NOTICIAS - EMAIL - CORREO RECIBIDO - EL LIBRO - ARTíCULOS - AMAZONAS - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS

El Niño - Oscilación del Sur (ENOS)
(Actualizado al 23 de Octubre, 2003)

por John L. Daly

¿Qué es El Niño - Oscilación del Sur?

 El Niño - Oscilación del Sur (ENOS) es el resultado de un calentamiento y enfriamiento cíclico de la superficie del océano del Pacífico central y oriental. Esta región del Pacífico es normalmente más fría de lo que su ubicación ecuatorial podría sugerir, primariamente debido a la influencia de los vientos del noreste, una corriente oceánica fría que fluye hacia el norte a lo largo de la costa de Chile, y al ascenso de aguas frías de las profundidades del océano, en las afueras de la costa de Perú.

  A veces, la influencia de estas fuentes de aguas frias disminuye, causando que la superficie del Pacífico central y oriental se calienten bajo el sol tropical - este es el evento conocido como El Niño. Esto provoca fuertes lluvias en la América del Sur, pero severas sequías en África y el este de Australia. Mientras más intensos son los El Niño, más intensas y extensas son las sequías en Australia.

  En otras ocasiones, la inyección de agua fría se vuelve más intensa que lo usual, haciendo que la superficie de las aguas del Pacífico oriental se enfríe - este evento se conoce como LA NIÑA. Esto provoca sequías en la América del Sur (como la que sufre actualmente) y grandes lluvias, aún inundaciones, en el este de Australia. De esta manera, Australia y América del Sur experimentan sus característicos ciclos de sequías e inundaciones (sólo que invertidos) - todas causadas por El Niño-La Niña descrito más arriba.

  Para una información más detallada sobre El Niño, vea el sitio Queensland DNR `Long Paddock', y la página NOAA El-Niño Theme Page.

  Las últimas Temperaturas Globales de la Superficie del Mar de la Universidad de Wisconsin-Madison, (derechos reservados). Nótese de manera particular las temperaturas del océano en el Pacífico oriental, cerca de Ecuador, Perú y las Islas Galápagos, la fuente de la Oscilación del El Niño.

¿Por qué son llamados así "El Niño" y "La Niña"?

"El Niño" es llamado así por un festival navideño del Perú, cuando el calentamiento de las aguas costeras de esa nación se dice que ocurre cerca del aniversario del nacimiento de "El Niño Dios". Los meteorólogos han bautizado entonces a este fenómeno "El Niño/Oscilación del Sur", o abreviado, ENOS. El fenómeno inverso, el enfriamiento de las aguas del Pacífico oriental, fue llamado primero el "anti-Niño", hasta que se dieron cuenta que esto literalmente signficaba el "Anti Cristo"! para evitar esta connotación desafortunada, se rebautizó como "La Niña".

¿Qué es el Índice Oscilación del Sur?

  Se ha descubierto que el cíclico calentamiento y enfriamiento de las aguas del Pacífico oriental y central deja su marca distintiva sobre la presión del nivel del mar. En particular, cuando la presión medida en Darwin es comparada con la presión medida en Tahití. La diferencia entre ambas puede ser usada para generar un número "índice". Cuando este número es positivo, tenemos a una La Niña (o enfriamiento del océano), pero cuando el número es negativo, tenemos un evento El Niño (calentamiento de las aguas).

Aquí está el Índice Mensual de la Oscilación del Sur, (SOI, 'Soutern Oscillation Index' en inglés) desde Enero de 2001 hasta Septiembre, 2003.

 índice SOI

Aquí está el Índice de El Niño - Oscilación del Sur (ENOS) para
los últimos 30 días, hasta el 30 de octubre de 2003.

promedio indice SOI
(Estos tres gráficos serán actualizados regularmente)

Para una perspectiva a largo plazo, aquí está el Índice SOI desde 1950

indice SOI-51

¿Qué nos dice el Índice SOI?

  En el caso de Australia (se invierte para América del Sur), un SOI negativo quiere decir que existe un El Niño en proceso, y por ello es de esperar sequías en el este de Australia (y lluvias en América del Sur). Mientrs más negativo es el número índice, más hacia el sur se exteinden las sequías Australianas (y las lluvias Sudamericanas). Por ejemplo, el severo El Niño de 1982-83 fue, afirtunadamente, de corta duración, pero su intensidad fue de tal magnitud (como está demostrado por la profunda caída en el gráfico) que regiones tan al sur como Tasmania fueron afectadas severamente por la sequía (y las inundaciones provocadas en Argentina, con crecidas excepcionales de los ríos Paraná y Uruguay, que aún se recuerdan).

  Por el contrario, el período de 1988, cuando el índice se tornó positivo, indicó un gran evento de La Niña, que en Australia fue acompañado por severas inundaciones en Queensland y Nueva Gales del Sur. En 1996, Australia tuvo otro evento La Niña, aunque más débil que el de 1988. Sin embargo, como resultado de esto, en 1996 hubo extensas lluvias a lo largo de todo el este de Australia. La Niña de 1998/2001 provocó que las lluvias fuesen más abundantes que lo normal en casi toda Australia.

  El período desde 1991 a 1995 fue un El Niño más débil que el de 1982-83, pero fue de mucha mayor duración. El efecto fue que estados del sur como Victoria y Tasmania no fueron afectados severamente por la sequía, debido a la debilidad del evento, pero Queensland y el interior de Nueva Gales del Sur sufrieron una invalidante sequía durante los completos cuatro años de El Niño. La Niña de 1996 suministró un bienvenido alivio.  El Niño regresó otra vez a mediados de 1997, comenzando con un calentamiento de la superficie del mar en Perú y Ecuador, seguido a mediados de 1998 por el retorno de La Niña.

  En otras palabras, son la intensidad del evento y su duración quienes determinan quienes tendrán sequías y quienes tendrán inundaciones, y durante cuánto tiempo.

  La investigación sobre el ENOS es una materia de vital importancia nacional para Australia, y merece la mayor porción de cualquier investigación sobre el clima. Pocos países, si es que hay algunos, tienen un interés tan comprometido con el ENOS como lo tiene Australia, y no parece probable que otros países comprometan los recursos necesarios para una predicción exitosa. Es un fuerte argumento para que Australia no despilfarre sus limitados recursos en investigaciones sobre el Calentamiento Global (un tema que ya está sobresaturado de estudios por otros países desarrollados, y que probablemente se demostrará que no es un problema, después de todo), sino que debería enfocar sobre los fenómenos climáticos que impactan de manera directa sobre nuestros intereses nacionales. Lo mismo se aplica para los países Sudamericanos que, como Argentina, se ven afectados severamente por los eventos periódicos de El Niño/La Niña.

John L. Daly


Conectar con "Still Waiting For Greenhouse" sitio de John Daly



Volver a la página Calentamiento        Volver a la página Artículos

Usted es el visitante No.:

desde Enero de 2002
FastCounter by bCentral

Vea aquí otras interesantes
estadísticas de la página

¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?