimatehistory-dJan30-ClimateResearchpaper.pdf) tomaron un camino alternativo que examina la información ambiental obtenidea de estudios económicos - como el polen en las turberas y los cilindros de hielo - en extendidas ubicaciones en todo el mundo sin promediar dispares indicadores ambientales, cada uno con conjuntos de incertiumbres diferentes, sobre amplias extensiones que están sub-muestreadas o sin muestras.

Esos indicadores ambientales (es un error pensar que la temperatura representa totalmetne al clima o a los ecosistemas; el clima, por ejemplo, incluye parámteros como la lluvia, que puede ser más importantepara los ecosistemas que la temperatura) son altametne variables. En una base de localidad por localidad, los indicadores de ecosistemas muestran no muestran que el Siglo 20 ni la segunda mitad del mismo (cuando el período es incluido en el indicador) sea anormal en períodos comparables en el último milenio. Más áun, hubo un período de "desusado" pero natural estado de parámetros a principios del último milenio, algunas veces excedidos o igualados por el estado de los indicaores ambientales en tiempos recientes. Además, pudimos documentar cambios antropogénicos en áreas, muy porbablemente el resultado de la modificación del paisaje.

Dr. Tim Patterson: Algunos de ustedes estarán familiarizados con el Palo de Hockey de Mann et al., pero es una especie de poster para chicos, apareció en toda la literatura del IPCC muy poco tiempo después de haber sido publicado. En la comunidad de la geología del cuaternario, yo creo que fue muy a disgusto de ellos. Parece que aquí estamos existiendo en universos paralelos. Hay literalmente miles de estudios que ellos revisaron, y ellos documentaron la Pequeña Edad de Hielo. bien documentada, el Período Ca´lido Medieval, y así por delante, pero todo pareció desaparecer, toda esta literatura que se estuvo acumulando por más de 200 años, con la publicación de este único estudio.

Y así, cómo se convirtió en la fuerza dominante en las políticas del IPCC, no tengo idea, pero estoy muy complacido de ver que está desapareciendo tan rápidamente como llegó. De modo que no fue algo que no fue aceptado en la comunidad geológica a la que pretenezco.

James Glassman: Hubo un interesante artículo en el Der Spiegel recientemente, por un científico que desenmascara esto, aunque se trata de un científico que es una especie de creyente en el Protocolo de Kioto. Podría explicar eso?

Sallie Baliunas: Este científico y sus colegas usaron una simulación del clima para estudiar la cantidad del cambio climático en el modelo. comparado con la representación matemática de la temperatura. La conclusión es que la representación original subestima las fluctuaciones naturales de la temperatura, una indicación de mayor incertidumbre de lo que antes se creía. El principal científico de la simulación del clima tmó un tono ápsero en la entrevista del Der Speigel, comentando sobre el anterior trabajo como siendo "basura," aunque no conozco la real traducción de la palabra que fue dad en Alemán- Más importante, el científico jefe del nuevo estudio hiso notar que la incorrecta graficación de las temperaturas pasadas como un palo de hockey plano, ha perjudicado el desarrollo de la compresnión de la variabilidad natural, que es el telón de fondo contra el que todos los efectos humanos tienen que ser juszgados.

Oyente: Una segunda pregunta de la audiencia. Esta es para usted, Dr. Patterson. Considerando la manera en que dioxido de carbono parece impulsar al clima, ¿qué piensa usted de propuestas costosas para restringir la producción humana de CO2, tales como el Protocolo de Kioto?

Dr. Tim Patterson: Bien, yo siemrpe hallé al Protocolo de Kioto algo sorprendente. En verdad, el año pasado yo era un Becado Visitante en la Universidad de Queens en Belfast, y tuvimos esta interesante discusión sobre los pricnipios precautorios, y así por el estilo. Estábamos hablando de la ciencia de la que estoy hablando, que estaba recie´ne evolucionando en esos momentos. Pero elos decía, bien, usted sabe, quizás haya una pequeñísima chance de que pueda funcionar y sería una gran manera de limpiar al mundo, y cosas por el estilo, pero, sabe usted? todo ese dinero, la ciencia no es estática.

