Hora de Córdoba
PARTES - E-mail - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS - AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS

Comparados con el poder del Sol
somos una pulga en el lomo de un elefante

Por Anthony Watts
Marzo 25, 2009
Traducido de WattsUpWith That.com

Nota: Muchas personas me han enviado esto. Es un relato ficticio de lo que podría suceder si tenemos un gran evento solar como una gran Eyección de Masa de la Corona Solar directamente apuntada en dirección a la Tierra.


Representación artística de una EMCS. La Tierra está dibujada unas 10X más grande de su tamaño real, y la distancia entre la Tierra y el Sol no está obviamente a escala.

Dado que somos una sociedad verdaderamente eléctrica, el desastre que causaría sería monumental. Muy pocos sistemas son resistentes a eventos como este. Sería como un evento EMP (pulso electromagnético) pero a escala global.

Cuando la eyección alcance a la Tierra como una EMCSI (EMCS interplanetaria), perturbaría la magnetosfera terrestre, comprimiéndola en el lado iluminado del planeta y extendiendo su cola en el lado de la noche. Cuando la magnetosfera se reconecta en el lado oscuro, crea billones de watts de potencia que son dirigidos en dirección a la alta atmósfera terrestre. Este proceso puede causar auroras boreales extremadamente fuertes, también conocidas como las Luces del Norte, o "aurora borealis" (en el hemisferio norte), y en el hemisferio sur las Luces del Sur, o "auroras australis". Los eventos EMCS, junto con las fulguraciones solares, pueden perturbar las transmisiones de radio, causar apagones y pérdidas de la electricidad en las redes, y provocar daños en los satélites y líneas de transmisión de energía eléctrica.

Adiós a la sociedad moderna. Mientras que el sol está quieto ahora, no descontemos el potencial para que esto pueda suceder alguna vez. La probabilidad de suceda un evento de esa naturaleza es mucho más grande que el impacto de un asteroide. Si llegase a suceder, la única electrónica que quedaría funcionando serían las viejas válvulas o tubos de vacío de las radios, y los automóviles que no tienen algún tipo de computadora abordo. Los modelos 70 y 60 serán muy buscados -nada de electrónica, sólo electrome-cánica.

Anthony Watts



Alerta por Tormenta Espacial: 90 segundos para la catástrofe

De la revista The New Scientist
Por Michael Brooks
Marzo 23, 2009


Es medianoche del 22 de septiembre de 2012 y los cielos de Manhattan están llenos de una titilante cortina de luces coloridas. Pocos neoyorquinos han visto una aurora tan al sur como esta, pero su fascinación dura muy poco. En pocos segundos, las lamparillas eléctricas comienzan a reducir su brillo y a parpadear, luego se tor-nan inusualmente brillantes durante un segundo. Luego todas las luces del estado se apagan. En 90 segundos, toda la mitad oriental de los Estados Unidos están sin electricidad.

Un año más tarde y millones de norteamericanos han muerto y la infraestructura de la nación está hecha trizas. El Banco Mundial declara a los EEUU un país en "vías de desarrollo". Europa, Escandinaviam China y Japón están luchando para recuperarse del mismo desgraciado evento -una violenta tormenta en la super-ficie del sol, a 150 millones de kilómetros de la Tierra.

Suena ridículo. Seguramente el sol no podría crear una desastre tan profundo en la Tierra. Sin embargo, un extraordinario informe financiado por la NASA y emitido por la Academia Nacional de Ciencias de los EEUU (NAS) en enero de este año afirma que el sol podría hacer exactamente eso.

Durante las últimas décadas, las civilizaciones de Occidente estuvieron afanosamente sembrando la semilla de su propia destrucción. Nuestra manera moderna de vivir, basada en la tecnología, nos ha expuesto a todos inconcientemente a un peligro extraordinario: bolas de plasma expelidas de la superficie del sol podrían barrer con nuestras redes eléctricas con consecuencias catastróficas.

Las proyecciones de cuán catastrófico pueden ser, pone la piel de gallina. "Nos estamos acercando cada vez más aun posible desastre," dice Daniel Baker, un experto del tiempo de la Universidad de Colorado en Boulder, y presidente del comité de la NAS responsable del informe.

Es difícil de concebir al sol barriendo con una gran parte de nuestro duramente ganado progreso. Sin embargo, es posible. La superficie del sol es una masa hirviente de plasma -cargada con partículas de alta energía- algunas de las cuales escapan de la superficie y viajan a través del espacio como viento solar. De tiempo en tiempo, ese viento trae consigo una masa de miles de millones de toneladas de plasma, una bola de fuego conocida como "eyección de masa de la corona solar." (ver: "Cuando el Infierno Llega a la Tierra"). Si alguna de ellas llegase a impactar contra el escudo magnético de la Tierra las consecuencias serían realmente devastadoras.

