PARTES de PRENSA - E-MAIL - QUIENES SOMOS - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS -
AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS








KIOTO NO FUNCIONARÁ,
AFIRMA NOTABLE CIENTIFICO
Por Eduardo Ferreyra
10 de diciembre, 2004

El Dr Wallace Broecker, 73, profesor de geología en el Lamont-Doherty Earth Observatory de la Universidad de Columbia, es el principal intérprete mundial de cómo operan en la Tierra las ligazones de los sistemas biológicos, químicos y físicos. En la década de los 80, identificó al sistema de corrientes oceánicas, conocido como “conveyor belt”, (o “cinta transportadora”), que juegan un rol crucial en la regulación del clima del planeta.

La clausura de esta cinta transportadora de calor provocada por el calentamiento global – que paradójicamente llevaría a una nueva era glacial en el hemisferio norte – fue el argumento de la película catástrofe de Hollywood, “El Día Después de Mañana”. En Julio de 1987 Broecker expresó sus temores en un celebrado artículo en Nature, “¿Desagradables Sorpresas en el Invernadero?”, que fue, quizás, el primer sonido escuchado sobre la alarma del calentamiento global.

Pero ahora el Dr. Broecker dice que:

“El enfrentamiento de occidente para luchar contra el calentamiento global, venerado por el Protocolo de Kioto, no funcionará. Los esfuerzos de los países desarrollados para cortar sus emisiones de dióxido de carbono, el principal gas de invernadero, serán siempre sobrepasados por el crecimiento de las nuevas emisiones de los países en vías de desarrollo, liderados por China y la India, quienes no son firmantes del tratado de Kyoto.”

Según Broecker únicamente las nuevas tecnologías para la extracción del CO
2 directamente de la atmósfera detendrían al calentamiento global, dijo el profesor, que es visto como uno de los padres del estudio del cambio climático. Según las noticias de los medios, el Dr. Roecker dio un contundente veredicto sobre la efectividad del tratado de Kioto, en el caul Tony Blair está arriesgando enormes cantidades de capital político el próximo año, cuando Gran Bretaña presidirá al G8 y a la Unión Europea, tratando de poner al cambio climático al tope de la agenda internacional.

Broecker dijo,
“Lo que están tratando de hacer ustedes maniobrando con Kioto es nada más que una gota en el balde de agua.” Su opinión será una más de las que no serán bienvenidas por el Sr. Blair, quien admitió a principios de diciembre que las metas del gobierno para reducir las emisiones de CO2 en un 20% para el 2010 no serán cumplidas por un enorme margen, aunque las metas de Kioto sean implementadas.

Las críticas de Broecker al Tratado de Kioto están centradas en el hecho que el tratado sólo compromete a los países ricos e industrializados de occidente para la reducción de las emisiones. Las naciones en desarrollo, lideradas por China y la India, no se les requiere que hagan nada. Su creciente desarrollo económico están poderosamente impulsado por el carbón y otros combustibles fósiles, y las emisiones de CO2 que producen superarán por amplio margen las reducciones logradas por los ahorros y cortes de energía de occidente.

Según Broecker, la extracción directa del CO2 del aire, licuándolo y almacenándolo, ofrece la única esperanza realista de impedir el cambio climático que sería catastrófico para el mundo. Sostiene que es una solución práctica y cree que podría hacerse sin un costo excesivo.

“Las energías alternativas, y la conservación de la energía… no bastarán para detener el crecimiento del CO2,” – dijo, “Pero extraer el CO2 directamente del aire hará el trabajo.”

Hasta aquí, las noticias de las declaraciones del Dr. Broecker, que son consideradas muy seriamente por muchos que no conocen a fondo el asunto de la climatología. – y toda la picardía que anda suelta entre bastidores.

Aunque a Broecker se le atribuye haber “identificado” algo que ya se conocía desde mucho tiempo por los oceanógrafos, sus afirmaciones del “cierre” del “conveyor belt” causado por el calentamiento global, no sólo se da de patadas con la paleoclimatología, sino que los estudios de muchos científicos han demostrado que el “endulzamiento” de las aguas causadas por un presunto actual o futuro derretimiento de los hielos de Groenlandia y del Ártico, lejos de detener la 'conveyor belt' por disminución de la salinidad de las aguas del Atlántico Norte, se fortalecerá más aún.

