PARTES - E-mail - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS - AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS

Hora de Córdoba

Contador De Visitas

Impostura Peligrosa

Tim Ball
Publicado en: Canada Free Press
Agosto, 10, 2009

“La mitad del trabajo hecho en el mundo
es para que las cosas parezcan lo que no son.”
E.R. Beadle.

                          Motivos

Es difícil y peligroso imputar motivos. Usualmente es difícil de determinar cómo y por qué actúa una persona. Puede tomarse un curso de acción particular con las mejores intenciones y luego puede causar problemas considerables. Sin embargo, algunas acciones, aunque no definitivas, pueden exponer el motivo.

Evidencia crítica

Dos piezas de evidencia dominaron informes recientes del Panel Internacional del Cambio climático (IPCC). Fueron instrumentadas para convencer que el calentamiento global se debe a las actividades humanas y que es un hecho científico indiscutible. Una fue el gráfico conocido como el “Palo de Hockey” porque intentaba demostrar muy poco cambio en la temperatura desde hace unos 1000 años a esta parte, y luego un súbito aumento durante el siglo 20. La segunda pieza era un aumento de 0,6ºC en 100 años, una tasa que afirma-ban estaba más allá de tener una causa “natural”.

La primera “evidencia” está hoy totalmente desacreditada gracias al trabajo de Steve McIntyre y Ross Mc-Kitrick. Ellos realizaron el ensayo científico estándar de intentar reproducir los resultados obtenidos en el trabajo original. Ellos demostraron que la línea casi plana de las temperaturas en el mango del palo de hockey había sido construida artificialmente. El Período Cálido Medieval existió pero había sido eliminado por la mani-pulación hacha sobre los proxys de anillos de árboles y las técnicas de análisis estadístico elegidas.

Parece que esto fue hecho para eliminar al problemático Período Cálido Medieval que contradecía la afirma-ción que las actuales temperaturas son las más altas nunca vistas en el milenio. Consiguió lo que un científico del clima le dijo al profesor David Deming que era necesario, y como lo explica Deming: “con la publicación del artículo en Science (en 1998) he ganado una significativa credibilidad en la comunidad de científicos que tra-bajan en el cambio de clima. Ellos creían que yo era uno de ellos, alguien que pervertiría la ciencia al servicio de causas sociales y políticas. De manera que no de ellos bajó la guardia. Una persona muy importante en el área del cambio climático y el calentamiento global me envió un asombroso e-mail que decía, “Tenemos que librarnos del Período Cálido Medieval.”

La segunda pieza de evidencia, la afirmación de un aumento de la temperatura, continúa dominando y es presentada en muchos lugares como la verdad.

La principal persona responsable de las cifras es Phil D. Jones. Él es el actual director de la Unidad de Investi-gación climática de la Universidad de East Anglia, Inglaterra. Para verificar las cifras, Warwick Hughes, un investigador australiano del clima le solicitó a Jones la información sobre la manera en que esas cifras habían sido derivadas u obtenidas. Hughes recibió la siguiente respuesta el 21 de febrero 2005: “Hemos invertido unos 25 años en el trabajo. ¿Por qué debería yo entregarle mi información cuando su intención es tratar de descubrir algo errado en ella?” Desde entonces Jones ha bloqueado todos los esfuerzos para obtener esa información. Pero, ¿por qué es tan importante? Seguramente la información “cruda” está disponible y todo lo que uno tiene que hacer es usarla para recrear los números de Jones.

Temperatura Global

El primer problema es que el aumento original de la temperatura fue en realidad dado como ,6º C + 0,2ºC o sea, un factor de error del 66%. Virtualmente es un número insignificante pero es todavía usado para argu-mentar el calentamiento. La información cruda es retenida por el país de origen que envía datos modificados a las agencias centrales como Global Historical Climatology Network (GHCN).

Cada años diferentes grupos calculan un promedio global anual incluyendo al Goddard Institute for Space Studies (GISS) de la NASA. También están los conjutos de datos mantenidos de manera conjunta entre el Hadley Centre de la oficina de meteorología (UK MET) de Gran Bretaña, y la Unidad de Investigación Climática llamada HadCRUT3 y CRUTEM3.

Cuando se crea una temperatura media anual, cada agencia elige diferentes estaciones y modifican los datos para una variedad de factores. El resultado es que cada una produce gráficos diferentes como en la figura 1. En este caso se incluyen los resultados de dos estudios de información de satélites.


Fuente:


De manera que necesitamos saber cuáles son las estaciones usadas por Jones y cómo ajustó la información para obtener sus resultados. Necesitamos realizar los ensayos estándar reproducibles que fueron aplicados a la información del Palo de Hockey. Jones se mantiene en su negativa de suministrar esa información.

