NOTICIAS - E-MAIL - CORREO RECIBIDO - EL LIBRO - ARTÍCULOS - AMAZONAS - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS


Un artículo publicado en The Greening Earth Society

2,500 Menos Uno

El Dr. Christopher Landsea de la División de Investigación de Huracanes del Laboratorio del Meteorológico y Oceanográfico del Atlántico del NOAA, ha renunciado a su cargo de autor del Cuarto Informe de Evaluación que prepara el IPCC, o Panel Intergubernamental del Cambio Climático, para ser publicado en 2007.

Landsea ha escrito más de cuarenta artículos sobre huracanes y otros sistemas de tormentas tropicales para publicaciones cinetíficas con "peer review", durante los últimos doce años. (ver www.aoml.noaa.gov/hrd/Landsea/landsea_bio.html para referencias específicas). Como autor ha contribuido a las dos últimas Evaluaciones del IPCC y tuvo la responsabilidad principal de las secciones que describen el comportamiento pasado, actual y futuro de los ciclones tropicales.

Landsea escribió e hizo circular una "Carta Abierta" entre sus colegas para anunciar y explicar su decisión de retirarse de próximas participaciones en el IPCC. Tenemos su permiso para citarla. Hemos añadido énfasis en negrita en algunas secciones, que no estaban en el original.

Dear colleagues,

Después de prolongada deliberación, he decidido retirarme de participar en el Cuarto Informe de Evaluación del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC). Me estoy retirando porque he comprobado que la parte del IPCC en que mi experticia es relevante se ha politizado. Además, cuando hice conocer mis preocupaciones a la dirección del IPCC, su respuesta fue simplemente desecharlas.

con esta carta abierta a la comunidad, yo quiero explicar las bases de mi decisión y alertar por lo que yo veo como un problema en el proceso del IPCC. El IPCC es un grupo de investigadores del clima de todas partes del mundo, que cada tantos años resume la manera en que el clima está cambiando y cómo podría alterarse en el futuro debido al calentamiento antropogénico.

He servifo tanto como como autor para el capítulo Observaciones y como Revisor del 2º Informe de Evaluación en 1995 y en el 3er Informe de Evaluación del 2001, primariamente en el tópico de ciclones tropicales (huracanes y tifones). Mi trabajo sobre los huracanes y ciclones tropicales más en genera, ha sido ampliamente citado por el IPCC. Para el próximo AR4 se me pidió hace muchas semanas atrás, a través del Autor Principal del Capítulo Observaciones — Dr. Kevin Trenberth — que suministrase la redacción de los huracanes del Atlántico. Como lo había hecho en el pasado, estuve de acuerdo con ayudar al IPCC en lo que pensé que era una importante determinación, políticametne neutra, de lo que estaba sucediendo con nuestro clima.

Poco tiempo después de qu el Dr. Trenberth requiriese que yo bosquejara la sección de los huracanes del Atlántico para el capítulo Observaciones del AR, el Dr. Trenberth participó en una conferencia de prensa organizada por científicos de Harvard sobre el tópico "Expertos alertan que el calentamiento global es probable qu siga espoleando más estallidos de intensa actividad de los huracanes" junto con otras entrevistas mediáticas sobr el tópico.  El resultado de esta interacción con los medios fue una extensa cobertura que directamente conectaba a la muy agitada estación de huracanes del 2004 en el Alántico como siendo causados por el nivel de los gases de invernadero antropogénicos actuales. Escuchando y leyendo las trnascripciones de esta conferencia de prensa y otras entrevistas con los medios, resulta aparente que el Dr. Trenberth estaba siendo citado correctamente y resumido en dichas declaraciones y no estaba siendo malinterpretado por los medios. Estas sesiones con los medios tienen el resultado potencial de provocar una percepción extendida de que el calentamiento global hizo que la reciente actividad de los huracanes fuese más severa.

Encontré desconcertante que los participantes de la conferencia de prensa de Harvard hubiesen llegado a la conclusión de que el calentamiento global estaba impactando ahora en la actividad de los huracnes. En mi conocimiento, ninguno de los participantes de esa conferencia de prensa ha realizado ninguna investigación en la variabilidad de los huracanes, como tampoco estaban informando de ningún trabajo nuevo en el campo. Todos los trabajos previos, y los actuales, no han mostrado ninguna confiable tendencia, en el largo plazo, de un aumento de la frecuencia o intensidad de los ciclones tropicales, ya sea en el Atlántico o en cualquier otra parte. La Evaluación del IPCC de 1995 y 2001 también conluyeron que no existía ninguna señal del calentamiento global en el registro de los huracanes.

