PARTES - E-mail - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS - AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS

Hora de Córdoba

Contador De Visitas

Brujos de la lluvia preocupan a James Hansen

Por Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC
Septiembre 22, 2009

El GISS es la oficina de la NASA encargada de manejar los datos del clima para orde-narlos, analizarlos y saber qué futuro nos espera. Su jefe es James Hansen y su récord de aciertos con las predicciones hechas hasta la fecha está cercano al Cero Absoluto -frío, frío... Sus esfuerzos para salvar al planeta han sido nulos, de nulidad absoluta. Por ello los brujos hacedores de lluvias han sido llamados en su ayuda para salvar al planeta del calentón global. No crean que me lo he inventado recién.

La agencia de noticia AFP o France Press trae esta página de valiosa información científica. En un mundo donde el establishment científico está aplanando al planeta Tierra hasta llevarnos de regreso a eras pre-Galileanas, ya nada nos causa estupor. Apenas un espantoso dolor en nuestro fondo amante del espíritu científico por el que tantos pensadores fueron enviados a la hoguera o las salas de tortura de la Inquisición.

Hacedores de Lluvia de Kenia Llamados al Rescate

Por Jean-Marc Mojon (AFP) - Agencia France Press)

MASENO, Kenia – Envilecidos desde hace mucho tiempo como brujos, los hace-dores de lluvia de Kenia –con equipo meteorológico consistente en árboles, cacharros y hierbas- están siendo reclutados para mitigar los efectos del cambio climático.

Arrodillado en la húmeda y malsana sombra de un pequeño bosquecillo cerca de Maseno, en la Kenia occidental, Alexander Okonda sopla a través de un bejuco en un pote enclavado en la abertura de un tronco y que contiene una mezcla secreta de aguas sagrada y hierbas.

“Esto contiene tanta información. Es algo que yo siento desde mi cabeza bajando directamente hasta mis pies,” dice Alexander, después de completar su ritual. El hombre joven es miembro de la comunidad Nganyi, un clan de tradicionales fabricantes de lluvias que durante siglos han hecho su modo de vida diseminando preciosos pronósticos a los granjeros locales.

El croar de la rana, el movimiento de las termitas, el brotar de las hojas de ciertos árboles, todo lleva información cuya interpretación se ha transformado en un ritual que flota entre la leyenda y la ciencia.

La ciencia del clima y la meteorología hace bastante tiempo que han perdido su rumbo y deambulan por oscu-ros y tortuosos corredores dentro de gigantescas computadoras. No parece, sin embargo, que haya dema-siada diferencia con la “ciencia” que practican los fabricantes de lluvias de Kenia –por lo menos en cuanto a sus resultados se refiere ya que, con dice la Biblia, “por sus frutos los reconoceréis”.

Parece que el bisabuelo de Alexander Okonda también era un fabricante o provocador de lluvias que había sido arrestado en 1910 por las autoridades coloniales inglesas porque habían determinado que era el culpable de la poca lluvia caída. Zambombas! Pero se pone más interesante todavía.

La modernización erosionó lentamente el aura de la comunidad pero los Nganyi han recibido la oferta de revivir sus tradiciones a través de un proyecto que apunta a usar el conocimiento indígena en la pre-vención de desastres.

Financiado por Gran Bretaña y Canadá, el programa junta al Departamento de Meteorología de Kenia (KMD) y a los tradicionales fabricantes de lluvia para producir pronósticos más precisos y diseminarlos a una mayor cantidad de gente.

“Sabíamos que teníamos buenas predicciones científicas pero que nadie las creía,” explica Gilbert Ouma, un meteorólogo de la Universidad de Nairobi. “Más que la variación en el volumen de las lluvias, la consecuencia del cambio climático que más sufren las comunidades Africanas es la perturbación en el ciclo de las estaciones lluviosas.”

Es decir, nos entregan con toda inocencia, la Perogrullada de los ciclos de lluvias y sequías como perturba-ción causada por el cambio climático –antropogénico, claro, porque parecería que no lo hay de otra clase.

Como bien apunta Lubos Motl, “había una solución muy fácil para esta crisis de confianza en la ciencia –una solución inspirada en el proceso del IPCC en los países de Occidente: se les pidió a los brujos hacer las pre-dicciones en lugar de esos aburridos científicos.”

De manera que estos días, los pronósticos para Kenia están presentados por el Fabricante de Lluvias Pronos-ticador en Jefe Obedi Osore Nganyi, mientras que el Departamento de Meteorología de Kenia simplemente aprueba en silencio. Todo el mundo está inmensamente feliz porque, de todos modos, las predicciones son sorprendentemente similares …aciertan y fracasan con la misma frecuencia.

Una doctora Maria Onyango, del IPCC, dice que “La mayor parte de lo que hay en sus predicciones puede ser observado científicamente.” Bueno, observar es una cosa, y establecer que las predicciones estuvieron acertadas es otra bastante distinta. Lo que nos lleva a preguntar si el IPCC y su empleada la Dra. Onyango tienen alguna autoridad para hablar sobre predicciones.

