Temor por Malaria Debido a la
Planeada Prohibición del DDT
por Sarah Boseley, Corresponsal de Salud
The Guardian. (Inglaterra)
Agosto 30, 1999

Más de 350 de los más famosos expertos del mundo en malaria han firmado una carta abierta para protestar contra una prohibición global del insecticida DDT, que provocará la muerte de muchos millones de personas a causa de esta enfermedad en el Tercer Mundo.

Los 371 médicos, economistas de la salud y científicos –que incluyen a tres premios Nobel– advierten sobre las consecuencias si el Programa de las Naciones Unidas para el Ambiente prohibe al DDT junto a una serie de otros pesticidas conocidos como
"contaminantes orgánicos persistentes", en un tratado que se discutirá la próxima semana.

Impulsando la prohibición se encuentran grupos ecologistas, liderados por el
World Wide Fund for Nature (WWF) quien argumenta que se encontrarán las alternativas para combatir a la malaria antes de que la prohibición se haga efectiva en el año 2007. Asegura que esta fecha límite hará que las mentes se concentren en la solución.

Pero los especialistas dicen que los casos y las muertes ya se han multiplicado desde que el DDT fue prohibido en el mundo occidental en los años 70s, mientras que se presionó a los países en desarrollo para que no lo siguieran usando.

El DDT, rociado en el interior de las casas, es una manera barata y muy efectiva para combatir al mosquito cuya picadura desparrama la infección. Nada desarrollado hasta ahora funciona tan bien o es tan fácil de usar, aducen los expertos que firman la carta. Ellos lamentan el enfrentamiento entre expertos en salud y los ecologistas, diciendo que ellos también querrían deshacerse del DDT, pero no hasta que otras alternativas tan efectivas se hayan descubierto.

Los expertos en malaria aceptan que el DDT provoca daños ambientales, pero acusan al WWF de exagerar su peligro para los seres humanos. Aunque se encuentran restos del pesticida en la leche humana, segúnun solo estudio –y no dos como sostiene el WWF en su página web– sostiene que el DDT podría ser cancerígeno. Los otros seis estudios no encontraron evidencia de que el DDT estuviese implicado en el cáncer de mama.

El WWF dice estar más preocupado por los posibles efectos del DDT sobre el sistema inmunológico, basados en la evidencia de lo que el DDT causa sobre la vida silvestre y la lactancia en las mujeres.
"Mientras que es cierto que no conocemos hasta el último riesgo que existe por el uso del DDT, conocemos perfectamente bien cuál es el riesgo de la malaria –y en el balance final, la malaria es por lejos, mucho más mortal que lo peor que se pueda imaginar causado por el DDT", dijo Amir Attaran, director del Proyecto Malaria en Washington. Tanto él como la Malaria Foundation organizaron la Carta Abierta.

"No estamos enamorados del DDT. Pero la realidad es que, si tratamos de deshacernos del DDT sin garantizar primero que habrá la suficiente cantidad de fondos disponibles para descubrir alternativas, estaremos matando gente"... "Si los países occidentales quieren el beneficio ambiental de una prohibición del DDT, que paguen por ello. Ni Africa, Asia o América del Sud tienen la tecnología o el dinero para las investigaciones y la implementación de alternativas para el DDT. Los países ricos sí. El abogar por una prohibición del DDT mientras se niega la entrega de fondos para esas alternativas es obsceno".

Entre los eminentes especialistas en medicina tropical y especialistas en salud pública que han firmado la carta está Joshua Lederberg, un Premio Nobel en medicina que hace 30 años estuvo a favor de prohibir al DDT, pero siente ahora que la amenaza de la malaria hoy sobrepasa ampliamente cualquier mal proveniente del pesticida. También son firmantes de la carta abierta dos otros Premios Nobel en medicina, Peter Doherty y Ferid Murad, como también Wallace Peters, laureado con el Premio Internacional Rey Faisal, un experto en malaria de la Escuela de Londres de Higiene y Medicina Tropical.