Una gran cantidad de ciencia que está por detrás del Protocolo de Kioto es ciencia de los80 y 90s, de principios de los 90s porque ese era el momento en que se estaba formulando al acuerdo. Buenos, estamos ahora en el Siglo 21, amigos, y las cosas están cmabiando. Tenemos ahora una mejor comprensión de cómo funcionan los sistemas climáticos. Tenemos ahora una mejor idea de la influencia del Sol. Estamos comensando a descubrir que podemos explicar todo eso. Es tiempo de que nos movamos hacia adelante.

Uno de mis colegas me estaba diciendo en un momento, usted sabe, creo que el Ministro del Ambiente de Canadá, Christine Stewart, dijo una vez, "aún si Kioto es una patraña, ¿no es una gran manera de transferir riqueza a la naiones pobres?" Bueno, yo puedo imaginar muchas maneras mejores para lograr eso, Como todo el dinero que será gastado en Kioto en un año para todo este comercio de carbono y todas las cosas que se suponen que ir5án junto a ello, de lo que no tengo comprensión alguna sobre por qué haría usted eso. Pero podría ir usted al África, por ejemplo, y limpiar completamente toda la provisión de agua a perpetuidad. Piense usted en los millones de personas que están en peligro allí, y que mueren simplemente porque no tienen agua potable y limpia?

De manera que pienso que, allí está, la ciencia está cambiando. Pienso que Kioto es un tratado obsoleto, desactualizado, y espero que los gobiernos hagan con él lo que debería hacerse, porque pienso que hace rato que dbió hacerse.

Sallie Baliunas: Sólo quería añadir algunos puntos de calibración. El costo del Protocolo de Kioto, totalizado para diez años, se estima en $2,3 billones de dólares - sólo para los Estados Unidos, de acuerdo con el trabajo de un economista de Yale. Y recuerden, la implemntación total del Protocolo de Kioto no detendrá el aumento de las concentraciones de dióxido de carbono en las próximas mcuhas décadas porque sus recortes son demasiados pequeños. La respuesta, correctamente hecha, es que se necesitan 30 Kiotos. En términos de costo, sabmos Jim, tomemos el costo de $2,3 billones para la implementación de un Kioto y multipliquémoslo por 30. para obteb er la estimación de un mundo con cero riesgo de carbono. Espero que el costo total tendrá componentes no lineales. El Protocolo de Kioto parece un extraño precedente, inistiendo en la precaución sobre el actual estado de la ciencia, y - con pocas excepciones - no haciendo escuchar al hecho de que los recortes son inefectivos. Tal actitud implica que ni la ciencia ni la resolución del problema son importantes.

James Glassman: Gracias. Nos hemos quedado sin tiempo, pero sigamos adelante, haga su pregunta. Quiero hacer notar, sólo para reforzar lo que Tim dijo, mientras usted va hacia el micrófono. Algunos de usteds ya sabrán esto, pero en mi opinión no se la dado la suficiente difusión. Hace unos meses, en verdad comenzó hace un año atrás, la revista The Economist y una organización en Dinamara juntaron un grupo de no-economistas, incluyendo a cuatro ganadores del Premio Nobel, para analizar esta misma interesante cuestión, que es, si tuviese usted muchísimo dinero, como de hecho tenenos en el mundo, ¿cuál sería ek mejor uso que se la daría para mejorar el bienestar de la población del mundo en general, y en especial la de los pobres?

Ellos se fijaron en 17 programas diferentes. Los programas que llegaron al tope fueron, como Tim dijo, potabilizar el agua sucia, atacar al SIDA, la malaria, y así por el estilo. En el puesto 16 entre 17, estaba el Protocolo de Kioto, y otro poryecto para retirar el dióxido de carbono de la atmósfera. Pero es ntable el poder político de esto. Estaremos todos en Buenos Aires en Diciembre en el último de muchas, muchas conferencias que están emujando este régimen de Kioto.

Stephen McIntyre: Yo he sido referido, amablemente, por Tim y Sallie. Yo he ecrito un estudio atacando al Palo de Hockey (http://www.uoguelph.ca/~rmckitri/research/trc.html). Yo soy Steve McIntyre, el que ha sido referido. Una de las experiencias interesantes que he tenido sobre esto, y creo que tiene un significado político más amplio, es que el autor del famoso estudio del Palo de Hockey rehusa revelar los cálculos que apoyan su estudio, o su código fuente. Es mi hipótesis, y estoy muy cnvencido de ello, que él simplemente cometión un error en sus cálculos del componenete principal, y yo he demostrado que se pueden generar palos de hoceky a partir de "ruido rojo".