Como ya lo hemos mostrado más veces de lo que sería suficiente para poner colorados de vergüenza a los modeladores y profetas del IPCC, el gráfico de abajo muestra las predicciones de los modelos apoyados por el IPCC en su Informe AR4 de febrero 2007, y lo que la cruda realidad dice a pesar de cualquier manipulación que se quiera hacer sobre los datos de la temperatura global.


El IPCC y su AR4 versus El Mundo Real

El Dilema de Hansen

James Hansen se encuentra hoy ante un serio dilema en su carrera de Profeta del Clima. O debe seguir usan-do sus modelos computados –que de acuerdo con los resultados obtenidos sería mejor que la historia los se-pultase bajo una gruesa capa de olvido- o adopta las nueva técnicas científicas que los ingleses han aplicado en Kenia, que no incluyen precisamente el uso de la nueva supercomputadora del Hadley Center, sino las capacidades paranormales y extrasensoriales de adivinación de los fabricantes de lluvias kenianos.

Por ello, y dejando de lado nuestras diferencias con Hansen, corremos en su ayuda y le sugerimos algunos excelentes métodos para predecir el clima futuro, basados en la misma exitosa ciencia practicada en Kenia y financiada por Gran Bretaña y Canadá:

Primer Método: La bola de Cristal

Sistema muy económico que requiere una inversión de alrededor de us$ 19.95 en cualquier casa de empeños o de us$50.00 en Edmund Scientific Co. No se garantiza el éxito inmediato ya que todo depende de la habilidad extrasenso-rial del “lector de bolas.” Nuestra impresión es que las profecías no serán de-masiado diferentes a las obtenidas hasta la fecha. Es lo que hay.

Segundo Método: Las Cartas del Tarot

Este sistema es de altísima fiabilidad. Es el sistema preferido usado por varios presiden-tes argentinos para conocer la fecha en que Argentina comenzará su ascenso hacia las alturas de los países civilizados y/o si aban-donarán sus cargos a los empujones -o em-pujados por una avalancha de votos en contra.

Tercer Método: Revolear la Moneda

Método sumamente barato y de resultados inmediatos. La profecía se obtiene en décimas de segundos, pero su verificación debe esperar entre 25 y 100 años, lo que asemeja este método al que se ha venido usado hasta ayer. Para obtener la aprobación del asesor científico de Mr. Obama, el Dr. John Holdren, le aconsejamos incluir una carpeta con fotos estroboscópicas mostrando la curva de una moneda en su trayectoria predictiva hacia el futuro. Le da un toque técnico y científico que convencerá a cualquier político.

Cuarto Método: Las Runas Vikingas

Este método es más lento y re-quiere de más estudio. Es con-veniente tener un asesor en runas –que por $50 la tirada le dice a Hansen cualquier cosa que quiera saber del futuro. Se ga-rantiza la ocurrencia de catás-trofes espeluznantes, el mar tapando la torre Eiffel, la extin-ción de osos polares, también del monstruo del Loch Ness, y que Argentina le gane al fútbol a Bra-sil. Sólo hay que imaginarlo!

Quinto Método: La Borra del Café:

Requiere de una pequeña inversión en café turco, y es necesario no colar la infusión después de preparada. También requiere de larguísimos años de estudio e investigación, pero se garantiza que los resultados de las predicciones serán similares, y hasta quizás mejores, que los resultados de los modelos computados que Hansen ha venido usando hasta hoy. Tiene la gran ventaja de que por lo menos se habrá tomado un sabroso café antes de tener su predicción ad hoc del clima futuro.

Sexto Método: Las Tripas de Pollo

Los lectores de tripas de pollo no yerran jamás sus predicciones y la lec-tura del futuro es como la de un libro abierto. Saben si lloverá el sábado 14 de agosto de 2023 para la boda de Carmelita Sosa y Hermenegildo Troncoso en Iquique, Chile–con absoluta seguridad le dirán que no. O la boda de Lucia Pereira y Joao Barroso en Belém do Pará, Brasil el 11 de enero de 2010: con total seguridad, después de las 2 de la tarde.

El lector de tripas de pollo que suge-rimos es nuestro amigo Umbopaa Kokoda Motu que no ha errado ni una en más de 20 años. El problema es que no creemos que Umbopaa se adapte a vivir en Nueva York donde Hansen trabaja, ni que la organiza-ción PETA, defensora de los derechos animales, vea con buenos ojos que vuelta a vuelta se destripe un pollo para conocer el clima futuro. Esos muchachos son bastante intolerantes y capaces de causarle problemas al amigo Hansen por una ñoñada.

Que después no digan que no queremos ayudar a salvar al planeta.

Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC



Grabe este artículo como PDF



Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:

Usted es el visitante No:
desde Diciembre 2006


Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

Click for Pilar Observatorio, Argentina Forecast

Locations of visitors to this page

Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

Speakeasy Speed Test

Free counter and web stats
¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?
Ranking entre sitios de la web


Usted es el visitante número

desde Noviembre 28, 2008
Vea aquí nuestras estadísticas


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?