La incursión de plasma en nuestra atmósfera causa rápidos cambios en la configuración del campo magné-tico de la Tierra que, a su vez, induce corrientes en los largos cables de las redes eléctricas de alta tensión. Las redes no han sido construidas para manejar este tipo de corriente eléctrica directa. El mayor peligro está en los transformadores de aumento y disminución voltaje usados para convertir la electricidad desde su voltaje inicial en las plantas generadoras a su voltaje útil para el usuario. El aumento de la corriente directa (CD) crea poderosos campos magnéticos que saturan al núcleo magnético de los transformadores. El resultado es una corriente desbocada en el cableado de cobre del transformador, que rápidamente se recalienta y se funde. Esto fue exactamente lo que sucedió en la provincia canadiense de Québec en Marzo de 1989, y seis millones de personas pasaron 9 horas sin electricidad. Pero las cosas podrían mucho peores que eso.

Peor que Katrina

El evento espacial más serio en la historia ocurrió en 1859. Es conocido como el evento Carrington, por el astrónomo aficionado inglés Richard Carrington, quien fue el primero en notar su causa: "dos parches de intensa y brillante luz blanca" emanando de un gran grupo de manchas del sol. El Evento Carrington com-prendió ocho días de tiempo espacial severo. Hay relatos de testigos de asombrosas auroras, aún en latitu-des ecuatoriales. Las redes mundiales de telégrafos experimentaron interrupciones severas, y los magne-tómetros Victorianos fueron lanzados fuera de sus escalas.

Aunque una erupción solar podría ser más poderosa, "no hemos encontrado un ejemplo de algo peor que un evento Carrington," dice James Green, director de la división planetaria de la NASA y un experto en los eventos de 1859. "Desde una perspectiva científica, esa sería una a las que querríamos sobrevivir." Sin embargo, el pronóstico del análisis de la NAS es que, gracias a nuestras habilidades tecnológicas, muchos de nosotros no lo haremos.

Hay dos problemas que enfrentar. El primero es la moderna red de electricidad, que está diseñada para operar a voltajes cada vez mayores en áreas cada vez más grandes. Aunque esto suministra una manera más eficiente de manejar las redes eléctricas, minimizando las pérdidas de energía y desperdicio a través de la superproducción, las hizo mucho más vulnerables al tiempo espacial. Las redes de elevada potencia actúan como unas antenas particularmente efectivas, canalizando enormes corrientes continuas a los transformadores de potencia.

El segundo problemas es la interdependencia de la red con los sistemas que mantienen nuestras vidas: tratamientos del agua y cloacas, infraestructuras de aprovisionamiento de supermercados, controles de las plantas generadoras de electricidad, mercados financieros, y muchos otros que se apoyan en la electricidad para funcionar. Pongan ambas cosas juntas y es claro que una repetición del Evento Carrington podría producir una catástrofe de la magnitud que el mundo no ha visto jamás. "Es lo opuesto a lo que usualmente pensamos de los desastres naturales," dice John Kappenman, un analista de la industria eléctrica en la Corporación Metatech de Goleta, California, y un asesor del comité de la NAS que produjo el informe. "Normalmente, las regiones menos desarrolladas de la Tierra son las más vulnerables, y no las altamente sofisticadas tecnológicamente regiones."

De acuerdo con el informe de la NAS, un severo evento espacial en los EEUU podría inducir corrientes de tierra que podrían dejar fuera de servicio a 300 transformadores calves en unos 90 segundos, cortando el suministro de electricidad a mas de 130 millones de personas. Desde ese momento el reloj comienza a correr para los Estados Unidos.

Lo primero en desaparecer -de manera inmediata para algunas personas- es el agua potable. Cualquiera que viva en un departamento en altura, donde el agua tiene que ser bombeada para elevarla, tendría el agua cortada al instante. Para el resto, el agua potable seguiría fluyendo de las cañerías por quizás medio día más. Sin electricidad para bombear el agua desde los reservorios, no hay más después de acabarse la que hay en las cañerías.

Simplemente no habrá transporte movido por la electricidad; no habrá trenes, ni subterráneos o en superficie. Nuestra cultura "justo-a-tiempo" de las redes de distribución puede representar el pináculo de la eficiencia, pero significa que los estantes de los supermercados se vaciarían con rapidez -los camiones que llevan las mercaderías podrían seguir funcionando hasta que sus tanques se vacíen, y como no hay electricidad para bombear más combustible desde los tanques subterráneos en las estaciones de gasolina.

Los generadores de respaldo funcionarían en lugares esenciales -pero sólo hasta que les termine el com-bustible. Para los hospitales, eso significa unas 72 horas de funcionamiento de los servicios básicos esen-ciales. Después de eso, no más servicios de salud.



Lea el artículo completo (en inglés), en: The New Scientist



Grabe este artículo como PDF



Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:

Usted es el visitante No:
desde Diciembre 2006


Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

Click for Pilar Observatorio, Argentina Forecast

Locations of visitors to this page

Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

Speakeasy Speed Test

Free counter and web stats
¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?
Ranking entre sitios de la web


Usted es el visitante número

desde Noviembre 28, 2008
Vea aquí nuestras estadísticas


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?