Ocultando la Información

En recientes intentos de obtenerla información se vio involucrada la Oficina de Meteorología de Gran Bretaña (UKMO), también conocida como MET. Como los escribe Steve McIntyre, a un burócrata se le exigió que escribiese esto para negarse a proveer la información: “Alguna de la información le fue suministrada al profesor Jones con el estricto entendimiento de los proveedores de los datos, que esta información de las estaciones no debe ser liberada al público y no puede determinarse qué países o información de estaciones fueron dados en confidencia ya que no se han llevado registros.”

Ellos están hablando de información obtenida por estaciones meteorológicas financiadas con dinero público. El cómo puede eso limitar su disponibilidad a quien la requiera es algo que imposible de comprender. Se trata de información meteorológica de manera que, ¿cuáles riesgos de seguridad nacional o estratégicos pueden estar comprometidos? Los proveedores de los datos son otras naciones que la suministran bajo los auspicios de la organización Meteorológica Internacional (OMM) que requiere una acceso abierto.

¿Hay algún derecho patentado o privado sobre la manera en que Jones ajustó los datos? Posiblemente, pero con seguridad eso está compensado por el hecho de que el trabajo científico debe estar disponible para testear y comprobar su validez por parte de otros científicos. Han sido los promotores del calentamiento global antropogénico quienes han abogado por la necesidad de la “revisión por los pares”, o “peer review”. Yo he hablado con frecuencia acerca de las dos responsabilidades de la investigación en ciencia del clima. Primero está la responsabilidad científica y Jones no la cumple al no revelar la manera en que los resultados se obtuvieron.

Luego está la responsabilidad social cuando uno hace públicos los descubrimientos científicos, y ellos se vuelven las bases para políticas. Jones falla en eso porque su clamado aumento de temperatura permanece siendo fundamental en el argumento del calentamiento global antropogénico.

Ahora existe más evidencia perturbadora de que la información original de Jones no soporta un examen. Uno de las ajustes más grandes que varía considerablemente de una estación a otra es la del efecto de “isla urbana de calor”. El IPCC se refiere a Jones et al. (1990) para su aseveración de que el sesgo n-climático debido a la urbanización es menos de una décima de la tendencia global.

En otras palabras, ellos rechazan lo que todo el mundo ha sabido durante mucho tiempo. Más importante, si las estaciones urbanas usadas dominan en el registro, la falsa señal de calentamiento se ve reforzada. Ahora Jones está admitiendo que el efecto urbano de calor es más grande de lo que él había usado para, por lo menos, China. Como lo expresa Warwick Hughes , “El calentamiento relacionado con las ciudades en China se lo muestra como de 0,1º C por década. Hey! Eso equivale a UN grado por siglo. ¡Enorme!”

El Daño Ha Sido Hecho

Si el efecto de “isla de calor urbano” es aún la mitad de este valor para el resto de las estaciones del mundo seleccionadas por Jones, entonces esta afirmación de un aumento de 0,6º C virtualmente desaparece. Y también desaparece la afirmación de que el CO2 producido por el hombre es la causa del calentamiento porque virtualmente no hay calentamiento durante el período post industrial. Podemos especular acerca de los motivos de Jones sin llegar a una respuesta, sin embargo podemos saber a qué parte del trabajo mundial perteneces.

Es más importante preguntar cómo y por qué Jones ha sido capaz de negar acceso a la información durante tanto tiempo. ¿Quién le puede exigir una rendición de cuentas? Un mundo amenazado por políticas energéti-cas draconianas e innecesarias a causa de su silencio debería obligarnos a hacer preguntas. También debe-mos rechazar sus afirmaciones y los informes del IPCC basados en sus descubrimientos porque no somos capaces de verificar los resultados con medidas científicas estándar.



El Dr. Timothy Ball es un renombrado consultor ambiental y antiguo profesor de climatología en la universidad de Winnipeg, El Dr. Ball emplea sus extensos antecedentes en climatología y otros campos como asesor en la International Climate Science Coalition, Friends of Science, y el Frontier Centre for Public Policy.



Grabe este artículo como PDF



Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:

Usted es el visitante No:
desde Diciembre 2006


Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

Click for Pilar Observatorio, Argentina Forecast

Locations of visitors to this page

Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

Speakeasy Speed Test

Free counter and web stats
¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?
Ranking entre sitios de la web


Usted es el visitante número

desde Noviembre 28, 2008
Vea aquí nuestras estadísticas


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?