PARTES - E-mail - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS - AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS

Hora de Córdoba

Contador De Visitas

Calentón Global = ¿Más Huracanes?
El Mundo Real dice NO

Anthony Watts
WattsUpWithThat.com
Septiembre 22, 2009

Hasta ahora la temporada de huracanes en el Atlántico ha sido muy tranquila durante el 2009. Ryan Maue de la Universidad Estatal de Florida nos explica las causas. En otras noticias relacionadas, Al Gore ha quitado de su exposición en PowerPoint de Una Verdad Inconveniente la diapositiva correspondiente al aumento de huracanes. Otro barrilete más que ha sido bajado.

¡Gran Depresión! La Energía de Ciclones
Tropicales en un Mínimo de 30 Años

Frecuencia de huracanes globales versus temperaturas de los océanos. La imagen superior de FSU ACE, la imagen inferior de datos oceánicos de GISS ploteados por WUWT.

La actividad global de huracanes y ciclones en el Hemisferio Norte y en el Sur –por lo tanto en todo el mundo - ha continuado disminuyendo a niveles no vistos desde los años 70. Aún más sorprendente, cuando se anali-za la información del Hemisferio Sur para crear un valor global, vemos que la Energía Global de Huracanes se ha hundido a un mínimo no visto en 30 años, como mínimo. Dado que la intensidad y detección de huracanes es problemático a medida que uno se remonta en el tiempo, cuando las prácticas de información y observa-ciones eran muy diferentes a las actuales, es muy posible que estemos subestimado la energía global de huracanes durante los años 70.

Usando una métrica bien aceptada llamada el Índice de Energía Ciclónica Acumulada (o ACE, por sus siglas en inglés –Bell y Short, 2006), que ha sido usada por Klotzbach (2006) y Emanuel (2005) [PDI es análogo a ACE], y más recientemente por yo mismo en Maue (2009), un simple análisis muestra que las sumas de 24 meses corridos del ACE global o energía de los huracanes se ha desplomado a niveles no vistos desde los años 70.


Figura 24: sumas de 24 meses corridos de Energía Ciclónica Acumulada.

¿Por qué usar sumas de 24 meses corridos en vez de simples valores anuales? Ya que el principal impulsor del clima de la Tierra de año en año es El Niño/Oscilación del Sur (ENSO) actúa en escalas de entre 2 a 7 años, y el hecho de que el grueso de la estación de huracanes en el Hemisferio sur ocurre desde Octubre a Marzo, una interpretación razonable de la actividad global de los huracanes requiere una métrica mejor que el simple total de año calendario.

Las sumas de 24 meses corridos son análogas a la idea de “qué hizo usted por mí últimamente”. Durante los pasados 6 meses, extendiéndonos hasta Octubre de 2008 cuando la estación de los huracanes tropicales estaba comenzando, el ACE global se había estrellado debido a dos años consecutivos de actividad de huracanes muy por debajo de la media. Para evitar confusiones no me estoy refiriendo específicamente al Atlántico Norte, que estuvo por encima de lo normal en 2008 (en términos ACE), sino al Hemisferio (y al planeta) como un todo. El Atlántico Norte representa 1/10 a 1/8 de la energía global de los huracanes pero demanda una atención mediática desproporcionada debido a los impactos sociales devastadores ocurridos en recientes toma de tierra de grandes huracanes.

¿Por qué un ACE récord de bajo?

Durante los pasados 2 años y algo más, el clima de la Tierra se ha enfriado bajo los efectos de un drástico episodio de La Niña. La cuenca del Océano Pacífico ve huracanes mucho más débiles que por cierto tienen ciclo s de vida más cortos y por ello menos ACE. Al revés, debido a las bien investigadas configuraciones del flujo de la atmósfera superior (es decir, el cizallamiento vertical) favorable al desarrollo de huracanes en el Atlántico y su intensificación, la Niña tiende a favorecer estaciones muy activas en el Atlántico (los años de El Niño son lo contrario, con actividad muy disminuida como lo pronostica Vincent Gray y el NOAA para 2009).

Así, la actividad tropical del Pacífico Noroccidental (tifones) estuvo bien por debajo de los normal en 2007 y 2008 (ver tabla). Lo mismo para el Pacífico Nororiental. El Hemisferio Sur, que incluye al Océano Índico al sur desde la costa de Mozambique a lo largo de Madagascar a la costa de Australia, hasta el Pacífico Sur y el Mar de Coral, vio actividad bien por debajo de la normal en 2008. Durante la temporada 2008-2009, el ACE del Hemisferio Sur fue la mitad de lo esperado para un año normal, con una multitud de huracanes muy débiles y de poca vida. Todos estos números cuentan una historia muy simple: lo mismo que hay períodos activos de huracanes alrededor del mundo, hay períodos inactivos y actualmente estamos experimentando el más impresionante período de inactividad en los últimos 30 años.

Conclusión

En escenarios de calentamiento global, se espera que aumente la intensidad de los huracanes (en el orden un pequeño porcentaje), pero hay MUCHAS preguntas que permanece sin respuesta como “cuánto, dónde y cuándo”? Esta ciencia está muy lejos de estar establecida. Por cierto, Al Gore ha sacado de su presentación en PowerPoint la parte relacionada con los huracanes. Muchos estudios han sugerido que todos estos cam-bios están ocurriendo ya, especialmente en los huracanes más potentes debido a las temperaturas en ascen-so de la superficie del mar, pero la metodología usada y los asuntos de datos en cada uno de estos estudios quizás empequeñecen las conclusiones.

La noción de que la energía global de los huracanes o ACE ha colapsado no contradice a la reciente literatura sobre la relación cambio de clima/cambio de temperatura sino que provee de una pieza adicional menos publi-citada del rompecabezas. En verdad, la muy fuerte variabilidad interanual del ACE (energía) global de huraca-nes correlacionada fuertemente con ENSO, sugiere que el rol de los ciclones tropicales en el clima está fuer-temente modulado por los grandes movedores y agitadores, a gran escala, del clima global.

El perceptible (y quizás mensurable) impacto del calentamiento global sobre los huracanes en el clima de hoy es una miseria (o ruido) comparado con la reorganización y modulación de las locaciones de la formación de huracanes y rutas preferidas/corredores de intensificación dominados por ENSO (y otros factores naturales del clima). Por otra parte, nuestra comprensión del complicado rol de los huracanes en el clima es nebulosa, para decirlo caritativamente. Tenemos que aumentar nuestra comprensión de la actividad de los huracanes en el clima actual.



Grabe este artículo como PDF



Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:

Usted es el visitante No:
desde Diciembre 2006


Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

Click for Pilar Observatorio, Argentina Forecast

Locations of visitors to this page

Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

Speakeasy Speed Test

Free counter and web stats
¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?
Ranking entre sitios de la web


Usted es el visitante número

desde Noviembre 28, 2008
Vea aquí nuestras estadísticas


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?