Wu, P., Wood, R., y Stott, P., 2004. demostraron que eso ya había sucedido en algunos períodos de la vieja Tierra y el 'conveyor belt' se había fortalecido.
(1) Por otra parte, Monnin et al, (2) (2002) demostraron también que el aumento del CO2 en la atmósfera viene retrasado entre unos 600 a 1000 años después de iniciado un calentamiento global. Como lo expresan en su estudio de la revista Science en el año 2000
La concentración de CO2 atmosférico estuvo aumentando de manera sostenida desde los comienzos de la industrialización, desde ~280 partes por millón en volumen (ppmv) a su actual valor de ~368 ppmv. Al investigar anteriores variaciones naturales del CO2 esperamos obtener información acerca de la realimentación entre el ciclo del carbono y el clima, y también el posible impacto del CO2 antropogénico sobre el sistema climático. La transición entre el Último Máximo Glacial (UMG) al Holoceno, durante el cual el CO2 aumentó en un ~40%, es un período clave para tales investigaciones.
Lo sorprendente es que, contrariando todas las creencias hasta el momento, descubrieron que el CO2 aumenta en la atmósfera a consecuencia del calentamiento – y no es el aumento del CO2 el que causa el aumento de la temperatura. “Al revés me pongo me poncho,” era la cosa.

Como los propulsores del Tratado de Kioto se niegan a leer o enterarse de los estudios científicos que contradicen su teoría, se hace muy difícil convencerlos de que el actual calentamiento es
natural y es moderado; que es resultado de una recuperación de la época gélida de la Pequeña Edad de Hielo, que el CO2 no es un contaminante sino que es beneficiosopara la agricultura y el mundo en general; que en épocas recientes como entre los años 800 y 1300 las temperaturas eran 2º C más altas que hoy, y que no se registraron catástrofes ni problemas ambientales; que esas temperaturas mucho más altas permitieron a los Vikingos colonizar a Groenlandia – a quien bautizaron con el nombre de “Tierra Verde” (Grünland) porque sus costas al sur no estaban cubiertas de hielo.

Otra inmensa dificultad es conseguir que entiendan de una buena vez que los modelos del clima computarizados no sirven para predecir el futuro del clima. Entonces, si nos creen a nosotros, por favor créanle a su Biblia sagrada, el famoso informe TAR 2001, del Grupo de Trabajo 1, del mismísimo IPCC, que en su página 774 tiene grabada a fuego nada menos que esta afirmación irrefutable, y que merece tener tamaño de titulares de catástrofe: (3)


“En el modelado y la investigación climática, debemos reconocer que estamos enfrentados a un sistema caótico acoplado, no lineal, y por consiguiente la predicción del clima futuro a largo plazo no es posible.” (IPCC dixit!)


También se hace muy difícil convencerles de que los climatólogos “de antes” llamaron al período de calentamiento como El
Pequeño Óptimo Climático – aunque hoy se le quiere llamar el Período Cálido Medieval. El término “óptimo” aplicado a una época que debería ser catastrófica, no conviene a los interesas políticos (y económicos también) de quienes han venido trabajando desde hace tantos años en una teoría que la ciencia dura ya ha demostrado que está errada y plagada de política.

Mientras tanto, en Buenos Aires, los asistentes de la COP 10 siguen bebiendo Pomery, y Dom Perignom. ¡Qué mundo generoso! Pagamos nosotros, sírvanse muchachos….


Referencias:

1) 3. Wu, P., Wood, R., and Stott, P., 2004. Does the recent freshening trend in the North Atlantic indicate a weakening of the thermohaline circulation? (¿Indica la reciente tendencia al 'endulzamiento' de Altántico Norte un debilitamiento de la circulación termohalina?) Geophys. Res. Lett. 31:10.1029/2003GL018584.

2) Eric Monnin, et al, 2000, “Concentraciones Atmosféricas de CO2 Durante El Final de la Última Glaciación”, Science, 2000.

3) “In climate research and modelling, we should recognise that we are dealing with a coupled non-linear chaotic system, and therefore that the long-term prediction of future climate states is not possible." IPCC 2001 TAR, Working group 1, página 774.


Vea el tiempo en Argentina




Volver a la página Cambio Climático             Volver a la página Artículos

Usted es el visitante No.:

desde Enero de 2002
FastCounter by bCentral

Vea aquí otras interesantes
estadísticas de la página

¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?