Otros firmantes incluyen a Wen Kilama, director de la Red Africana de Ensayos de Vacunación, ex presidente de la Federación Mundial de Asociaciones de Salud Pública y jefe del grupo de expertos en DDT de la Organización Mundial de la Salud (OMS); Jeffery Sachs, profesor de Economía del Desarrollo en Harvard, y Mary Galinski, profesora de Parasitología en la Unviersidad de Emory, en Atlanta, Georgia, y presidente de la Fundación Malaria Internacional.

En su carta, los médicos y científicos dicen que, aunque están de acuerdo en que el DDT debería desaparecer algún día,
"también creemos que la vida humana no debería ser puesta en peligro al tratar de alcanzar esa meta. En nuestra visión, establecer un fecha límite para la erradicación del DDT –ya sea el año 2007 o cualquier otra fecha– impone un inaceptable peligro para la salud en los países con malaria".

Ellos propopnen una prohibición inmediata para su uso en la agricultura, que debería extenderse al control de la malaria sólo cuando los países occidentales hayan encontrado efectivas y posibles alternativas para su uso. El Profesor Kilama, con base en Tanzania, dice que, aunque el DDT es barato, aún es demasiado caro para la mayor parte del áfrica sub-Sahariana, donde la malaria es más mortal. Sostiene que son mínimas las posibilidades del mundo en desarrollo para encontrar otras alternativas y modos de controlar a la malaria.

Cris Curtis, una médica entomóloga de la London School of Hygiene and Tropical Medicine, dijo:
"El DDT es el insecticida más barato, y lo que presiento que ocurrirá es –como ha sucedido ya muchas veces– si no pueden usar DDT no sentirán que pueden costear su reemplazo, de modo que simplemente reducirán el área total que recibe el control del vector (el mosquito)". Ello ha sucedido en la India, que está reducuendo su uso del DDT, dijo, y en países de Latinoamérica.

El WWF insiste en que no hay peligro de que se pierdan vidas si se llega a un acuerdo sobre su prohibición para el año 2007. Clifton Curtis, director de su iniciativa global de químicos tóxicos dijo:
"Establecemos una fecha final como una meta motivacional. En nuestra opinión, si no se establece una meta no se consigue que los que toman las decisiones se concentren en poner los fondos en el desarrollo de las alternativas que son necesarias".





NOTA DE FAEC: El 12 de diciembre del año 2000, se llevó a cabo en Sudáfrica la reunión planeada para lograr la prohibición de la
"Docena Sucia", como se dió en llamar a los doce productos químicos más persistentes en el ambiente –entre los que estaba incluido el DDT. Felizmente, y por un extraño "ataque" de sentido común sufrido por la mayoría de los asistentes a las deliberaciones (ayudados con seguridad por la abundante evidencia científica de que el DDT no es un químico persistente ni peligroso para el ambiente, los animales o los seres humanos), la decisión final fue mantener el uso del DDT para combatir la malaria (y muchas otras enfermedades transmitidas por los mosquitos) hasta que se haya encontrado otra alternativa mejor. Pero vista la inocuidad del DDT, ¿cuál otra alternativa podría ser mejor? Quizás educar a los mosquitos y convencerlos que no deben picar a los seres humanos...


Volver a la Página Artículos
Volver a la Página Inicial

Usted es el visitante No.:

desde Julio de 2001
FastCounter by bCentral

Si quiere contribuir con nuestro trabajo ( sin enviar dinero! )
por favor haga click sobre los logos de más abajo, ¡Gracias!


300 MB Hosting, 300 Email Accounts only $7.50/mo.

Los "Terapin" almacenan miles de sus fotos digitales con facilidad
sin tarjetas de memorias costosas ni laptops! Vea aquí como funciona..!




Faster MP3 Burning

234x60 Consumer Headset Solution