NOTA de FAEC: "Ruido rojo" es un algoritmo de números aleatorios que se introduce en algunos cálculos estadísticos, como el hecho por Mann et al., que se cancelan entre sí sin alterar el resultado final. McIntyre demostró que usando el sistema estadístico de Mann et al. sobre datos compuestos únicamente de "ruido rojo", el resultado siempre entrega una gráfica tipo Palo de Hockey. No importa cuáles sean los datos ingresados al programa de Mann, siempre se obtiene un Palo de Hockey. Esto despierta la sospecha que el problema no está, ni en los datos proxys, ni en las temperaturas ingresadas al programa, sino en la manera en la que el programa de Mann et al. está codificado. Como siempre hemos sostenido, el Axioma de Oro de la programación es "Basura entra, basura sale,", y el Axioma de Plomo es "Los prgramas de computación heredan la honestidad de sus creadores.".


Entonces, los dos rasgos más distintivos de su estudio, los cálculos de componentes principales (PCC) y el palo de Hockey, están de hecho íntimamente ligados. Mann se rehusa ha revelar el código fuente del programa que hizo los cálcuos, La revista que publicó originalmente su estudio [Nature] se ha rehusado a internvenir para requerirle que revele cualquiera de estas informaciones. La US national Sciencie Foundation, que financió al estudio, se ha rehusado intervenir para exigirle que revele los datos. Dicen que los cálculos son propiedad privada de Mann y que tienen valor comercial. También se negado a internvenir el gobierno de Canadá para hacer una solicitud a estas personas para que revelen la información. la revista editora del estudio se negó a publicar un artículo de crítica en base a que era demasiado técnico. Esta es una revista de ciencia. De manera que pienso que la política pública que está basada en material que no está sujeto al escrutinio es una pésima práctica. Tengo mucha experiencia en la industria minera y la revelación total es usualmente la mejor protección para le público, y esto se aplica a la política científica por igual.

James Glassman: Muchas gracias, Dr. mcIntyre, ha sido un honor tenerlo con nostros. No tenía idea de que usted estuviese aquí, El Palo de Hockey es realmente un tremendo escándalo científico, y este es el hombre que primero lo trajo a la atnción del público. Tenemos ahora ir a nuestro próximo conferencista, pero muchas gracias Tim, gracias Sallie. [aplausos]


NOTA DE FAEC: Para ser honestos, en realidad quien primero expuso la falsedad del palo de Hockey ante el público no fue un científico profesional, sino un científico "aficionado", que sabía más de ciencia climática que miles de científicos dentro de las jaulas del IPCC: John Daly, autor del sitio web Waiting for Greenhuose [Esperando por el Invernadero] publicó sus primeras críticas allá por año 2000, en su sitio web, páginas que fueron traducidas al castellano y publicadas en este sitio web, que también ha estado luchando para mostrar a la gente la falsedad científica del Palo de Hockey, la falta de ciencia seria del IPCC y de toda la teoría del invernadero y del Calentamiento Global Catastrófico.

Pero, como los cazadores de brujas, de Giordanos Brunos y Galileos tiene el apoyo de las "instituciones", la cacería de brujas escépticas sigue imperturbable. Los escépticos son cazados allí donde se encuentran, y la acusación es su condena. Como en los siglos de brujas y hechiceros, es más importante el pricnipio de precaución contra los brujos que la verdad en la ciencia. Así andamos - por lo menos en el clima.

De paso: la mañana del 31 de Enero de 2005, el Cerro Champaquí (2800 m) y parte de la La Pampa de Achala (2200 m) en las Sierras Grandes de Córdoba, Argentina, cayó una suave y poco duradera NEVADA. Si, una nevada en lo que debería ser - como siempre - la parte más tórrida del verano del Hemisferio Sur. Esto marcó un récord históricoi de frío para un verano de Córdoba. También nevó en la precordillera de los Andes.

Calentamiento global, si no vienes de una buena vez, nos va a sorprender otra Pequeña Edad de Hielo!




Vea el tiempo en Argentina




Volver a la página Cambio Climático             Volver a la página Artículos

Usted es el visitante No.:

desde Enero de 2002
FastCounter by bCentral


Vea aquí otras interesantes
estadísticas de la página

¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?