Además, la evidencia es muy fuerte y apoyada por los más recientes y creíbles estudios, que cualquier impacto futuro del calentamiento global sobre los huracanes será probablemente muy pequeño. Los últimos resultados del Geophysical Fluid Dynamics Laboratory (Knutson y Tuleya, Journal of Climate, 2004) sugieren que hacia el 2080, los huracanes y lluvias podrían tener un 5% más de intensidad de vientos que hoy. Se ha propuesto que que este pequeño cambio podría ser una exageración en cuanto a lo que sucederá para el final del Siglo 21 (Michaels, Knappenberger, y Landsea, Journal of Climate, 2005, enviado para publicación).

Está fuera de mi alcance el saber por qué mis colegas usarían a los medios para apoyar una agenda sin apoyo científico, de que la reciente actividad de los huracanes se debe al calentamiento global. Viendo que el rol del Dr. Trenberth como Autor Principal del IPCC es el de responsable de preparar el texto sobre los huracanes, sus declaraciones públicas tan laejadas del actual entendimiento científico me llevó a preocuparme de que sería sumamente difícil para el que el proceso del IPCC continuase objetivamente con respecto a la evaluación de la actividad de los huracanes. Mi opinión es que cuando gente se identifica como asociados al IPCC y luego hacen pronunciamientos tan fuera del actual entendimiento científico, esto dañará la credibilidad de la ciencia del cambio climático y en el largo plazo disminuirá nuestro rol en las políticas públicas.

Mis preocupaciones van más allá de las acciones del Dr. Trenberth y sus colegas en la manera en que él y otros funcionarios del IPCC respondieron a mis preocupaciones. Le advertí al Dr. Trenberth que tuviese cuidado antes del evento con los medios, y le suministré un resumen de lo que actualmente se conoce dentro de la comunidad de los investigadores de huracanes. Me desilusioné cuando los líderes del IPCC desecharon mis preocupaciones cuando les mostré la errónea representación de la ciencia climática que hacían, mientras invocaban la autoridad del IPCC. Específicamente, el IPCC dijo que el Dr. Trenberth estaba hablando por sí mismo, aunque había sido presentado a la conferencia de prensa como Autor Principal del IPCC.

Se me dijo que la prensa estaba exagerando interpretando mal sus palabras, aún cuando el audio de la conferencia de prensa y las entrevistas dicen algo totalmente distinto (disponible directamente en la web); y que el Dr. Trenberth estaba acertadamente reflejando conclusio-nes de la Tercera Evaluación de 2001 (TAR), aún cuando está muy claro que el TAR declaró que no existe conexión entre el calentamiento global y la actividad de los huracanes. El liderazgo del IPCC no vio motivo de preocupación con las infundadas declaraciones del Dr. Trenberth en los medios de prensa, a despecho de su presunta imparcialidad en el importante rol que él tiene que conducir como Autor Principal del próximo AR4

Es realmente cierto que "los científicos individualmente pueden hacer lo que quieran por derecho propio," como uno de los líderes del IPCC sugirió. Conclusiones diferentes y debates robustos son por cierto cruciales para le progreso en la ciancia climática. Sin embargo, este caso no es el de una honesta discusión científica conducida en un encuentro de investigadores del clima. En vez de ello, un científico que tiene un importante cargo en el IPCC se presentó a sí mismo como un Autor Principal del IPCC, y ha usado esa posición para promulgar en los medios y entre el público en general su propia opinión de que la activa estación de huracanes del 2004 estuvo causada por el calentamiento global, lo que está en contradicción directa con las investigaciones escritas en este campo, y es contraria también a las concluciones del TAR. Esto se hace problemático cuando se me requiere que presente mi borrador sobre las observaciones observadas en la actividad de los huracanes para el AR4 con, irónicamente, el Dr. Trenbert como Autor Principal.

