POLÍTICA | E-mail | CORREO RECIBIDO | EL LIBRO | ARTíCULOS | AMAZONAS | CLIMA | PESTICIDAS | CLIMA | ENERGÍA | Ondas EM | ENGLISH VERSION | PILOT NOTES | LINKS


Hora de Córdoba

Contador De Visitas

Suscríbase al
Newsletter de FAEC
Escriba su Email


Preview | FeedBlitz

Click to get your own widget
CO2 vs. Temps


Manchas Solares

Condiciones en el Sol

Sea Ice Extent
Hielo Marino


Temperatura Polo Norte


Pronósticos del Tiempo


Blogs: escépticos del clima en Inglés

William M. Briggs
Climate Audit
Climate Change Facts
Climate Change Fraud
Climate Police
Climate Resistance
Climate Scam
Climate Science
CO2 Science
CO2 Sceptics
Friends of Science
Global Climate Scam
Global Warming Heretic
Global Warming Hoax
Global Warming Skeptic
GlobalWarming.org
Greenie Watch
Bruce Hall
Warwick Hughes
Lucia Liljegren
Jennifer Marohasy
Warren Meyer
Maurizio Morabito
Luboš Motl
Tom Nelson
Newsbusters climate
Niche Modeling
Planet Gore
Really Real Climate
Roger Pielke Sr.
Fred Singer
David Stockwell
Philip Stott
Anthony Watts
World Climate Report

Videos de Interés
Penn and Teller -Genial!

El Gran Timo del Calentamiento Global

El Gran Timo...
en 8 partes breves
      ARTICULOS
RECOMENDADOS


Estudios Solares de Theodor Landscheidt


Ridícula intención de meter miedo:
"Témpanos aumentan el nivel del mar"

Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC
Mayo 1º, 2010

La universidad de Lees emitió un parte de prensa, en una clásica muestra de “ciencia por partes de prensa,” que no sólo resulta una tontería mayúscula sino que nos hizo rodar por el suelo de risa.

El aterrador titular del parte de prensa dice, nada menos:

Témpanos que se derriten aumentan el nivel del mar

Científicos han descubierto que los cambios en la cantidad de hielos flotantes en los océanos polares están causando un aumento del nivel del mar.

La investigación, publicada esta semana en el 'journal' Geophysical Research Letters, es la primera evaluación de la rapidez con que los hielos flotantes se están derritiendo.

Confieso que el terror me invadió. Por un instante creí que las leyes de la física habían sido modificadas por algún decreto Divino, (o de los ministros de la Unión Europea que tan activos se ha mostrado desde su formación para emitir leyes desastrosas). Hasta llegué a pensar, como bueno hereje, “¿No habré estado equivocado durante los últimos 30 años y de verdad vamos camino al Apocalipsis climático? Fue una experiencia aterradora. El parte de prensa había logrado su propósito: infundir terror.

Luego recapacité y mi natural escepticismo volvió a tomar las riendas y me dijo: “Acá hay gato encerrado”. Seguí leyendo:

De acuerdo con el principio de Arquímides, cualquier objeto que flota desplaza su propio peso del fluido. Por ejemplo, un cubito de hielo en un vaso de agua no lo hará rebalsar cuando se derrita.

Pero a causa de que el agua de mar es más cálida y salada que el hielo flotante, los cambios en la cantidad de estos hielos están teniendo un efecto sobre el nivel de los océanos.

La pérdida del hielo flotante equivale a 1,5 millones de témpanos del tamaño de Titanic cada año. Sin embargo, el estudio muestra que distribuidos a lo largo y ancho de los océanos globales, las pérdidas recientes del hielo flotante han producido un ascenso anual del nivel del mar de 49 micrómetros –más o menos el espesor de un cabell.

Qué!!! ¿Y a estos tipos les han pagado para llegar a esa conclusión? Es una investigación de sesudos profesores y científicos de una (ya no tanto) prestigiosa universidad inglesa, que la ya cada vez menos prestigiosa revista GRL tuvo la tonta idea de publicar –y después del correspondiente riguroso “peer review”. Me pregunto si el Rector de la Universidad estaba en su sano juicio cuando permitió que el dinero de la universidad se convirtiese en margaritas para los cerdos.

La explicación es bastante simple, y este fenómeno ha sido analizado muchas veces en muchos blogs y foros de discusión de los escépticos. Parece que recién ahora los 'calentones' han caído en cuenta del valor que esto tiene para asustar a la pobre ciudadanía.

Según el autor principal del estudio, profesor Andrew Shepherd, de la Universidad de Lees, “…sería in-sensato desechar esta señal. Durante las décadas recientes hubo dramática reducción de la cantidad de hielo flotante, incluyendo colapso de placas de hielo y el retroceso del hielo del Ártico,” dijo el pro-fesor Shepherd.

