NOTICIAS - EMAIL - CORREO RECIBIDO - EL LIBRO - ARTíCULOS - AMAZONAS - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS

¡ Turbalancha ! 

por John Daly, (8 Nov 2003


El gobierno de Irlanda, como buenos Europeos que son, ratificó el Protocolo de Kyoto y procedió a hacer lo que todos los demás Europeos estaban haciendo – construir turbinas de viento. Irlanda es un excelente lugar para ello, especialmente en la húmeda y ventosa costa oeste – lugares como Co. Galway, por ejemplo.

Entonces, las autoridades allí comisionaron a Energía Eólica Hibernian para que construya una granja eólica de 71 turbinas en Derrybrien, Co. Galway.

El problema es que la mayor parte de Irlanda es tan húmeda que grandes partes de ella están cubiertas por turberas pantanosas - la clase de cosa sobre las que usted jamás querría construir una turbina de viento. De manera que Hibernian Wind energy tuvo que cortar a través de las turberas hasta llegar al lecho de roca más abajo, de manera que las 71 turbinas pudiesen tener cimientos seguros. Entonces aconteció la “turbalancha”. (Historia en RTE News)  (Historia en New Civil Engineer)

Extensos períodos de lluvia (nota técnica: en Irlanda llueve a cántaros, especialmente en el oeste), dejaron a las turberas inestables en el área donde la granja eólica estaba en desarrollo, y unas 30 hectáreas de turba comenzaron a moverse colina abajo, moviéndose 4 kilómetros en dos semanas. Dañó puentes, derribó hileras de árboles y contaminó los cursos de agua. Rápidamente se construyeron cuatro diques de contención, en un intento de detener a la “turbalancha” que transportaba casi medio millón de metros cúbicos de lodo a través de un canal de río.

“Los Amigos del Ambiente Irlandés”, un grupo verde lobbysta informó acerca del deslizamiento (informándolo en su “sección calentamiento global” [sic]), parece que confundidos por el extenso daño que se estaba produciendo al ambiente al perseguir su Santo Grial de Kyoto. La Hibernian Wind Energy cambió a su “modo de control de daños”, y prometió una “profunda investigación”, suspendiendo todos los trabajos en la granja eólica.

Lentamente, el mensaje se está esparciendo entre el público Europeo – las granjas eólicas son malas, muy malas. Son ruidosas, un horror visual en el paisaje, matan y hieren a las aves silvestres, proveen muy poca energía, y ahora la “turbalancha” Irlandesa. ¿Qué vendrá después?




Volver a la página Calentamiento       Volver a la página Artículos

Usted es el visitante No.:

desde Enero de 2002
FastCounter by bCentral

Vea aquí otras interesantes
estadísticas de la página

¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?