A causa de los pronunciamientos del Dr. Trenberth, el proceso del IPCC sobre nuestra evaluación de estos eventos extremos crucciales de nuestro sistema del clima, ha sido subvertido y comprometido, su neutralidad se ha perdido. . Mientras que nadie puede "decirle" a los científicos lo que deben decir o callar, (tampoco estoy sugiriendo eso), el IPCC elegió al Dr. Trenberth como Autor Principal y le confió llevar adelante su deber de una manera sin sesgos y en un punto de vista neutral. Cuando los científicos mantienen conferencias de prensa y hablan con los reporteros, se necesita de mucho cuidado para no hacer quedar mal al IPCC. Es más que de un interés "de pasada" hacer notar que mientras el Dr. Trenberth estuvo deseoso de compartir con la prensa y el público sus opiniones sobre el calentamiento global y los huracanes, declinó hacerlo en la Conferencia de la Variabilidad y Cambio del Clima en Enero, donde realizó varias prsentaciones. Quizás él estaba conciente de que tales eseculaciones — aunque valiosas en su mente de pronunciamiento públicos — no resistiría el escrutinio de sus colegas investigadores del clima.

Personalmente, y en buena fe, yo no puedo seguir contribuyendo a un proceso que veo tanto motivado por agendas preconcebidas, y científicamente imperfecto. Como el liderazgo del IPCC no ha visto falta en las acciones del Dr. Trenberth y lo ha retenido como Autor Principal para el AR4, he decidido no seguir participando en el AR4 del IPCC.

Sinceramente,

Chris Landsea

Lo que la carta de Landsea ilumina no más que otro ejemplo de lo que el climatólogo Pat Michaels, nuestro editor senior, denomina "la predecible distorisón del calentamiento global" en su libro Meltdown (Derretimiento) en donde argumenta que, en general, los científicos del clima no son neutrales en las políticas. El progreso profesional es mejor servido cuando se exageran las amenazas del cambio climático en los discrusos públicos. Un brillante ejemplo fue la total omisión de la palabra "satélite" en el Resumen para Hacedores de Políticas del Segundo Informe de 1996 del IPCC. Como resultado, los políticos no estaban al tanto de que los monitores de la temperaturas de los satélites no mostraban ningún calentamiento estadísticamente significativo — una diferencia con los termómetros de superfice que, nueve años más tarde, permanece sin resolverse.

Irónicamente, los informes previos del IPCC sobre huracanes (para los que Landsea fue un contribuyente principal) fueron acertados y abarcativos. En la Segunda Evaluación, por ejemplo, Landsea suminitró al IPCC un gráfico mostrando que la velocidad máxima promedio del viento alcanzada en las tormentas tropiclaes del Atlántico y los huracanes, habiía disminuido entre 1944 y 1993. (Figura 1)

Figura 1. Promedio anual de la Velocidad Máxima registrada en las tormentas tropicales de la bacía del Atlántico.(Landsea et al., 1996).

Actualizando esta información hasta 2004 muestra que aún considerando el reciente movimiento ascendente de la actividad de los huracanes durante la década pasada, no existe ningún cambio a largo plazo en la velocidad máxima promedio del viento. Esta observación choca contra la procalama de que los cambios antropogénicos a la atmósfera de la Tierra causaron que los huracanes fuesen más severos. Landsea probalemente se habría asegurado de que un gráfico actualizado fuese parte del próximo informe del IPCC. Ahora es casi imposible que aparezca.

A medida de que más científicos descubran a las tácticas de mano pesada de los fanáticos del calentamiento global perturbadoras, la frecuente eschuada afrimación de los estudios del IPCC representan la visión del "consenso" de 2500 científicos, esta visión necesitará ser modificada. Si no es así, dicha afirmación no reflejará el hecho de que el resto de los participantes del proceso del IPCC están distorsionando la ciencia del clima. ¿Qué otra cosa puede supone la gente, dado que el actual y claro hecho de que los líderes del IPCC alienta y participa en tal actividad? Este último episodio sobre los huracanes, resultando en la renuncia de Lansea, debería señalarsle a los participantes del IPCC que es mejor que se preparen para agyuantar el chubasco si esta tendencia permanece sin cambios por actos de coraje como el del Dr. Landsea.ilar to Landsea’s.

2 de Febrero 2005

Referencias

Landsea, C.W., et al., 1996. Downward trends in the frequency of intense Atlantic hurricanes during the past five decades. Geophysical Research Letters, 23, 1697-1700.

Michaels, P.J., 2004. Meltdown: The Predictable Distortion of Global Warming by Scientists, Politicians, and the Media, Cato Institute, Washington DC, 271pp.


¿Comentarios o preguntas? - Contáctenos en editor@CO2andclimate.org (en Inglés)
o al shuara@fullzero.com.ar

 


Vea el tiempo en Argentina




Volver a la página Cambio Climático             Volver a la página Artículos

Usted es el visitante No.:

desde Enero de 2002
FastCounter by bCentral

Vea aquí otras interesantes
estadísticas de la página

¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?