¿De qué tamaño será el termo en el que el distinguido profesor estuvo viviendo todos estos años? Es bueno preguntarse ¿Qué considera el profesor Shepherd “pérdida” de hielo? Porque si hubiese tenido la precaución de echarle una ojeada al tamaño de la banquisa de la Antártida habría comprobado que el año pasado batió todos los récords de extensión alrededor del continente blanco. Quiere decir que desde hace unos 30 años cada vez hay más hielo flotante en la Antártida, el que se forma cuando llega el invierno y congela las aguas formando placas de hielo de unos tres a cinco metros de espesor. Ese hielo se forma y se derrite todos los años de manera que no hay pérdida de hielo. Sí hay aumento. Y bien considerable.

En cuanto al hielo flotante del Ártico, alrededor del 90% del hielo que se forma y se derrite todos los años, desde hace tres años se está recuperando a una velocidad que no se había registrado en los últimos 30 años. Por ejemplo, la reducción de la extensión de hielo del Ártico comienza todos los años más o menos alrededor del 11 de marzo de cada años, días más, días menos –pero no 30 días más tarde como ha ocurrido este año del Señor de 2010. Para peor hace un par de días hubo un “rebote” y la extensión del hielo aumentó súbitamente, algo que no se había registrado desde que se llevan registros satelitales del Ártico. De acuerdo con los institutos que monitorean los hielos, el aumento fue notable. Esto es lo que el DMI Center for Ocean and Ice de Dinamarca muestra el 30 de abril, donde se ha destacado al aumento del 28 de abril:

Entonces sólo queda pensar que el miedo que se trata de infundir a la gente se relaciona con la pérdida por derretimiento de los “témpanos” o “icebergs”, que son bloques de hielo que se desprenden de los balcones o plataformas de hielo que forman las grandes barreras de la Antártida, como la plataforma Larsen-B, o la que se rompe todos los años, la plataforma Wilkins –pero la anuncian como si fuese la primera vez que se rompe en los últimos 10.000 años.

Pero todavía hay fotos de grandes témpanos que se desgajaron de las barreras en 1989 y todavía tiene casi el mismo tamaño porque están encallados en el fondo cercano a la costa. Precisamente fue el embate de un témpano desgajado en 1989 el que provocó la ruptura de una gran balcón a principios de marzo de este año –y fue tomado por la prensa amarillista como prueba del calentamiento global y de la Antártida.

Por supuesto, el profesor aconseja que este derretimiento de los témpanos (que navegan bien lejos de la Antártida y se derriten al llegar a aguas mucho más cálidas, como las de Río de Janeiro –se han visto témpanos pasar frente a Mar del Plata en su rumbo a las playas Cariocas- donde exhalan su último suspiro. Son Témpanos muy grandes, eso sí, y del cálculo de la pérdida de masa helada el brillante profesor llegó al aterrador resultado de un aumento del nivel del mar global de… 48 micrones. Un micrón, por si olvidaron su física de bachillerato, es la milésima parte de un milímetro.

El profesor Sheperd y su equipo usaron una combinación de observaciones satelitales y modelos computados para hacer su evaluación. Se fijaron en los cambios en el área y espesor de las placas de hielo y descubrieron que la señal total se eleva a una pérdida anual de 742 kilómetros cuadrados del volumen del hielo perdido.

A causa de la diferencia en la densidad y temperatura del hielo y del agua de mar, el efecto neto es un aumento del nivel del mar del 2,6% de su volumen, equivalente a 49 micrones por años el nivel global.

Las mayores pérdidas se debieron al rápido retroceso del hielo del Ártico y al colapso y adelgazamiento de las plataformas de hielo en la Península Antártica y el Mar de Amundsen.

Bien. Fin del chiste. Realmente ha sido uno buenísimo. Nos hemos reído sanamente. Después de recuperarnos de la risotada nos pusimos a hacer un cálculo en el reverso de un sobre y llegamos a una conclusión que aterra:

Vamos a suponer que su teoría del ascenso del nivel global de los mares de 48 micrones por año es cierta, sacar el tiempo en que el nivel del mar crecerá la espantosa cantidad de 10 centímetros es:

si crece 0,048 mm en ---- 1 año
100 mm crecerán en ---- X años

X = 100 mm / 0,0481 mm = 2083,33 años
.


¡Dios mío! ¡Ahora sí que estoy asustado!

Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC



Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:

Usted es el visitante No:
desde Diciembre 2006


Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

Click for Pilar Observatorio, Argentina Forecast

Locations of visitors to this page

Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

Speakeasy Speed Test

Free counter and web stats
¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?
Ranking entre sitios de la web


Usted es el visitante número

desde Noviembre 28, 2008
Vea aquí nuestras estadísticas


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?